Home > Historia > Alejandro Magno > La ingeniería militar

La ingeniería militar

Pablo Casado Muriel
@pablo_casado

En la semanas anteriores hemos hablado del arrojo y el valor de los hombres de Alejandro, y del propio rey, en combate. Sin embargo, los macedonios también usaban el ingenio y el joven rey, guiado una vez más por la influencia de su padre, supo utilizar con precisión los avances que la tecnología militar le proporcionaba.

Tanto Alejandro como Filipo llamaron a su corte a ingenieros, que les dieran la capacidad de tomar con rapidez las ciudades del enemigo, antes de que los bloqueos y la superioridad numérica de los persas acabara con ellos. Los dos grandes ingenieros que ayudaron a estos dos grandes reyes fueron Poliído de Tesalia y Diades de Tesalia, respectivamente.

LithobolosDurante el reinado de Filipo la artillería mejoró, el gran avance fue la sustitución  del método de tensión para las catapultas, por el de torsión. Esta variación proporcionaba a las maquinas mayor distancia en el lanzamiento y garantizaba una mayor fuerza en el impacto. Así surgió el lithobolos, lanzador de piedras, la primera máquina capaz de tumbar murallas.

Uno de los hitos de la ingeniería macedonia se produjo durante el asalto a Tiro, esta ciudad estaba situada sobre una pequeña isla cerca de la costa. Alejandro mandó a Diades construir un dique  de medio kilómetro para poder llegar a las murallas.

Isla de Tiro

La construcción no fue fácil y llevó 7 meses finalizarla y conseguir tirar las murallas. La defensa de los ciudadanos de Tiro merece una mención. Sus hombres se afanaron por retrasar y desestabilizar la construcción de Alejandro. Sus barcos navegaban en torno a los constructores, arrojando dardos y flechas a los macedonios. Una noche, enviaron una serie de naves impregnadas de nafta inflamable y azufre que los tripulantes prendieron y lanzaron en dirección al puente. Desde las altas murallas se arrojaba arena ardiendo a los obreros griegos.

Cuando la pasarela estuvo terminada los arietes no conseguían derribar la reforzada muralla, pero la obstinación del rey consiguió abrir finalmente una brecha gracias a cargar los arietes en las naves macedonias y fenicias y buscar otros puntos más débiles del imponente muro.

La victoria en Tiro es un ejemplo de la superioridad técnica que alcanzó el ejercito de Alejandro Magno. Sin embargo, y como hemos podido comprobar a lo largo de todo el monográfico, el genio personal del rey y también el valor de sus hombres ayudó en el buen término de esta acción bélica. 

Alejandro Magno en el sitio de Tiro, 332 a.C.

Descubre-a-Alejandro-Magno

Continúa el camino...
Sobre la belleza de la filosofía y espiritualidad rusas
San Nicolás: el santo desantificado en Occidente
‘Remember, remember, the fifth of november’: ¿Quién fue Guy Fawkes?
Celtic Fringe Festival: cuando Irlanda recordó a los héroes de España

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar