Home > Música > ¿Quién es el chico tan raro con el que vas?

¿Quién es el chico tan raro con el que vas?

Háganse esta pregunta de más arriba cuando se encuentren en la vida a un tipo como el que hoy les presentamos, un artista de los pies a la cabeza.

Jorge Velasco Fernández
@JorgeVF88


No tiene una gran voz, no es el artista modelo y su visión de la realidad no es políticamente correcta para todo aquel que comulgue con la política actual. Pero sí tiene carácter, buena talla, fuerte presencia, ideas claras, es leal, es feo, es fuerte y es formal. Les hablo de José María Sanz Beltrán, ¿qué no saben quién es? Quizá le conozcan más por el mote que le puso en su día, en el colegio, Juan Antonio San Epifanio “Epi”: el Loco, “Loquillo”.

Loquillo

De sobra, estoy seguro, que conocen la carrera de este artista natural de Barcelona, español y que ama Madrid para sus conciertos, pero que vive en San Sebastián, por ello, no voy a detenerme a elogiarle en el ámbito musical. Estas líneas se las quiero dedicar tras haber visionado la entrevista que en su día le hizo el political incorretness Risto Mejide en su programa Viajando con Chester. En este breve encuentro, Loquillo pone todo el panorama español patas arriba. Habla de la música, de la importancia y necesidad de artistas buenos, que quieren comerse el mundo con su inexperiencia, letras comprometidas y ganas de ligar, porque esos son los que perdurarán, no los productos de usar y tirar para quinceañeras en pavo y celo a flor de piel cuyas letras ni siquiera entienden ni saben transmitir, y que muchas de ellas, solo son degenerativas para el público al que se publicitan. Así nos va dice el loco.

Por eso va de negro, impecable, con su tupé perfecto, ya cano, pero denotando elegancia, calidad y rock ‘n’ roll. Para demostrar el grado de amor a un arte en decadencia por productos de mala calidad. Y para demostrar que lo bueno perdura y mejora con el tiempo. El artista bueno ahora vive del directo, y él lo hace, ¿quién puede presumir de esto con facilidad?

 En materia política es un tipo sensato, y eso, en su provincia natal, no parece que siente muy bien. En temas éticos, como el aborto, es firme, se está yendo por el mal camino, así no, y no le importa que todo su pensamiento no guste a unos cuantos, porque Loquillo es un hombre que tiene cosas que decir. Si no removiese a nadie con sus palabras es que no serían buenas.

Por todo esto, desde Hombre en camino queremos apoyar a este tipo de artistas. Porque su forma de ser, de comportarse es la propia de un artista, de un gran tipo. Una persona coherente, creyente, fiel, y que canta al valor para poder caminar montado en un Cadillac solitario lleno de metáforas que muy pocos han sabido entender, porque no es una mera canción de amor, sino todo lo contrario. Estos artistas son los que merecen la pena, los que cantan porque tienen algo que contar, no algo que vender, ni un pelotazo que dar para darse a conocer un verano y desaparecer al siguiente.

¿Quién es el chico tan raro con el que vas? Dicen unos versos de El ritmo de garaje, pues ese chico es un hombre como Dios manda.

Continúa el camino...
Poldark, un caballo ganador
Trece razones que apelan al sentimiento y no a la cordura
Hiddleston, el Infiltrado en casa de Laurie
Nolan, el pintor de batallas

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar