Home > Biografías > Charles Péguy: un peregrinaje biográfico

Charles Péguy: un peregrinaje biográfico

Ficha técnica

TítuloCharles Péguy

Autor: Juan Carlos Vila

Editorial: Fundación Emmanuel Mounier

Páginas: 75

Precio: 6 €

 

 

 

 

 

 

 

Pablo Ortiz Soto
@pablothaumazein


En la primavera del año 2015 presenté por primera vez en esta revista al filósofo y poeta francés Charles-Pierre Péguy (1873–1914). A través de la reseña de su obra Marcel. Primer diálogo de la ciudad armoniosa (Ed. Nuevo Inicio), descubrimos un manifiesto utópico que muestra los más arraigados anhelos y convicciones sociales del escritor asentados en la armonía, en la ausencia de exiliados y en la fraternidad de los habitantes de su ciudad. Semanas después di a conocer otra de sus geniales obras traducidas al español: Verónica, diálogo de la historia y el alma carnal (Ed. Nuevo Inicio). Verónica es una prodigiosa, brillante, escandalosa, iluminadora y esperanzadora reflexión filosófica sobre la historia y su transcendencia; sobre la crisis de la modernidad, sus raíces, su descristianización y la culpabilidad clerical en la secularización. Pero también es un manifiesto de excelsa gratitud, piedad y esperanza.

Este pensamiento peguiano, y su exhaustivo diagnóstico moderno, me cautivó de tal forma que en septiembre de ese mismo año publiqué una larga recensión donde comentaba el libro El frente está en todas partes (también de Nuevo Inicio): una antología con los textos más significativos del pensador francés, inspirada en la que en su día editara el ilustre teólogo suizo Hans Urs von Balthasar. Aquí recomendaba la lectura de Péguy por su valentía, intrepidez, denuedo e inconformismo, es decir, por su humanismo; por su mística contemplación de la realidad, por su deseo de Absoluto; por su transcendencia de lo cotidiano, como Víctor Hugo (a quien admira), por su audacia, frescura, perspicacia, sensibilidad y creatividad en el diagnóstico moderno, por su luminosa profundidad en la Historia y por su pausada, rigurosa y precisa literatura. Pero, además, principalmente y a diferencia del pensamiento hipermoderno, recomendaba leer a Péguy por su esperanza.

Sello en honor a Charles Péguy.

Pues bien, me sirvo de este recordatorio general para presentar una breve pero magnífica biografía sobre nuestro protagonista. Escrita por el filósofo chileno-español Juan Carlos Vila, en esta obra titulada Charles Péguy y editada por la Fundación Emmanuel Mounier, el autor nos comparte el pensamiento del escritor francés guiándonos por los acontecimientos más significativos de su vida. Esta es una de las claves por las que recomiendo este libro. Dejando a un lado el tan manido encorsetamiento cronológico en el que se suele apoyar este género, la pluma de Vila se centra en dar a conocer, a través de un breve peregrinaje de ocho estaciones vitales y dos reflexiones finales, la inquieta personalidad del filósofo, consiguiendo transmitir al lector la sensibilidad de nuestro protagonista y la profundidad de su pensamiento.

Esta biografía es una magnífica oportunidad para iniciar la lectura a la tan necesaria y esperanzadora obra de Charles Péguy.

De este modo, Vila inicia el minucioso peregrinaje de Péguy en la ciudad de Orleáns donde el escritor francés pasará su infancia al amparo de su madre y de su abuela, acogiendo la epopeya de los grandes héroes de la República e intuyendo ese Absoluto que tanto anhelaba y que más tarde encontrará; para a continuación dar a conocer los fundamentales Cahiers de la Quinzaine, la ruptura con el socialismo, su revolucionaria independencia política, el análisis de su tan querida “doncella de Orleáns”, Juana de Arco, la influencia de sus nuevas amistades, el acercamiento al cristianismo, el apoyo de su familia hacia los problemas que le surgen con la jerarquía burguesa eclesial y sus críticas al aburguesado socialismo para, finalmente, dedicar un capítulo a su esperanzador y vocacional peregrinaje cristiano a la catedral de Chartres, con el objetivo de dejar en manos de la Gracia sus dificultades. El libro se cierra con la exquisita guinda de dos epílogos finales sobre la influencia del escritor en autores posteriores (H. Bergson, A. Gramsci, A. Gide, P. Claudel, G. Bernanos, E. Mounier, H. von Baltasar o, entre otros muchos, A. Malraux) y el acercamiento de su pensamiento a la corriente filosófica del personalismo. En definitiva, recomiendo encarecidamente esta biografía ya que es una magnífica oportunidad para iniciar la lectura a la tan necesaria y esperanzadora obra de Charles Péguy.

Continúa el camino...
Libros para cuando navegar
La belleza desarmada: solución a los problemas del hombre
Lo que no está escrito
Las “impresiones irlandesas” de Chesterton

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar