Home > Música > Motorama en Charada

Motorama en Charada

Carlos Maroto Pla
@blacknoveau

Motorama visitó Madrid por segunda vez en tres meses. Los rusos se encuentran inmersos en la presentación de su notable último álbum, Calendar y parece que finalizando un dilatado tour que les ha llevado de viaje por toda Europa en el último año. No quisieron perderse la oportunidad de volver a visitar la capital, así como dos fechas más cerradas en nuestras tierras: Bilbao y Barcelona.

La cita fue en Charada, local del centro de Madrid. Una entrada bastante solvente y mucha expectación, una fauna asistente muy variada, desde gente más random a modernos, advenedizos y casuales. Acerca de las diez aparecieron los rusos, con perfecto porte y mejor sonido comandados por un Vlad Parshin con la guitarra a la altura de los sobacos en una curiosa mezcla entre Ian Curtis y Paul Banks en clave soviética. La banda estuvo entregada desde el primer momento; no hubo atisbos de frialdad en la entrega de los rusos y se encargaron de tocar Calendar en sus mejores fases, desde To The South a White Light pasando por Rose In the Vase, sin olvidarse de Alps, su álbum anterior, así como sus EP’s.
Motorama en Charada | Foto: Virginia Miner Ramos
Un concierto vibrante y energético en donde el post-punk naturalista y honesto de los rusos brilló entre hermosos punteos de guitarra y bajos punzantes, con la voz de Vlad desprovisto de ese efecto catedral en eco debido a un problema en la mesa de mezclas. Hasta dos veces tuvo el rapado vocalista que pedir al técnico de sonido ese “cathedral voice” que nunca acabó de llegar. Pese a estos pequeños desperfectos técnicos, el concierto no quedó en ningún momento deslucido a raíz del buen hacer y la tremenda intensidad en directo de la banda, con ciertos toques de agresividad y noise que recordaban que Motorama, a parte de ser un grupo de post-punk, tienen adrenalina y un trasfondo hardcore que siempre ha estado ahí. El final con Vlad aporreando la batería y dando alaridos, para el recuerdo.
 
Gran concierto. La mejor banda de Rusia, solo infravalorada por no ser de NYC o Londres. Probablemente también la mejor de toda Europa Oriental, con una propuesta sólida, con personalidad y de una sobrecogedora belleza; con un aura que sólo desprenden las bandas de culto, Motorama se encuentra en uno de los momentos más dulces de su carrera, y repartieron ese brillo entre los que el sábado noche abarrotábamos Charada.
Continúa el camino...
Zola Jesus, entre el blanco y el negro
Tu risa cansada
Wild Beasts y el renacimiento
Y por fin, Interpol

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar