Home > Miscelánea > Silencio de redonda

Silencio de redonda

Nacho Álvarez O’Dogherty

No dejo de asombrarme por la forma en que cambian las cosas sin darnos siquiera cuenta de ello. Neil Postman afirmaba con vehemencia que una cultura podía conocerse en función de sus medios de conversación, muy en consonancia con la idea de que el medio es el mensaje que propugnaba McLuhan. ¿Tendrían razón? Lo cierto es que es evidente que en una conversación, un diálogo, son tan importantes la palabra como el silencio. Un diálogo pasa a ser disputa si el silencio no cede, no vence en uno para acoger al otro. Sin esto no puede haber una confrontación de ideas, un verdadero debate. Tanto hablamos de alteridad, de lo otro, del ello, y sin embargo no callamos. Hoy estamos más activos que quietos e, incluso cuando callamos, no estamos en silencio, hibernamos o nos ponemos en suspensión… ¡tal y como lo hacen las máquinas! Es un aspecto que tan afamados comunicólogos obvian. No sólo una cultura se conocerá en función de sus medios de expresión, como dice Postman, sino también en función de sus formas de retiro, de silencio. Nada hay más preciso y menos justo.

El silencio es, como digo, un acoger, un dejarse hacer por otra cosa, por una palabra. Callar es muy personal y el silencio es allí donde se cuece la cultura, el lugar en el que se aloja lo más íntimo, lo más radical de un ser, su yo irreductible. Sin silencio no somos y sólo en él nos completamos.

Esta sencilla premisa podría resolver muchos de los debates culturales. Desde luego que hoy somos la cultura del non-stop, de lo inmediato, del todo aquí y ahora. Es únicamente nuestra generación la que nos ahoga en un mar de debates de todo palo y color, la que grita y ensordece en sus miles propuestas. La que hace y organiza, etiqueta y clasifica, la que mueve y controla. Por esto somos incultos y por esto seremos esclavos sin remedio. El silencio es creador y sólo en él puede cocerse, gestarse, lo verdaderamente revolucionario.

¿No será que la cultura es en cierto modo una especie de callada rebeldía? ¿No se distinguirá mejor un pueblo, una cultura, por la posibilidad de sus silencios? 

Continúa el camino...
Danton

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar