Home > Libros > Ensayo > La moda como detonante de la involución occidental

La moda como detonante de la involución occidental

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]
El imperio de lo efímero - Gilles Lipovetsky

Título: El imperio de lo efímero. La moda y su destino en las sociedades modernas

Autor: Gilles Lipovetsky

Año: 2004 (6ª edición)

Editorial: Anagrama

Páginas: 324

Precio: 10,90€

[/tab][/tabs]

Jorge Velasco Fernández
@JorgeVF88


A lo largo de los estudios universitarios, aquel que se quiere dedicar a la información debe haber tenido más de una y más de dos veces los libros del filósofo y sociólogo francés Gilles Lipovetsky. Probablemente, este analista, este observador, sea uno de los mejores sociólogos del siglo XX junto con Zygmun Bauman o Alain Finkielkraut entre otros.

En esta ocasión tenemos el gusto de reseñarles una de sus obras más interesantes: El imperio de lo efímero. Un ensayo acerca de la moda y el destino que ha ido forjando en las sociedades occidentales. Es posible que cuando lean dicho ejemplar llegue a su memoria la obra de Naomi Klein, No logo, acerca también de la moda, más en concreto, de las marcas. Ambas obras analizan la evolución y los cambios de la sociedad en función de la evolución de la moda y son complementarias. Lipovetsky consigue desmenuzar ese campo tan inhóspito para los hombres que es la moda, y que aparentemente es mucho más femenino, pese a que tanto un género como el otro bebamos del mismo vaso aunque en distintas cantidades y de diferente manera.

La obra, a juicio del arriba firmante, está muy bien estructurada al comenzar con un viaje histórico del desarrollo de la moda, hasta adentrarla en nuestros días y comenzar un ensayo mucho más sociológico de cómo ha ido evolucionando no sólo la moda sino la población occidental de forma paralela a los cambios que experimentaba el sector textil.

Gilles-Lipovetsky

Las modas son las causantes de la gran parte de cambios en la sociedad según el filósofo francés. ¿La moda?, ¿seguro?… La moda influye en la mentalidad de los hombres. La activación del gen consumista, de estar a la última, de aparentar un status diferente, de mostrar una careta que nos defina (hasta que llegue otra corriente y se ponga en boga) van constituyendo la forma de ser de las personas. ¿Quién acaso no compra, más o menos, las mismas marcas de ropa porque le suponen un gusto, una tranquilidad, y un sentimiento de acierto con lo comprado que indica que estamos en la línea correcta respecto al resto de los mortales de la sociedad en el tema moda?

Pero el ensayo va más allá. ¿Qué genera querer estar a la última? Consumismo, apariencias, vanidad… Y esto va provocando que la sociedad se vaya infantilizando, poco a poco se decrece y se deja de madurar. Lo importante ahora son los bienes materiales y la estabilidad que ellos nos procuran. Entonces, cuando hay algún problema en la sociedad, ¿qué debe hacer la sociedad para salir de la involución a la que ha llegado? El devenir de la historia ha ido indicando que buscar un nuevo invento con el que contentar a la sociedad y que la provoque de nuevo la estabilidad perdida. Sin embargo, Lipovetsky va a pedir en esta obra que esa necesidad de cambio sea el proceso de madurez de la sociedad. Si la población dejase de poner en la lista de prioridades los artilugios de consumo antes que los bienes formativos y que les ayudarán a crecer, todo iría mucho mejor. Todos lo sabemos, pero muy pocos se atreven a contarlo de una manera que deja al lector revuelto por el estado en el que él mismo, y el resto de la sociedad se encuentra.

Algunos dirán: para que me amarguen la existencia, prefiero leer otras cosas. Sí, tiene usted razón, conténtese con novelas de encefalograma plano o las simplemente evasivas y divertidas, pero eso sí, no niegue que es necesario que también se digan las cosas como son. La verdad duele, pero es edificante poder aceptarla. El hombre debe cambiar el centro de su vida.

Continúa el camino...
La belleza desarmada: solución a los problemas del hombre
Falcó: en tiempos de guerra…
Ignacio de Loyola: guerrero al servicio del Señor
‘Z. La ciudad perdida’: un viaje intelectual hacia el asombro

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar