Home > Colección Nuevo Inicio > El significado del prefijo “eu”

El significado del prefijo “eu”

Ficha técnica

Tenga_usted_xito_en_su_muerteTítulo: Tenga usted éxito en su muerte (anti-método para vivir)

Autor: Fabrice Hadjadj

Año: 2011

Editorial: Nuevo Inicio

Páginas: 430

Precio: 23€

_

_

_

Jorge Velasco Fernández
@JorgeVF88


Van a pensar, queridos lectores de Hombre en camino, que tenemos un idilio romántico con el profesor y ensayista Fabrice Hadjadj. Es cierto que ya le hemos reseñado varios de sus trabajos (véanse El paraíso en la puerta y La fe de los demonios), pero siempre nos cautiva con cada una de sus obras. En esta ocasión, les acercamos el libro que hasta el momento más nos ha impactado Tenga usted éxito en su muerte (anti-método para vivir) un ensayo en el que se va a poner en tela de juicio que el éxito no se alcanza a cualquier precio, y mucho menos despreciando a la providencia divina. El ensayo no es una guía o un compacto de postulados para alcanzar el dicho éxito, sino un camino de introspección de la capacidad humana para acoger el fracaso y el miedo y poder abrirse hacia aquello que está por encima del hombre.

Desde el primer momento, la idea queda clara, hay que desmontar el artificio creado por la sociedad contemporánea que gira alrededor del hombre amparándolo en los bienes materiales, en cosas banales que le impiden desarrollarse como persona en su manera más profunda. Ahora se aboga por la eutanasia dice con tino Hadjadj. “La muerte buena, el morir placentero o digno” – todo sometido a juicio humano.

Fabrice Hadjadj, directeur de l'Institut Philanthropos (Photo Jacques Berset)

Lo que hace el autor es ir desgranando los pormenores del prefijo “eu” para llegar a la conclusión de que significa huida de todo tipo de sufrimiento por medio de una muerte elegida (anestesias, orgasmos provocados…) ¿Por qué no se le deja a la muerte que actúe libremente en el devenir de nuestras vidas? Si el hombre no puede controlar su vida, no sabe en qué momento dejará este mundo. De ahí que la propuesta de Hadjadj sea la de tratar de establecer un concilio en los principios del hombre: asumir fracasos y abrirse a la vida sin miedo.

A medida que avanza el ensayo, la propuesta de esa conciliación va quedando mucho más clara: el hombre debe abrirse a Dios a través del martirio. Ya quedan pocos que quieran morir por su fe, ni por ninguna otra cosa. De este modo el cristianismo queda reducido más que a un plano espiritual a un plano cívico de buenos propósitos. Nuestras vidas ahora están supeditadas al consumo, que supuestamente genera un estatus social elevado o, al menos, de cierta tranquilidad, en el cual, el hombre se siente “seguro” y confortado. Pero, ¿qué ocurre cuando perdemos alguno de los pilares del consumismo? Perdemos nuestro estatus, caemos a lo hondo de la miseria y tenemos que reponernos con un sustitutivo. Nos creemos dioses y no nos damos cuenta que solo fracasamos una vez tras otra por no dejar actuar en nosotros a aquel que guía nuestras vidas. ¿Por qué? Puede que por cierta soberbia, pero sobre todo porque no terminamos de creer a ciencia cierta que exista Dios. El ser humano actúa de esta manera porque no tiene una fe potente o, mejor dicho, una experiencia de Dios plena que le haya marcado el camino a seguir.

El profesor Hadjadj no quiere darnos las pautas que se deberían llevar a cabo para vivir de acuerdo a la fe, solamente demuestra que la vida del hombre de hoy y su relación con Dios están muy alejadas por culpa del consumismo. Vivimos en la cultura de la muerte, de la muerte óntica, la peor de las muertes. Y su propuesta es la de aceptar los límites del hombre y su necesidad de una apertura a lo divino. Reflexionen.

Nuevo-Inicio

Continúa el camino...
La Pimpinela Escarlata: ‘best sellers’ clásicos de nuestros días
Hablemos de sexo
El último pirata: aventuras viento en popa a toda vela
Aventuras, amor, viajes, misterio… La isla de Alice

2 Responses

  1. Memento mori

    Muy querido amigo, te felicito por la reseña. ¡Magnífico libro!

    Y al hilo de lo anterior, me gustaría homenajear al escritor polaco Tadeusz Rózewicz (1921 – 2014):

    “Entre tantos quehaceres
    muy urgentes
    he olvidado
    que también es necesario
    morir.

    Imprudente
    descuidé este deber
    o lo cumplía
    superficialmente.

    A partir de mañana
    todo cambiará

    empezaré a morir cuidadosamente
    con sabiduría y optimismo
    sin perder el tiempo.”

    Que así sea.

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar