Home > Miscelánea > Las manifestaciones

Las manifestaciones

Pablo Casado Muriel

El día 25 de septiembre se produjo una nueva manifestación contra todo en España. Contra los recortes, los políticos, el sistema, la falta de trabajo…

Defiendo a ultranza el derecho de todo ciudadano a manifestarse, y más en los tiempos que corren, pero creo que lo que pasa en España, y más concretamente en Madrid, en las manifestaciones tras el 15M, requiere de una reflexión profunda, sin demagogia y, por supuesto, sin ningún tipo de matiz partidista.

Desde sus primeros momentos, el movimiento 15M carga con el pesado lastre que suponen los grupos parásitos que se hacen fuertes junto a él. Hablar de manifestaciones de un tiempo a esta parte es hablar de cargas policiales, y lo peor de todo es que se habla de ello antes de que se produzcan.

Me parece que ir a manifestarse con la cara tapada es un verdadero sinsentido, aunque, desde luego, el ciudadano que se presenta así a una manifestación sabe a lo que va… a repartir los mayores palos posibles.

La cara tapada es un síntoma, los insultos continuos y provocaciones a la policía son otra. En las imágenes que mostraba El País desde el Congreso he podido ver un pequeño grupo de 20-30 ciudadanos parapetados tras las tapas de contenedores de basura y con palos azuzando a la policía. Como su labor les obliga, han respondido a las provocaciones y se han desatado las cargas. Ya tenemos fotos y vídeos para hacer toda la demagogia que queramos.

Con esto no quiero defender la brutalidad policial, lo que pretendo es hacer entrar en razón a todos aquellos que piensan que en estas manifestaciones solo acuden santos a los que la policía golpea por puro placer.

Por último, una breve reflexión sobre estos movimientos en general. El Congreso de los Diputados no representa a la totalidad de la ciudadanía española, pero sí a un mayor número de personas que las presentes en la manifestación que a la puerta se formaba. No es opinión, son datos de participación y asistencia a las elecciones. Las redes sociales como Twitter han creado la idea de que lo que allí se comenta o se convierte en TT es la realidad española, es la voz del pueblo.

Repito, no quiero abrir debates partidistas, ni sobre el funcionamiento del sistema. Lo único que pido es que la gente abra los ojos y observe la realidad como es, sin gafas de ningún tipo. Estamos más, pero por el camino que llevamos, iremos a peor.

PD: discúlpenme que no les haya hablado de toros.
PD2: hablando de libertades, esta semana se ha cumplido un año de la última corrida de toros en Cataluña. 

Continúa el camino...
Gino Bartali, el ciclista que salvó mil vidas y evitó una guerra
Miguel de Cervantes: honores al príncipe de las letras españolas
Hamlet
Hamlet: la valentía del ser o no ser
Graphiclassic: por el bien de la literatura

2 Responses

  1. Arthur

    La cuestión no debe ser vista igual que hace cinco o diez años. Creo que vivimos en una paradoja continuada. Un sistema basado en la especulación financiera (puramente ficticia y parcial), que ofrece una libertad relativa ( leyes coactivas, educación , etc…), basado en unos valores morales inexistentes, ridículos, que obedecen a la dictadura del dinero y de los medios de comunicación. No cabe duda que el sistema está en ruinas. Probablemente asistamos a un cambio social importante en la historia. El método para elegir a los representantes es una vergüenza , una hipocresía desbaratada.
    Toca cambiar. El problema es que en este país todo se asocia a dos gilipolleces : izquierda o derecha. Es el gran fallo. La manifestación a favor de la libertad, de la paz, del hombre en definitiva…Les falta una base sólida , con ideología claramente pero respetando la libertad .
    Lo de los políticos es una puta verguenza. Igual que lo de la televisión, los periódicos, los colegios, los sindicatos,………….La policía también es una verguenza. Si quieren apoyar la globalización, el relativismo, el “todo vale” luego no pueden censurar. Ese es el gran problema.

  2. Pablo

    La verdad es que estoy de acuerdo en casi todo lo que comenta Arthur.
    La crisis económica ha encendido la mecha pero llevamos sumidos en una grave crisis de valores desde hace muchos años.
    El sistema político es mejorable, por supuesto, y la casta de dirigentes mucho más.
    Mi artículo tan solo tiene como fin el poner un poco de cordura ante la demagogia que hace pensar que la policia se pone a repartir por gusto.
    Como digo en el art. No opino sobre el fin de la manifestación, tan solo quiero mostrar como grupos radicales y violentos aprovechan todas las concentraciones post 15M para generar una violencia que les permite mostrarse como “mártires” y así poder difundir sus ideas.

    También creo, como expreso en el artículo, que el 15M y sus sucesores son la representación del conjunto de los españoles, pero esa es harina de otro costal.

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar