Home > Toros > El ejemplo de Padilla

El ejemplo de Padilla

Pablo Casado Muriel

Recordarán ustedes que en octubre del año pasado España (aparte dejaremos a los antitaurinos, que además se convierten en antipersona deseando la muerte de un ser humano) se sobrecogía con la tremenda cornada que sufría Juan José Padilla en Zaragoza. Quien no siga de cerca la actualidad taurina no sabrá que han pasado tres meses muy duros para el diestro y su familia: depresiones, larguísimas operaciones, rehabilitación… Tres meses donde el torero ha demostrado también su fuerza y su coraje.
_

Juan José Padilla volverá a ponerse delante de un toro el 4 de marzo en Olivenza. Cinco meses después de otro que casi le arranca la cara de cuajo. Eso solo se define de una manera, o quizá de dos: torero, o mejor dicho, héroe.

Realmente no quiero hablar de toros, quiero hablar de su ejemplo. Seas o no aficionado a las corridas de toros, la imagen de Padilla saliendo del hospital, su lucha y su entrega por volver a hacer lo que él más ama, que es torear, debe servir de ejemplo para esta sociedad que sufre las cornadas más duras, las de la vida.

Hay quien dice que en 20 años se dirá: “macho, tienes más cojones que Padilla”.  Yo lo digo desde ya.¿Cuántas veces recibimos una noticia que nos tumba en cualquier ámbito? ¿Cuántas veces creemos que no damos para más, que la situación nos sobrepasa? En esas ocasiones, que son muchas, a alguno se le puede venir a la cabeza  la imagen de un jerezano con patillas y parche que en 5 meses sacó fuerzas del más profundo de los sufrimientos y consiguió volver a vestirse de luces, y no solo eso, entender que, como él dijo, “el sufrimiento es parte de la gloria”.

Noticias relacionadas: Volveré a ser el ciclón de Jerez (elmundo.es) y Juan José Padilla reaparecerá en la Feria de Olivenza el 4 de marzo (abc.es)

Continúa el camino...
Los toros: Bien de Interés Cultural
Los toros y la lengua castellana
Apoteosis tomasista en Nimes
¿Motivos para quejarnos? Motivos para unirnos

2 Responses

  1. Yo

    Aun si no proclamara su amor por el arte del toreo no existiría duda. Cómo abre con paso firme el texto y tan redondo lo cierra que son las mismas palabras las que parecen mecen entre capote y capote. ¡Enhorabuena!

    1. Pablo

      Creo que después de este derroche de sensibilidad y torería cedo la dirección de esta sección a “yo”.

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar