Home > Libros > Ensayo > El héroe de las mil caras: psicoanálisis del mito

El héroe de las mil caras: psicoanálisis del mito

Ficha técnica

Título: El héroe de las mil caras. Psicoanálisis del mito.

Autor: Joseph Campbell

Año: 1992

Editorial: Fondo de Cultura Económica de España

Páginas: 372

Precio: 23 €

 

 

 

 

 

Jorge Velasco Fernández
@JorgeVF88


He de reconocer que soy un amante de la Filosofía. Sin embargo, en muchas ocasiones soy algo reticente a leer obras de este campo dado la gran ocupación temporal que algunas de ellas requieren. La obra que hoy les acerco también requiere su tiempo. No es un libro fácil, pero sí muy interesante no solo para los locos del conocimiento por el ser humano, sino que también viene muy bien a los narradores de historias tanto en papel como en medios audiovisuales.

La pieza que reseñamos es El héroe de las mil caras. Psicoanálisis del mito. Una obra del mitógrafo Joseph Campbell que fue publicada allá por 1949, y que está centrada en el momito del viaje del héroe y de cómo en todas las grandes culturas, se sigue un patrón narrativo parecido encontrado en narraciones o leyendas populares. Según Campbell, el héroe pasa por varias etapas o ciclos de aventuras resumidos en tres puntos: Separación – Iniciación – Retorno. En ellos la figura del héroe va tomando forma plena a medida que avanza el estado.

Todo comienza con una separación. Le héroe suele ser aquel que ha perdido algo y quiere recuperarlo a toda costa. Si bien es cierto, necesita también preguntarse por aquello que ha perdido y mover su voluntad a ese cambio que le ponga en marcha en su nueva vida. Para este comienzo, el héroe suele recibir una llamada que debe ser contestada, si no se da una respuesta, es imposible que tengamos delante al héroe. Algo ha pasado en un pueblo, ciudad, a una familia… se ha perdido algo, valores, derechos, un ser querido… y hay que recuperarlo y volver a la paz y a la normalidad.

Sin embargo, a este llamado no está destinado todo el mundo. Solo unos pocos son los afortunados. Lo normal es que sea solo una persona, a la que se le permite que le acompañe un ayudante o compañero de fatigas o una pequeña hueste. Innumerables serían las obras que se podrían citar al respecto, pero este ejercicio de recrear en su mente algunos ejemplos se lo dejamos a ustedes.

El héroe de las mil caras
Joseph Campbell

Otra característica del héroe es que su respuesta al llamado es gratuita. La recompensa ya llegará después. No importa cuánto dinero cobrará al finalizar, lo que importa es que va a recobrar lo perdido para devolver la paz al sistema. El héroe, por tanto, debe ser una persona de bien y con una moral definida.

La segunda parte es el proceso de iniciación. El héroe pone en marcha su viaje. Para ello vivirá un periodo de preparación y de asentamiento de la misión a realizar. No viaja “a lo loco”. Sabe perfectamente lo que debe hacer, aunque las verdaderas pruebas que se le planten por delante las deberá resolver mediante improvisaciones. Unas improvisaciones que también se ensayan para que no pillen tanto de sorpresa. Suele ser en esta etapa cuando los acompañantes del héroe perecen como muestra de que el elegido al final solo es uno. Y esa elección va más allá de las pérdidas de compañeros. Es en esta etapa cuando el héroe debe reafirmar su fe en la misión y decidir continuar con ella. El héroe no abandona. Ama hasta el final. Incluso, si es necesario, entregará su vida.

Y el tercer y último aspecto es el retorno. El héroe regresa victorioso de su misión y le reciben con alabanzas y vítores. La gran recompensa del héroe es la satisfacción y el reconocimiento a su acto valeroso. No todo el mundo vale para ello, pero ¿qué nos paraliza para no querer ser héroes en este mundo? ¿Acaso no tenemos una llamada que responder en nuestra vida? No querer caminar en la vida es lo que nos acobarda en un mundo diseñado al movimiento masa. Y Joseph Campbell, aunque solo lo apunta y expone las características de este tipo de hombre deja entrever que el deber ser del ser humano es la respuesta a las llamadas que tenemos en nuestras vidas. Sabemos que no todos podemos responder bien a esa llamada, pero, al menos, hay que intentarlo.

La obra del profesor Campbell no es fácil, pero sí que resulta muy interesante para profundizar un poco más en el ser humano a través de los textos mitológicos. Dicen que esta obra inspiró al director de cine George Lucas para sus personajes de Star Wars, y reminiscencias hay, pero analizar la obra de Lucas sobre las bases del ensayo de Campbell sería una tarea excelsa que requerirá un tiempo mayor de preparación. Por el momento, solo queda emplazarles a que lean la obra y encuentren los paralelismos y fomentar el debate sobre el deber y la moral humana en las respuestas a los azares de la vida.

Continúa el camino...
‘La Guerra de los Doscientos Años’ de Abulafia: una obra necesaria
El islam en el siglo XXI. Una entrevista a Samir Khalil
Impenitente: las emociones como punto de encuentro
‘Z. La ciudad perdida’: un viaje intelectual hacia el asombro

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar