Home > Cine > «El cuento de la criada» ya lo he visto antes

«El cuento de la criada» ya lo he visto antes

Ficha técnica

Título: The Handmaids Tale (El cuento de la criada)

Directores: Reed Morano, Mike Barker

Guion: Bruce Miller, Ilene Chaiken (novela de Margaret Atwood)

Producción: Hulu

Fotografía: Colin Watkinson

Música: Adam Taylor

Reparto: Elisabeth Moss, Joseph Fiennes, Max Minghella, Yvonne Strahovski, Alexis Bledel…

Duración: 60’ (10 episodios)

País: Estados Unidos

Año: 2017

Jorge Velasco Fernández
@JorgeVF88


8 premios Emmy, que se dice pronto, 8 ha cosechado esta nueva serie que les presentamos, El cuento de la criada. La nueva serie de la productora Hulu que ha adaptado la novela de Margaret Atwood de mismo título y que Mike Barker, creador de la interesante Broadchurch –que próximamente reseñaremos en Hombre en camino–, ha llevado a la pequeña pantalla con un éxito rotundo.

La trama nos sitúa en un futuro apocalíptico y distópico, en Estados Unidos. Allí se ha instaurado una dictadura fundamentalista, la República de Gilead, y las mujeres fértiles han sido esclavizadas como sirvientas en casas de los gobernantes y miembros en favor del sistema no solo como criadas sino también como objetos de uso para el hombre de la casa con el fin de traer niños al mundo para favorecer el crecimiento del sistema. Los valores democráticos, de justicia, bien y progreso se han olvidado y todo gira en torno al líder.

Una de estas mujeres esclavizadas es June Osborne (Elisabeth Moss), quien ha terminado como concubina en la casa Waterford, para el cabeza Fred Waterford (Joseph Fiennes), ya que su mujer, Serena (Yvonne Strahovski) es estéril y no puede tener hijos. June buscará a lo largo de los capítulos recobrar su libertad y huir de este sistema de terror psicológico con apariencia de buenismo modélico en las formas.

criada

June buscará a lo largo de los capítulos recobrar su libertad y huir de este sistema de terror psicológico con apariencia de buenismo modélico en las formas.

La premisa es interesante, no les vamos a negar que la idea, al menos, está pensada para captar muchos adeptos. Sin embargo, no es un tema original, este cuento ya me lo han contado antes. Atwood creó una historia amparada en el régimen nazi imprimiéndole una capa de apariencia y pomposidad digna de vecindarios posh americanos tipo Orange County para narrar a modo de distopía un hecho real de mediados del siglo pasado: Las mujeres al servicio del sistema como instrumento. Una vuelta al pensamiento clásico y a la evidencia actual de la falta de valores que hacen de la humanidad personas muertas ónticamente faltos de un superhombre nietzscheano, o mejor, faltos de Dios.

En cuanto a técnica la serie está muy bien. Las interpretaciones son correctas y pese a que no hay actores de renombre, sí que son lo suficientemente conocidos en la televisión como para ser de reclamo. La ambientación también es muy curiosa. Sin embargo, el ritmo de las distopías siempre es lento, poético y, a veces, cargante. Al arriba firmante, un capítulo se le hace eterno, pese a que solo dura 60 minutos. Lo bueno de esta serie, que es agua fresca en el panorama serial. Lo malo, que una segunda temporada puede caer en la repetición y en la monotonía. Esperemos que no pase.

Continúa el camino...
«Dibujaron lo inevitable», Sostiene Pereira
Cien años de literatura a la sombra del Gulag (1917-2017)
Blancos contra rojos: la Guerra Civil rusa
«Asesinato en el Orient Express» descarrilado

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar