Home > Pensamiento > Las bombas y la oración

Las bombas y la oración

 

[col2]

Damos gracias porque, a pesar de la escasa afluencia de gente cerca de las dos de la tarde en la Basílica del Pilar, la bomba casera que hizo explosión ayer en la nave central no encontrara nadie a su lado encomendándose a Dios; que las heridas causadas a una feligresa en el tímpano sean leves, y que ninguno de los niños que la mañana de ayer visitaba el templo se despistara en su recorrido y se desviara hacia el lugar de la detonación también son motivos para dar gracias.

Rememoramos el intento fallido de atentado en la catedral de La Almudena en Madrid a principios de año. Aquel 7 de febrero el artefacto era de mayor potencia, 1200 gramos de explosivo, nada que ver con el camping gas de ayer, pero la policía ha confirmado que se trata del mismo “modus operandi” y el denominado “Comando Insurreccional Mateo Morral” ya ha reivindicado su autoría.

[/col2]

[col2]

Por la ideología subyacente en este grupo anarquista es difícil no rememorar también los tiempos más oscuros, aciagos e infelices de este país, que comenzaron a fraguarse a comienzos de la década de los 30 con la quema de iglesias y profanación de monasterios y conventos, y que desembocaron, aunque por motivos ya políticos, en una Guerra Civil y su terrorífica espiral de violencia.

La basílica del Pilar ha restaurado el culto religioso esta misma mañana, reabriendo sus puertas al amor, que no teme a los enemigos, pero sí los bendice y ora por ellos en esos mismos bancos que son objeto de su odio.

[/col2]

4 Responses

  1. Ricardo

    Sin dejar de lamentar tan deleznable episodio, por fortuna sin victimas me parece parcial e históricamente cuestionable que el origen de nuestra guerra civil se atribuya aunque indirectamente a motivos distintos del levantamiento en armas del militar Francisco Franco contra el gobierno democrático de la epoca

  2. Cualquier escalada a los extremos de la violencia (como el punto álgido en la misma que representa una guerra) viene precedida de una intensa espiral creciente de inquinas con años de preparación. El odio interno generado en la España del 36 llevaba años fraguándose.

    Hemos citado el anticlericalismo porque viene al caso del tema tratado. Aunque somos conscientes de que muchos otros aspectos influyeron en la preparación de la conflagración, el formato de texto presentado arriba, un editorial, no es un escrito científico-histórico, sino un comentario breve de actualidad, en este caso de condena a los hechos ocurridos en Zaragoza, sin más pretensiones.

    En cualquier caso, pienso que también es, más que “históricamente”, humanamente cuestionable el carácter democrático de una sociedad española como la de entonces, en la que hermanos, me da igual de qué bando, se abocan año tras año por la violencia hasta conseguir matarse unos a otros. Pero cuestionable o no, lo cierto es que da exactamente igual de qué forma de gobierno hablemos. La teoría política es suficientemente clara al señalar que cuando un gobierno pierde su autoridad (como la perdió la República) es exigible un cambio político, sea una democracia, una dictadura o cualquier otra. Aunque no coincida con su elogio y justificación del franquismo, este último punto ha sido genialmente tratado por Álvaro d’Ors en “La violencia y el orden”.

  3. Ricardo

    Creo, que en modo alguno se puede admitir como exigible una dictadura (hasta en las “salvadoras necesarias coyunturales” al dictador le gusta quedarse en el puesto) en tanto en cuenta que bajo ella solo se puede levantar la cabeza para asentir y obedecer lo cual limita terriblemente a una sociedad constreñida y atemorizada. Cuando además permanece largamente en el tiempo los daños y el retraso son inconmensurables.

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar