Home > Libros > Ensayo > De pícaros y apicarados

De pícaros y apicarados

Pablo Casado Muriel
@pablo_casado

La picaresca está considerada como uno de los géneros únicos de la literatura española. Los personajes que protagonizan estas novelas abren el camino a la novela realista y, por tanto, la novela moderna. Sin embargo, ese paso necesario para la construcción de historias y personajes modernos necesita pasar por una figura, la de Miguel de Cervantes. El gran genio de las letras españolas y, me arriesgaría a decir mundiales, mira a estos pícaros con ojos críticos, y en sus obras nos da una visión de ellos tan renovada y mejorada que podemos decir, usando las palabras de Antonio Rey, que “Cervantes jamás escribió una novela picaresca”.

De pícaros

Pero, ¿qué es la novela picaresca? Definir este concepto es complicado, es probable que a usted, amigo lector, se le venga rápidamente a las mientes la figura de Lazarillo de Tormes como pícaro. No se equivoca, pero esta obra anónima esta considerada como el germen de la picaresca. El Pícaro con mayúsculas, el que marcará los cánones para todos los siguientes, es Guzmán de Alfarache, obra de Mateo Alemán.

y apicaradosEl Pícaro que nos presenta Alemán sigue las directrices de Lázaro, pero incluye una serie de reformas que marcan el estilo picaresco. La picaresca nos presenta, de forma autobiográfica, la historia de un desventurado sin escrúpulos que narra su historia como una sucesión de peripecias mientras sirve a varios amos. El pícaro, pese a su mala condición, intenta explicar un estado final de deshonor, en el caso de Guzmán de Alfarache, la historia se escribe desde las galeras del rey, donde fue condenado por sus robos. En el caso de Lázaro, la situación, el caso, que nos intenta explicar es el por qué de aceptar una vida junto a una mujer amancebada con un capellán.

El pícaro, en la obra de Mateo Alemán vemos el mayor ejemplo, asume la tarea de aleccionar al lector, de adoctrinarlo en la vida a través de la crítica a la sociedad en la que vive. Pese a estar en galeras, Guzmán considera que está en la “atalaya de la vida humana” y desde ella moraliza a quien lee sus aventuras. Este es uno de los puntos que Cervantes modificará por completo, el de Alcalá de Henares termina con las digresiones.

Para terminar la explicación, breve pero concisa, de la picaresca, hemos de decir que los personajes pícaros están condicionados a la mala vida por culpa de su origen, siempre vil. Los pícaros están marcados por su prehistoria, “su bajeza tiene su causa en un linaje vergonzoso”. Aunque la vida del pícaro se intente explicar muchas veces como símbolo de libertas, este aire de predestinación rompe con dicha idea y Cervantes tampoco comulga con esta idea.

Las obras apicaras de Cervantes se incluyen en sus Novelas ejemplares y son Rinconete y Cortadillo, El licenciado Vidriera, La ilustre fregona y El coloquio de los perros. Cervantes defiende la libertad por encima de todo. No le interesan unos personajes marcados por su nacimiento o encasillados en una vida que solo conduce a un estado de deshonor. Por este motivo, el autor decide oponerse al género que encabeza el Guzmán, pero para ello utiliza las propias armas que las obras picarescas le ofrecen.

Frente al individualismo y la desconfianza natural de los protagonistas pícaros, Cervantes incluye el factor de la amistad y el compañerismo en sus textos. Rincón y Cortado, Cipión y Berganza, son amigos y se ayudan en sus andanzas.  Los personajes cervantinos no están marcados por nada ni nadie, eligen su camino. El autor, Cervantes, aprovecha para avisar a los lectores de que no siempre el que lanza los consejos es persona de fiar, y censura que sean los pícaros los que intenten adoctrinar a los lectores, se puede fácilmente comprobar que la redención del pícaro y su arrepentimiento es siempre a última hora y tras sufrir alguna desventura, de ahí la desconfianza cervantina.

Además, Cervantes no quiere digresiones en sus textos. Los actos son edificantes de por sí y no necesitan aclaraciones. Por otro lado, Cervantes no adoctrina a sus lectores, les deja que ellos sean quienes decidan. Tan solo presenta una escena con la finalidad de que después de ella cada cual decida, y en Rinconete y Cortadillo tenemos el mejor ejemplo: son dos niños los que observan el Patio de Monipodio, y es el lector el que  a través de esos ojos debe decidir si permanecerá con los jaques o se marchará por otro camino. Una duda que asalta a ambos niños al salir del Patio y que Cervantes no resuelve. La mirada de esos dos niños al Patio de Monipodio le servirá de mayor ejemplo que cualquiera que puedan leer en la obra de Alemán.

Rinconete y Cortadillo

La genialidad de Cervantes le hizo capaz de conocer y utilizar todo lo que le rodeaba, incluido el género picaresca, y tras estudiarlo en profundidad y saber seleccionar todo lo positivo que ofrecía a la literatura y al hombre y depurar aquello que no lo era aportó las más importantes innovaciones a la narrativa española.

Pero ya sabemos que Cervantes no es partidario de imponer, por el contrario, ofrece al lector una nueva manera de escribir, de narrar y en definitiva de mostrar la vida a través de un amplio abanico de personajes, entre ellos el del pícaro. Deja en manos del lector la elección, el lector tiene la posibilidad de seleccionar una historia contada como «Atalaya de la vida humana» o por el contrario, observar el gran Patio de Monipodio que es el mundo, ser consciente de todo lo que en él acontece y optar por quedarse en él, o seguir su propio camino. 

Continúa el camino...
Gino Bartali, el ciclista que salvó mil vidas y evitó una guerra
Miguel de Cervantes: honores al príncipe de las letras españolas
Hamlet
Hamlet: la valentía del ser o no ser
Graphiclassic: por el bien de la literatura

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar