Home > Libros > La mujer a través de la literatura victoriana I

La mujer a través de la literatura victoriana I

Óscar de la Vega Rojas
@oscarvr1317

Hoy vamos a romper un poco el molde de los artículos literarios y no vamos a hablar de un libro en concreto, sino que vamos a hacerlo, a lo largo de dos artículos, de la poesía desde la perspectiva del género escrita por mujeres en el auge del Victorianismo. Y lo haremos a través de dos de sus poemas más famosos: “El mercado de los Duendes”  (The Goblin Market) de Christina Rossetti y “Aurora Leigh” de Elisabeth Barrett Browning. Pero antes vamos a explicar brevemente a que nos referimos porque en castellano puede ser algo lioso. En castellano al referirnos al género pensamos siempre en suspense, thriller, romántico, comedia,…o a los géneros literarios principalmente ensayo, narrativa, poesía, teatro, etc. Pero también puede ser género masculino o femenino, que es en lo que aquí nos vamos a centrar. En Inglés la palabra género incluye dos vocablos, gender y genre. Con genre nos referimos a lo que en español comprenden los llamados géneros literarios y con genrer a la manera en que se ven y representan las personas y situaciones que conciernen a las diferencias entre sexos basadas en las categorías sociales y culturales. Esto puede sonar un poco raro al principio, así que para entenderlo mejor voy a poner un ejemplo de a lo que me refiero: la tradición de asociar el color azul a los chicos y el rosa a las chicas es una diferenciación desde el punto de vista social que se ha dado en Occidente durante mucho tiempo y diferenciaba un género de otro.

Pero permitidme hacer un inciso y empezar hablando de Napoleón y la Revolución Francesa. Os preguntareis que tiene que ver una cosa con la otra, pues a mi modo de entender bastante. Primero porque si bien es cierto que Le Petit Caporal fue vencido y la Revolución aplastada, consiguieron cambiar el mundo para siempre. La nobleza perdió derechos, la burguesía que había emergido pasó a ser el estamento dominante y el llamado tercer estado empezó a reclamar sus derechos. Y todo esto ¿para qué? Pues bien, con tanta evolución social alguien tenía que por así decirlo “pagar el pato”, y éstas fueron las mujeres.

"La libertad guiando al pueblo" - Delacroix

El papel de meras comparsas que venían teniendo durante siglos y contra el que intentaron revelarse se acrecentó. Los hombres no solo encontraron justificación en las palabras para hablar de la  inferioridad de la mujer, sino que en se apoyaron en las nuevas científicas para apoyar ésta teoría. Los avances en medicina, por ejemplo, que el cerebro de las mujeres era más pequeño y enfermedades como la histeria, locura o depresión servían para catalogar a toda mujer que se comportaba de forma distinta a como se suponía que debía comportarse una mujer. Así, todos los avances en todos los campos de la sociedad se utilizaron y apoyaron entre ellos para que la situación de las mujeres siguiese siendo la misma. La educación por tanto era un pilar básico para poder mantener esta situación injusta que se había dado durante siglos. Las niñas de clase acomodada, las pocas que podían permitirse el lujo de estudiar, no lo hacían por regla general en colegios o instituciones si no que lo hacían con alguna tutora que las enseñaba en casa lo que se supone que necesitaban para poder llevar una casa y encontrar un buen marido. La educación universitaria, por supuesto, les estaba vedada. Hasta 1869 no se fundó en Cambridge el primer colegio femenino, y en Oxford hasta 1878.

Mujeres durante la Revolución Francesa

Todo esto está muy bien y explica, de forma muy resumida, razones sociales, políticas y biológicas pero, ¿estamos hablando de literatura, no? Primero vamos a explicar por qué durante todo el siglo XIX muy poca poesía es escrita por mujeres, sobre todo al principio de siglo. El movimiento literario que enmarca todo este periodo histórico es el conocido como Romanticismo. Y el género asociado a él es la poesía. Esto no quiere decir que de esa época no nos hayan llegado novelas pero, por ejemplo, en Inglaterra que es el país del que hablamos, los nombres que destacan son Coleridge, Wordsworth, Shelley o Keats, todos poetas. La novela, por tanto, pasó a ser el género considerado en cierta manera menor, y quedó relegado a las mujeres, de las que decían que no podían escribir poesía porque su intelecto menor no se lo permitía. Pero todo esto parece cambiar con la llegada de la reina Victoria I. Ya a partir de la década de los 1830s vemos un rápido declive de la poesía y el ascenso de novelistas como Dickens, pero ya en los 1840s vemos su total dominio como demuestra que entre 1847 y 1848 se publicasen algunas de las mejores novelas como “Dombey e hijo”, “Cumbres borrascosas”, “La feria de las vanidades”, “Jane Eyre”, “Mary Barton” o “La inquilina de Wildfeld Hall”. Con el tiempo se ha visto el sinsentido a estas razones y más bien se podrían dar otras como la accesibilidad de las mujeres a los libros y la educación o que la poesía es un género más complejo y requería más tiempo para ser escrito.

Bueno, pues hasta aquí llegamos hoy. Hemos hecho un breve, brevísimo resumen de algunos de los factores que definieron los factores literarios de una época. En la siguiente parte nos centraremos en los autoras concretas y sus obras.

P.D.: A quien le guste el tema y tenga un buen nivel de inglés le recomiendo From Dickens to Dracula: Gothic, Economics, and Victorian Fiction

Continúa el camino...
El viejo Logan
Marvel 75
De Homero a los Magos
La Corsa Rosa

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar