Home > Libros > El efecto mariposa de las mujeres

El efecto mariposa de las mujeres

Andrea Reyes de Prado
@AudreyRdP


Una vez, una mariposa agitó las alas en Astorga. Sucedió como sucede siempre lo inesperado: a través de un minúsculo gesto de magia que rompe un silencio aletargado. Sucedió allí, bajo cualquier tarde apacible o fría de la provincia castellana del norte, en una presentación literaria. Pero ni siquiera las escritoras Marifé Santiago Bolaños y Mercedes Gómez Blesa, que presidían el acto junto a sus textos, se dieron cuenta de nada.

Alguien entre el público de repente mencionó la carencia de publicaciones que tenemos en España sobre literatura escrita por mujeres. Con ímpetu, con frustración, con deseos de que eso algún día pueda cambiar. Alguien entre el público –una mariposa– propuso a Marifé y Mercedes iniciar ese cambio, hacer realidad ese deseo, rellenar ese injusto hueco, rebosarlo de creación. «Cuando ustedes quieran», respondieron ellas, sinceras. Pero inconscientes aún de cuán en serio el auditorio astorgano se tomó sus palabras.

Debes conocerlas es el título de la triple presentación que tuvo lugar el pasado martes, ocho de noviembre, en la Residencia de Estudiantes de Madrid. Una presentación que aunaba Ellas y ellos o ellos y ellas. Novelas cortas de Carmen de Burgos «Colombine» (con selección y prólogo de Baby Rivero), la pequeña obra de teatro de Marifé Santiago Bolaños Cuadernos de la niña escondida y Debes conocerlas; el resultado impreso de un largo y apasionante proyecto que nació aquella tarde sin fecha en Astorga. La ansiada voz del silencio. El huracán del efecto mariposa.

mujeres
Mayda Bustamante, Mercedes Gómez Blesa, Carmen Alborch y Marifé Santiago Bolaños

Mayda Bustamante, directora de la editorial Huso, introdujo brevemente la velada con palabras de cariño hacia la Residencia y las invitadas, uniéndose después, como una espectadora más, al numeroso público que hasta entonces no había dejado de intercambiar palabras de entusiasmo. Carmen Alborch, escritora y política, condujo a partir de entonces la presentación, elogiando la buena brújula de Mayda y Huso («cuando me llamó para presentar este acto, dije que sí antes de ver los libros, que han resultado ser muy bellos y estimulantes») y la entregada labor de rescate que Debes conocerlas constituye, trayendo del pasado reciente, de ese intenso siglo XX,  a tantas mujeres-faro que, en palabras de Marifé, «cuánto podrían habernos iluminado, cuántas respuestas podrían habernos dado si nos hubieran puesto al alcance su lectura como hicieron y hacen con la de los escritores masculinos».

Y es que Debes conocerlas, imperativo que asegura aprendizaje, descubrimiento y crecimiento, nació también como una «experiencia vital de búsqueda». De búsqueda de la identidad femenina y humana. Una aventura que compartieron las más de treinta mujeres –y los hombres que a ellas se unieron, pues la literatura olvidada, sea de quien sea su firma, merece ser, al menos, considerada– que se reunieron durante tantas jornadas para compartir nombres e historias e ir dando forma al libro que hoy Huso con orgullo presenta.

mujeres
Los tres libros de la serie ‘Debes conocerlas’
«‘Debes conocerlas’ es el resultado de un largo y apasionante proyecto que nació aquella tarde sin fecha en Astorga. La ansiada voz del silencio. El huracán del efecto mariposa».

«Hemos viajado juntas», recordaba con nostalgia Mercedes Gómez Blesa, incluyendo entre líneas los dos sentidos del verbo: el físico y el emocional. «La troupe de María Zambrano se convirtió en mi troupe». Como Clara Campoamor, Maruja Mallo, Isabel Oyarzábal o Carmen de Burgos. «Hay ideas de El segundo sexo, de Simone de Beauvoir, que ya están en textos anteriores de Carmen. Era una mujer totalmente moderna y libre», comentaron Marifé y Mercedes. Mentes creativas, abiertas y valientes que lanzaron al aire las primeras piedras. Mujeres apasionantes que agitaron con fuerza sus alas, algunas de ellas, con más fervor y motivo, desde ese no-lugar que es el exilio.

Y después de las palabras, la sonoridad de la voz y de la música. Como colofón al acto, rodeadas de una luz más suave y oscura, como se prepara un cine o un teatro para ser testigo de cómo una creación respira, al leve escenario subieron la pianista Joanna González y la actriz Ángeles Martín, que recitó algunos pasajes de Cuadernos de la niña escondida. La inesperada obra de Marifé que se ha convertido en su favorita.

Nombrarlas. Por ellas, por nosotras, por ellos, por la literatura. Decir que allí estuvieron, que aquí hoy resuena su eco, rebelde, apasionado. Por el «derecho a la belleza» y al merecido lugar que muchas escritoras y artistas se ganaron por su pasión y calidad. Porque no sólo fueron musas, esposas, hermanas, hijas. Por encima de todo ello eran almas inquietas tocadas también por la poesía.

Continúa el camino...
Libros para cuando navegar
Cartas desde Alejandra Pizarnik
Cuatro luces de la literatura europea
Vincent

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar