Home > Música > Bruce Springsteen > Una década sombría

Una década sombría

Jorge Velasco Fernández
@JorgeVF88

Convertido ya en una estrella mundial del rock, Springsteen seguía su carrera en la década de los 90 con pasos muy discretos. En esos diez años lanzó al mercado tres discos que apenas tuvieron repercusión: dos álbumes conjuntos, Human Touch y Lucky Town, en 1992 y un excelente pero poco reconocido The Ghost of Tom Joad en 1995, el cual está basado en el libro Las uvas de la ira de John Steinbeck. Destaca el tema que da título al disco y la sensacional Youngstown, la cual suele tocar en directo junto a Murder incorporated, un descarte del Born in the U.S.A. que introdujo en del disco Greatest Hits de 1994.

Quizás, lo más destacado en esta década fue su matrimonio en 1991 con su corista Patti Scialfa, con la que tiene tres hijos: Evan James, Jessica Rae y Sam Ryan; y el Oscar de la Academia de cine americano por su canción Streets of Philadelphia, incluída en la banda sonora de la película Philadelphia dirigida en 1993 por Jonathan Demme y que también fue galardonada con el oscar a mejor actor para Tom Hanks. Fue esa  noche cuando Bruce fue felicitado por  fin por su padre: “Hijo, tienes razón, sirves para la música”. También entró a formar parte del salón de la fama de la música. Como ven, no todo fueron fracasos en la vida de Bruce, consiguió el éxito a un nivel mucho más personal que comercial.

Por lo demás la década fue extraña, desde 1995 no publica nada. ¿Estaba el Boss acabado? ¿Se había quedado sin ideas? Es probable, pero su resurgir le llega en 1999, cuando sus amigos Steve Van Zandt y Clarence Cleemons le llamaron y le dijeron: “Bruce, ¿por qué no hacemos una gira mundial a modo de reunión de viejos amigos?”. Bruce no lo dudó y junto a su banda de la calle E recorrieron el mundo llenando todos los lugares. La gira terminó en el Madison Square Garden de Nueva York con lleno de los de ‘no hay entradas’ diez noches seguidas.

Bruce Springsteen canta junto a Steven Van Zandt

Durante esta gira presentó tres grandes temas Trapped, Land of hope and dreams para mí la mejor canción que ha hecho, que poco a poco ha ido calando en los fans de Springsteen, tanto que la tienen elevada a himno y canción referencia del cantante de Nueva Jersey; y Amercian Skin (41Shots) sobre el tema del racismo. Per aun así, el Jefe no volvió a sacar un disco, parecía su fin, realmente muy pocos ya le auguraban un buen porvenir musical. ¿Qué le pasaba a Bruce?

Es triste decirlo, pero la desgracia del 11-S fue su inspiración para sacar una nueva obra, The Rising, con él regresaba el mejor Bruce y el más comprometido. A raíz de este nuevo disco arrancó una nueva gira mundial que dio comienzo en el Palacio de San Jorge en Barcelona, en aquella noche mágica, todos sus acólitos, los que tenían esperanza junto con los que ya no esperaban nada de él, vivieron el resurgir del rockero americano. Tras The Rising le siguieron obras menores, de nuevo muy comprometidas con el pueblo americano, que volvieron a sembrar el pánico entre sus fans. Bruce volvía a su segundo periodo de oscuridad musical.

¿Cómo se superan los fracasos?  Eso lo dejamos para la próxima semana…

Monográfico Bruce Springsteen - HV

Continúa el camino...
La belleza desarmada: solución a los problemas del hombre
Falcó: en tiempos de guerra…
Ignacio de Loyola: guerrero al servicio del Señor
‘Z. La ciudad perdida’: un viaje intelectual hacia el asombro

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar