Home > Música > Jazz > Los salmos de Coltrane

Los salmos de Coltrane

Fernando Bonete Vizcaino
@ferbovi


La historia del jazz es una historia de la música, una historia del arte, acelerada. Desde los orígenes rituales del blues hasta el free jazz, el género ha experimentado, como la música clásica, la formación y destrucción del lenguaje armónico y melódico, pero en apenas un siglo.

La historia de Coltrane, como la del jazz, es una historia de la música igualmente acelerada. Desde sus orígenes hasta el mismo free jazz de sus últimos días, John experimentó con el género desde lo tonal y hacia lo atonal, pero en apenas 40 años.

John Coltrane

Sin embargo, aquello que hace de John Coltrane un músico verdaderamente especial y único en la historia del jazz no es esta evolución, llevada a cabo también por muchos otros que incluso le antecedieron; tampoco las cualidades etnológicas y raciales señaladas en su música, una atribución que, en cualquier caso, me parece más que discutible. No, aquello que hace de Coltrane un saxofonista excepcional es una plegaria. La creación de este agradecimiento a Dios fue presentada en cuatro movimientos en un álbum determinante para su carrera y su propia vida. A Love Supreme (1964), interpretado y grabado en circunstancias excepcionales para el artista, en sus últimos años de vida y tras una fuerte crisis existencial, marcó desde su ejecución toda la obra de Coltrane. El propio saxofonista compuso una oración cuya letra puede ser recitada mientras se escucha Psalm, el último de sus movimientos y ofrenda final.

[youtube width=”600″ height=”365″ video_id=”8kOu61AtFVk”]

El diálogo con Dios había comenzado, de hecho, tres años antes, en 1961. El directo de Live at the Village Vanguard nos deja un Spiritual con un parecido a Psalm muy revelador de las inquietudes del músico…

Pero no es la única presencia de lo espiritual en Coltrane. Acknowledgement, primero de los movimientos de A Love Supreme, fue citado más tarde, en 1966, durante un concierto ofrecido por Coltrane en Japón que quedaría inmortalizado en la grabación Concert in Japan (1973), lanzada años después de su fallecimiento. La deformación del lenguaje jazzístico de Coltrane comienza por estos años a ofrecer nuevos impulsos a su obra, ya totalmente inmersa en las libertades del free jazzAcknowledgenment, expuesto de modo incompleto y mecido por una suerte de balada, apenas es perceptible al comienzo de Peace on Earth, pero intuimos su presencia, como una continua letanía en la música del saxofonista, mantenida durante más de una hora de actuación. Comparemos ambas:

Todavía quedaba a John una última oportunidad de rezar a Dios. El álbum definitivo y póstumo del artista, Expression (1967), grabado el mismo año de su muerte, contiene de nuevo la plegaria en el tema central que le da nombre. Como en Concert in Japan, poco queda, el principio tan solo, de aquel Acknowledgement inicial.

http://www.youtube.com/watch?v=2ME5bUwmEqs

Es la culminación del bello y estremecedor presagio de la muerte que acompañó al artista desde 1961. Con una necesidad imperiosa, el saxofonista recorre el camino de la experimentación, fruto del propio desgarro de su vida, siempre acompañado de la oración. El salmo, la última despedida de Coltrane. 

Continúa el camino...
Breve historia de todos los que han vivido: la genética que nos une
‘Yo no soy mi cerebro’: pensar en cómo pensamos
Ángel Herrera Oria: 90 años de estudios periodísticos
Pandolfi, phantasticus

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar