Home > Música > El artista que canta al amor

El artista que canta al amor

Jorge Velasco Fernández
@JorgeVF88

Pocas veces miramos hacia el interior de nuestro país para destacar a grandes artistas. En este caso vamos a hacerlo porque la celebritie lo merece. Si uno se para a mirar el panorama musical español podemos pensar que estamos muy bien, pero grandes hay muy pocos: Fito, Carlos Goñi, Iván Ferreiro… y Mikel Erentxun, el genio al que destacamos en estas líneas.

Supongo que muy pocos sabrán que este músico vasco, ¿vasco? Mmm… sí, digamos que sí, aunque es de Caracas (Venezuela) ha vivido casi toda su vida en Donosti, tiene una titulación académica. Es arquitecto, qué curioso. También ejerce la poesía, y es compositor para otros artistas. Suyo era el tema de cabecera de la serie de Los Serrano, que entonaba Fran Perea. Pero también es reseñable que ha trabajado para pesos pesados como Loquillo, La oreja de Van Gogh, etc. Y que ha colaborado con grandes artistas como Revólver, Bunbury, Iván Ferreiro, Leiva… puestos a pedir ya sólo me queda poder disfrutar de algún tema en común con Fito, con Loquillo y con Xoel. Solo espero que sea más bien pronto que tarde.

mikel_erentxun

Desde este reducto que es Homo Viator nos gusta reseñar a todo gran artista y Mikel lo es. Desde que comenzó hace ya más de 30 años con Duncan Dhu y desde  1996 en solitario, este cantautor no para, no deja de cantarle al amor en cada disco. No se cansa de contar historias bonitas, de desengaño, pero todas con el mismo denominador común, el amor. El amor en todos los niveles (amistad, pareja, perdón, la vida…). Además, cada tema es un poema, una oda donde no hay cabida para los ripios malabares que diría el gran Joaquín (Sabina). De esta guisa tenemos canciones como Mañana, A un minuto de ti, Cartas de amor (cuando no hay amor), En el sur, Marcos y Nerea, Tu nombre en los labios…

Y lo que hace distinto a este artista de la mayoría, es que sus canciones perduran. Y cuando un tema perdura solo puede ser por un motivo, es una obra de arte, una maravilla que da gusto escuchar una y otra vez, que no pasa de moda, que no cansa, sino que transmite, llega, identifica sentimientos, y eso, le depara seguidores, hombres fieles enamorados de un estilo único. Esto es lo que hace a Mikel, distinto al resto de músicos.  Por eso gustan las letras del señor Erentxun.

Además, sus directos son impecables, uno disfruta de la música gracias a este tipo de artistas. Porque Mikel en sus conciertos se deja la piel, se deja la voz, y se deja una parte de él en cada uno de los que le han ido a ver. Nadie sale igual que como entró, le han tocado el corazón. Mikel toca el corazón al desprender humildad, bondad, compañerismo, destreza en la composición de los temas, buena puesta en escena, y rock & roll, qué más quieren. La música decente, solo puede ser de esta manera.

Continúa el camino...
Ignacio de Loyola: guerrero al servicio del Señor
‘Z. La ciudad perdida’: un viaje intelectual hacia el asombro
El héroe de las mil caras: psicoanálisis del mito
La Bella y la Bestia: a la sombra del original

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar