Home > Libros > Todo va a cambiar

Todo va a cambiar

Fernando Bonete Vizcaino

Desde la publicación de Todo va a cambiar al momento actual (tan solo dos años han pasado desde entonces) ha quedado bien claro que todo ha cambiado ya, y seguirá cambiando, y cada vez más rápido. El librito de Enrique Dans pone los bits sobre las íes, y esto es tal vez lo más interesante de su ensayo, dar cuenta de la verdadera esencia de las nuevas tecnologías como una nueva dimensión más a sumar entre las otras ya tradicionales. Una más… una… más.

El acierto de Dans está en no haber considerado el surgimiento y uso predominante de la nueva Red como una circunstancia novedosa en el devenir de las comunicaciones (valga la paradoja), sino como fruto de un proceso natural ineludible equiparable al nacimiento de otros cambios tecnológicos históricos anteriores. 

Otro asunto es que esta transformación sea ahora más rápida que nunca y que, como el propio autor señala, determinados sectores generacionales, o bien intereses económicos de gran influencia, sientan el miedo a un cambio vertiginoso e inevitable, a la vez que necesario, para el curso colectivo y de supervivencia empresarial. Pero tampoco esto ha de sorprendernos, pues es también consustancial al resto de realidades sociales (remito al artículo Licuefacción publicado en Hombre en camino, que ya da sobrada cuenta de los fugaces lazos posmodernos). No ser capaces de percibir la natural continuidad del ciclo evolutivo de las comunicaciones e implicarse en el proceso (responsablemente, se entiende), es negar sin razón crítica una realidad cada día más evidente.

Pasando a la recomendación, si le gustan las nuevas tecnologías y todo lo relacionado con el mundo cibernético, disfrutará, y mucho, Todo va a cambiar. Para aquellos no tan condescendientes con Internet, hallarán en el libro de Enrique Dans una perspectiva diferente y digna, cuanto menos, de reflexión.  Resultan sumamente interesantes los capítulos ejemplificadores dedicados a Microsoft, Amazon, eBay, Google… por poner de manifiesto las particularidades que hacen únicos estos modelos, como también los concernientes a revelar los entresijos ocultos que operan tras la Red y que hacen todo lo posible para evitar su avance.

Un apunte final del libro realizado en su último capítulo da cuenta de una cuestión fundamental que abre a la reflexión: de cómo Internet podría ser el camino ideal (y no tan ideal, pues de hecho ya se está materializando la transformación) para impulsar un nuevo modelo económico que supere el ya estancado capitalismo.

__________________
– Puedes leer el libro de Enrique Dans en la página www.todovaacambiar.com. El autor lo ha publicado bajo la licencia Creative Commons.

__________________
– Otras reseñas sobre Libros

Continúa el camino...
Cien años de literatura a la sombra del Gulag (1917-2017)
Blancos contra rojos: la Guerra Civil rusa
«El mundo». Millás como la calle de tu infancia
¿Cómo se domina el mundo? Las claves de la geopolítica

2 Responses

  1. MR

    Mi perspectiva sobre Internet y las “redes sociales” (ya existían otras, antes de conocer a las actuales como tales) está muy marcada por mi experiencia personal, pues hace más de diez años que las utilizo. Entonces se usaban otras plataformas y era algo muy incomprendido por la sociedad, pero la raíz social de Internet siempre ha estado presente y me parece simplemente natural que la gente lo haya ido asumiendo, aunque haya sido a distintos ritmos. Ahora mismo no se concibe que haya una empresa sin presencia en Internet, por ejemplo.

    En cuanto a un nuevo modelo económico basado en Internet… Es cierto que la red lo ha cambiado todo, pero no como se esperaba, y no deja de tratarse de algo con una doble naturaleza: un servicio por el que hay que pagar (la conexión), y un medio de comunicación (en el que lo que se vende son audiencias).
    Creo que uno de los grandes problemas que tiene Internet es que los usuarios confunden ambas naturalezas (consideran que ya pagan suficiente por la conexión y quieren todo lo demás gratis), lo que provoca no solo el auge de la piratería, sino también la creación de burbujas como la “puntocom”. Puede que Internet tenga una influencia definitiva en el avance económico, pero creo que es imposible asegurar con certeza hacia dónde se va a dirigir, pues no hay forma de prever la próxima red de éxito, el nuevo programa o dispositivo que lo cambiará todo.

  2. En lo concerniente a tu primer párrafo estamos totalmente de acuerdo, y de hecho es una de las afirmaciones sostenidas sucesivamente a lo largo del libro de Dans.

    En cuanto al segundo, me gustaría matizar algunos aspectos en referencia a “Todo va a cambiar” y en base a mi opinión. Está claro que la conexión ha de pagarse, y en ese caso seguimos hablando de un modelo económico de contratación de servicios de toda la vida, pero no participan del mismo muchos de los contenidos que obtenemos a través de Internet, que el mercado externo a la Red hubieran costado mucho más y ahora los tenemos gratis (CD’s, películas, libros, información…). En cualquier caso, el pago de conexión ya está siendo gratis en muchos países de Europa, de hecho, en naciones nórdicas se reconoce como derecho fundamental constitucional el tener acceso doméstico a una conexión de al menos 1Mb que para 2015 se espera ampliar (esta última apreciación la extraigo del libro reseñado).

    En cuanto al tema de la piratería, y también en lo relacionado con la creación de las burbujas “puntocom”, habría que matizar mucho. Son asuntos de gran complejidad que deben ser tratados contemplando muchos puntos de vista según de que aspecto tratemos dentro de los mismos. Enrique Dans aventura con acierto (a veces con ímpetu un tanto desmedido y también matizable a mi parecer) algunas cuestiones de este tipo. Te recomiendo su lectura.

    En cualquier caso MR, se nota que tienes experiencia en esto de las nuevas tecnologías; un buen comentario para iniciar el debate ¡Gracias!

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar