Home > Libros > Ernesto el Serio

Ernesto el Serio

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]

"La importancia de llamarse Ernesto" - Oscar WildeTítulo: La importancia de llamarse Ernesto/ El abanico de Lady Windermere

Autor: Oscar Wilde

Año: edición de 2009

Editorial: Cátedra

Páginas: 312

Precio: 14,30€

[/tab][/tabs]

Óscar de la Vega Rojas
@oscar1317

Hablar de la literatura de la época victoriana siempre me ha costado mucho. No por su calidad, sino por lo difícil de catalogar que resulta. Un reinado de casi setenta años da para mucho y más en los últimos tres siglos, en los que la humanidad cambia más rápido. Por eso no sabemos muy bien lo que clasificar como el periodo victoriano en literatura. En los años de reinado de Victoria I tenemos desde los últimos coletazos del romanticismo y los primeros retazos de la literatura social, como el cartismo, que luchaba por los derechos del trabajador o la literatura de Dickens, hasta la el terror gótico de los últimos años del siglo XIX de Drácula, El Extraño Caso del Doctor Jeckyll y Mr. Hyde o el propio Retrato de Dorian Grey. Todo esto sin olvidar del nacimiento y explosión del feminismo y su literatura que empezaron con Mary Wollstonecraft y que en este siglo tuvo figuras como Christina Rossetti o las hermanas Eyre. Pero si de algo no cabe duda, es que la figura de Oscar Wilde probablemente sea la más importante y controvertida del final de la sociedad victoriana; caracterizó como nadie la decadencia de una sociedad que no supo adaptarse a los cambios que el final del siglo trajo consigo. Influyente periodista, poeta y dramaturgo que sin embargo alcanzó la fama por su única novela, El retrato de Dorian Grey, y alcanzó la perfección con La Importancia de llamarse Ernesto. Poco después caería en desgracia, entraría en la cárcel y moriría en la indigencia en París.

La importancia de llamarse Ernesto, o “la importancia de ser formal” (como debería haber sido traducido) esconde bajo una breve obra de teatro mucho más de lo que aparenta. El argumento es sencillo: Jack, el protagonista, bajo la invención de un hermano ficticio (Ernesto) quiere casarse con la prima de un amigo suyo que a su vez inventa a otro personaje ficticio para poder escapar algunas veces de su tía y que acabará enamorándose de la protegida de Jack. El argumento es el típico de las comedias de enredos (que en España poco después alcanzaría la perfección con Miguel Mihura) con la alta burguesía como protagonista, ahondando en el disparate y el absurdo para construirse y avanzar hasta un final típico y previsible.

Oscar Wilde

Pero ahí no queda este pequeño librito, sino que está dominado todo él por la dualidad que se desprende del título y de Ernesto, personaje que no es nadie, pero que en realidad afecta a todos. Para los que no conozcan el truco del título, deben recordar que el original se titula The Importance of Being Earnest. En earnest radica todo el sentido del libro, pues significa formal o serio, pero en inglés es homófono de Ernest, que en la novela ejemplifica todo menos eso. Obra que en mi opinión es una brutal crítica a una sociedad decadente y antigua como, por ejemplo, ya se ve de forma muy parecida en Orgullo y Prejuicio. En ésta última se atacan las convenciones de la burguesía que todavía creía que las mujeres eran seres sin personalidad, primero al servicio de sus padres y después al de sus maridos por medio de una figura como Elizabeth Bennet, que lo hace desde la inteligencia y la independencia.  Aquí, en cambio, vemos como las figuras de Gwendolen y Cecilia son una burda exageración de la joven inglesa como esperaban sus padres. En este mismo plano tenemos la figura de Lady Bracknell, el personaje más irónico de la obra y a través del que se construye toda la crítica en éste aspecto.

Pero la más importante son los que forman el binomio que formal Jack y Ernesto por un lado y Algernon y Bunbury por otro. Jack representa el hombre prototípico de la sociedad, el hombre serio y formal (earnest) pero que necesita, a veces adentrarse en el lado oscuro, en el lado de los deseos y el no reprimirse que representa Ernesto (Ernest). Esto nos enseña que el hombre perfecto es la unión de Jack y Ernesto, que debemos ser una figura seria y formal, pero sin olvidarnos de nuestros deseos y ser como en realidad somos y no como la sociedad quiere que sea. Esta libertad que propugna la primera pareja se ve reforzada por la que forman Algernon y su amigo imaginario. El amigo de Jack inventa un amigo que siempre está enfermo para poder escapar de la ciudad, su tía y la sociedad en la que vive y que inventa el término que para él define el comportamiento de ambos amigos, bunburying. Esto es, inventar algo para poder escapar y ser “libre”.

A todo esto hay que añadir la connotación homosexual que también puede aplicarse al término earnest (como vemos todo gira en torno a la dichosa palabra). Como bien es sabido Oscar Wilde era homosexual y se movía mucho en los círculos homosexuales de finales del siglo XIX. La homosexualidad era algo muy mal visto en la época victoriana. En 1982 John G. Nicholson publicó una colección de poemas homoeróticos llamada Love in Earnest cuyo protagonista era un tal Ernesto. Así, a partir de entonces, en los proscritos círculos homosexuales la expresión being earnest significaba ser homosexual.

Continúa el camino...
El viejo Logan
Marvel 75
De Homero a los Magos
La Corsa Rosa

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar