Home > Libros > El tiempo entre costuras

El tiempo entre costuras

Fernando Bonete Vizcaino

Quisiera romper un descosido en esta reseña en defensa de El tiempo entre costuras de María Dueñas. Se ha comentado mucho por profesores y alumnos del ámbito universitario y, a mi entender, sin tener demasiado claras las implicaciones e intenciones de la obra. Y esto en los mejores casos, porque he llegado a escuchar chanzas que hacen gala de aparente crítica sin lectura previa del libro. Esta última tendencia, que no deja de sorprenderme, sobre todo en el ambiente académico, en el que ingenuamente daba por supuesta la premisa de que para opinar, primero hay que conocer.

Estas opiniones basadas en el desconocimiento han convenido en tachar El tiempo entre costuras de “bestseller”, con mirada de desdén y desprecio incluida. Como si el convertirse en “bestseller” fuera una lacra o un indicativo de marca menor. Pero los hay de muchos tipos, desde la gran obra de la humanidad El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, con toda seguridad el más vendido de todos los tiempos, hasta Los pilares de la tierra. Entre ambos extremos, el del arte y el puro entretenimiento, existe todo un mundo de posibilidades, cada una con un fin y, en cuanto a ese objetivo que se propone, con sus virtudes y defectos, sus grandezas y carencias. Valorar la literatura sin tener en cuenta el carácter particular de cada obra es entregarse a la generalización y la imprecisión; una reducción absurda (que no al absurdo) del juicio crítico.

El tiempo entre costuras es del tipo de libros dados al entretenimiento como principal y primordial intención. Esta misión es perfectamente cumplida, con una construcción narrativa muy bien trazada. No es su única bondad, aunque bastaría para quienes busquen únicamente pasar un buen rato de lectura. “Entre costuras” encontramos también un trasfondo interesante y serio. El Marruecos colonial, el Madrid germanófilo, las intrigas franquistas, el espionaje aliado; todo forma parte de un entramado en el que se ha hilado fino. María Dueñas ha tejido con esmero y compromiso de realidad; ha investigado las crónicas de la época en la prensa del momento conservada en la Biblioteca Nacional y los documentos del Archivo General de la Administración, y ha buscado inspiración en los viajes al Norte de África y Lisboa. Además, hacen aparición en sus páginas interesantísimos personajes históricos no del todo conocidos: el pintor Mariano Bertuchi, el ministro de Asuntos Exteriores Juan Luis Beigbeder, el diplomático y espía británico Alan Hillgarth. Semblanzas cosidas a un mundo imaginario de novela negra y amores de una modista que tendrá que medir las telas con las que vestir su vida desgarrada llena de retales descosidos.

Lo bueno, como la literatura, se dice en muchos sentidos. En esta mezcla de entretenimiento e interés histórico y vital está el de El tiempo entre costuras. No aspira a más, pero tampoco a menos. Esa es su esencia, y en cuanto es fiel a ella, es una buena novela. Cortar el patrón a nuestro capricho y según nuestros intereses literarios, decidiendo aquello que es digno de ser leído o no de manera universal, sin considerar su finalidad e incluso sin haberlo conocido, es dar pespuntes… de ciego.

____________________________
– Otra crítica sobre El tiempo entre costuras en hislibris.com y elmundo.es.
– Más reseñas en la sección Libros.


Continúa el camino...
Cien años de literatura a la sombra del Gulag (1917-2017)
Blancos contra rojos: la Guerra Civil rusa
«El mundo». Millás como la calle de tu infancia
¿Cómo se domina el mundo? Las claves de la geopolítica

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar