Home > Pensamiento > Periodistas

Periodistas

Pablo Casado Muriel
@pablo_casado

Contarle al mundo lo que ocurre en Siria. Esa era, y es, la misión de Javier Espinosa y Ricardo García, los periodistas españoles secuestrados por milicias islamistas en plena guerra civil. También la de Marc Marginedas, corresponsal de El periodico de Catalunya secuestrado desde principios de septiembre, y también la de los franceses Pierre Torres o Nicolas Henin. Y así hasta completar una lista de 18 periodistas internacionales que están retenidos por diferentes grupos terroristas en Siria. A ellos hay que sumarles otros 22 informadores locales que se encuentran en paradero desconocido.

Javier Espinosa y Ricardo García se dirigían a la frontera turca para abandonar el país sirio. Sin embargo, fueron capturados por miembros del ISIS, un movimiento terrorista muy próximo a Al-Qaeda. El silencio informativo hasta esta semana tenía como fin intentar contactar de manera discreta con los captores para negociar su puesta en libertad. Como en el caso de Marginedas, la falta de información ha llevado a El Mundo, periódico para el que trabaja Espinosa a publicar la noticia que nadie quería publicar.

Javier Espinosa y Ricardo García

A pesar de la importancia que tiene la figura del periodista en el conflicto sirio, algunos grupos rebeldes llevan a cabo secuestros como éste considerando a los informadores aliados del gobierno.

El Comité para la Protección de los Periodistas de Nueva York informa de al menos 30 secuestrados o desaparecidos, y de 52 muertos desde el comienzo de la guerra civil en 2011. Reporteros Sin Fronteras incluye a todos los informadores y aumenta a 60, como mínimo, los detenidos o secuestrados y a 110 el número de compañeros muertos.

En la actualidad hay más de 300 periodistas en todo el mundo en prisión por informar, la mayoría en cárceles de países dictatoriales o autoritarios, como China, Irán, Eritrea o Vietnam. Según Reporteros Sin Fronteras, muchos de los periodistas presos no han tenido acusaciones formales ni juicios previos, y algunos llevan más de 10 años entre rejas, algunos torturados, sin poder ver a sus familias ni tener contacto alguno con el exterior.

A pesar de ser objetivo de terroristas y gobiernos opresores, no faltarán hombres y mujeres dispuestos a jugarse la vida para contar tragedias e injusticias. A pesar de ser objetivo de terroristas y gobiernos opresores, no faltarán en Siria, ni en otros lugares del mundo, periodistas.

Continúa el camino...
Gino Bartali, el ciclista que salvó mil vidas y evitó una guerra
Miguel de Cervantes: honores al príncipe de las letras españolas
Hamlet
Hamlet: la valentía del ser o no ser
Graphiclassic: por el bien de la literatura

1 Response

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar