Home > Libros > Yo confieso

Yo confieso

Fernando Bonete Vizcaino

A capite usque ad calcem. Confiteor. Confieso, de la cabeza hasta los pies. Lo confieso todo. O casi todo. O parte. Porque es imposible tener conciencia absoluta de todo el mal que generamos, que es infinito, que es inabarcable, y que forma parte de un plan marcado por el azar, por la casualidad, y que nos oprime por ser incomprensible, tanto en su origen como en su existir.

Yo confieso de Jaume Cabré es el relato o la autobiografía ficticia (o ambas cosas) epistolares de una vida culpable que asume su responsabilidad desde una perspectiva completamente existencial. La expresión de la inexistencia de Dios, cuya esencia se hace inexplicable por permitir el mal en el mundo. Cuestión esta, la teodicea, que empapa cada reflexión de esta obra de Cabré que se sumerge en las profundidades históricas de Europa para desvelar lo malévolo de cada época y la continuidad de todas por su presencia inextinguible. La culpa que generan nuestros actos y su recuerdo persigue a cada uno de los personajes hasta el punto de conducirles al arrepentimiento máximo: el de haber nacido.

Un devenir vital que se adivina como cruel viaje a la nada; inevitable, inexorable. El tono imperante en Yo confieso es el existencialismo más arraigado, suavizado solo por la salvación que supone el arte, en concreto la música, la más grande de las musas para Cabré. Gracias a la propia experiencia personal que el autor tuvo del violín, esta novela es una de las pocas obras literarias actuales que consigue presentarnos y desarrollar correctamente el vocabulario musical y desvelarnos la esencia verdadera del arte. Y del arte al amor, otra forma de sustraerse, otro arte en cuanto comparte su trascendencia. El amor, que al fin de cuentas vuelve a ser recuerdo de nuestra insignificancia.

A pesar de esta interpretación en clave existencialista y del tratamiento que da a la Iglesia (que llega a caer en el reduccionismo a falta de un conocimiento certero de su magisterio, sirva como ejemplo la comparación con el nazismo); a pesar de que su entonación pesimista no convenza a todos, Yo confieso es ya una de las grandes obras literarias no solo de la literatura catalana y española, sino universal. Con una identidad y estilo únicos (aunque pueda contar, tal vez, con la influencia y referencia de la literatura experimental de los 70 en sus constantes cambios espacio-temporales súbitos), Jaume Cabré enlaza vida y literatura, la razón de ser de ambas, en una magnífica y especial simbiosis narrativa.

Relacionados:
Entrevista digital de los lectores a Jaume Cabré en elpais.com
Reseña de la novela en elcultural.es
Miradas 2 realiza una breve entrevista al autor a raíz de Yo confieso

_____________________
– Otras lecturas recomendadas en nuestra sección de Libros.

Continúa el camino...
La belleza desarmada: solución a los problemas del hombre
Lo que no está escrito
Las “impresiones irlandesas” de Chesterton
El Movimiento de Oxford y J.H. Newman

8 Responses

  1. Me parece muy interesante!! me lo apunto para cogérmelo y leérmelo… Ahora que estamos con las clases metafísicas, a una le remueve la conciencia para acercarse al transfondo de la propia naturaleza humana… Gracias por el apunte de este libro 🙂

    1. Me alegro de que te haya parecido interesante Marta, aunque ya te aviso de que es un libro duro, sobre todo en su última parte, destructivo por la soledad final a la que se ve abocada el ser humano, que según “Yo confieso” no tiene nada a lo que aferrarse después de lo vivido.

  2. Me parece muy interesante!! me lo apunto para cogérmelo y leérmelo… Ahora que estamos con las clases metafísicas, a una le remueve la conciencia para acercarse al transfondo de la propia naturaleza humana… Gracias por el apunte de este libro 🙂

    1. Me alegro de que te haya parecido interesante Marta, aunque ya te aviso de que es un libro duro, sobre todo en su última parte, destructivo por la soledad final a la que se ve abocada el ser humano, que según “Yo confieso” no tiene nada a lo que aferrarse después de lo vivido.

  3. Leire Kortabarria

    Enhorabuena por la reseña, me ha parecido muy bien hecha. En cuanto al libro… probablemente será tan bueno como decís, pero ya sé de antemano que, por su tono, no va a ser de mi agrado.
    Un saludo 🙂

  4. MR

    (Spoilers)

    Dijo Orson Wells: “If you want a happy ending, that depends, of course, on where you stop your story”. Esta sería una historia muy diferente si, por ejemplo, acabara con la vuelta de Sara, si dejara al lector imaginar el futuro que les espera juntos, ofreciendo como lección que si perseveras, si esperas, conseguirás lo que quieres. Hay muy pocas historias que abarquen toda una vida y no te dejen un regusto amargo y en este caso, sin ofrecerte una continuidad (hijos o nietos que continúen con el legado dejado por los protagonistas, por ejemplo), es casi imposible dejarte otra sensación cuando lo terminas.

    Yo no entiendo que el protagonista se arrepienta de haber nacido, pues lo que dice es que debería haber nacido en otra familia, y, en realidad, no me creo en ningún momento su supuesto arrepentimiento. Al menos no creo que sea por las razones adecuadas o de la misma forma que yo lo entiendo. A lo largo del libro se llega a despreciar a sí mismo, como cuando Bernat llora y dice “No hice nada. Es decir, sí. Aparté el libro de C.S. Lewis para que no se mojase. A veces me aborrezco”, pero luego va a su casa y se lleva el violín sin intentar mediar, sin ofrecer una palabra de consuelo. Más adelante, cuando descubre los problemas de Bernat con su hijo, tampoco interviene, tampoco hace nada. ¿De verdad está tan arrepentido de todo lo que ha hecho en su vida, cuando no intenta en ningún momento rectificarlo o cambiar su actitud? Sé que las reflexiones están hechas al final de su vida y no en el momento en que ocurren pero, precisamente por eso, he sentido una gran desconexión con Adrià desde que se convierte en adulto. Todo lo que hace lo hace por egoísmo y aún cuando se da cuenta de que está actuando equivocadamente, como con su compañera de la universidad, recae una y otra vez. Personalmente casi me molesta que diga que está tan enamorado de Sara cuando no deja de volver a fijarse en su compañera cada poco tiempo y si no vuelve a acostarse con ella antes es porque ella no ha querido.

    Sé que hay muchas formas de interpretar todo esto y que es probablemente la intención del autor dar esa imagen de Adrià, pero yo habría disfrutado más de ciertas partes del libro si hubiera conectado más con el protagonista, si sus problemas me hubieran afectado más, pues en algunos momentos me daba exactamente igual lo que le pasara.

    Dicho todo esto, la primera parte del libro, la infancia y primera adolescencia, me parece increíble. Me ha encantado cómo estaba escrito, me ha gustado muchísimo cómo cambiaba de tiempo y lugar con dos palabras y la historia que contaba. Después la vida de Adrià se me ha hecho más aburrida pero admito que puede ser porque las historias “de amargura” no me gustan.

  5. Sí, el precio del ebook ha sido muy comentado. Incluso se le preguntó a Cabré por ello en la entrevista digital en elpais.com, a lo que el autor respondió que se revisaría. Y ahí sigue, a 16€. Eso sí, se ahorra uno los 27€ que llega a costar la versión en papel…

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar