Home > Historia > Contemporánea > Gibraltar, ¿español?

Gibraltar, ¿español?

Angélica Anquela Gil
@AAnquela

Ante la intensa contienda mediática que se ha desatado con el conflicto entre el gobierno de Cameron y el ejecutivo de Génova, dudo de por qué mi generación no ha heredado ese curioso y tan típico grito de guerra de: ¡Gibraltar Español!  O lo que sería más interesante: ¿Por qué se defiende aún más en tiempos de crisis?

El conflicto gibraltareño tiene más años que la famosa frase, muchos más. Hay que remontarse a un siglo XVIII metido de lleno en la Guerra de Sucesión Española, entre los partidarios de la rama francesa de Felipe de Anjou (más conocido como Felipe V) y el archiduque Carlos de Austria. Una guerra que duraría “tan solo” 13 años, y que finalizaría con un casi obligado Tratado de Paz, también denominado Tratado de Utrecht, acordado entre la potencia española e inglesa.

El peñón de Gibraltar

Un Tratado que constaba de nada menos que de veintiséis artículos, de los cuales a los españoles nos gusta recordar uno en especial, el concerniente a la adjudicación territorial de Gibraltar, art. 10. Lo transcribo directamente, ya que no se podrían encontrar palabras mejores para definir el acuerdo:

El Rey Católico, por sí y por sus herederos y sucesores, cede por este Tratado a la Corona de la Gran Bretaña la plena y entera propiedad de la ciudad y castillo de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensas y fortalezas que le pertenecen, dando la dicha propiedad absolutamente para que la tenga y goce con entero derecho y para siempre, sin excepción ni impedimento alguno. Pero, para evitar cualquier abuso y fraudes en la introducción de las mercaderías, quiere el Rey Católico, y supone que así se ha de entender, que la dicha propiedad se ceda a la Gran Bretaña sin jurisdicción alguna territorial y sin comunicación alguna abierta con el país circunvecino por parte de tierra.

Con este artículo el Tratado dejaba claro que la colonia se cedía a Inglaterra sin vistas a ser devuelta. Pero los problemas con el peñón han estado en continuo crecimiento durante los últimos años, en concreto con la definición territorial de Gibraltar y el derecho de Reino Unido de ampliar o no el espacio.

El conflicto está permanentemente abierto, y junto a ello se ha ido desglosando una inmensa campaña de pro-gibraltareños, en el sentido español-conquistador de la palabra. No es que ya no tenga sentido histórico el afirmar en voz alta que nos pertenece, si no que ya tampoco tiene sentido que nuestras generaciones venideras hereden esta frase con más sentido patriótico que histórico, pero déjenme que les diga ¿Desde cuándo está de moda ser patriótico en este país? Me llama la atención que haya lagunas mentales en este sentido. Uno puede a día de hoy ser patriótico en temas de fútbol, de peñones y de tabaco de contrabando,  pero el resto se da por añadido y por sobrante. En este sentido las únicas voces silenciadas están siendo las de los pescadores de la Línea que merecen un Gobierno que los represente sin tener intereses más allá que de su situación actual.

Gibraltar

Quizás sería más conveniente unirnos a la campaña de Gibraltar Libre y Cataluña Española. Más que nada por eso de barrer para casa.

Ya dijo en su día Isabel la Católica que una de sus esperanzas para con el peñón estaba en salvaguardar esta pequeña región como una vecina sostenible. Una afirmación que deja claro que la famosa frase nos viene grande en muchos sentidos y que a día de hoy no deja de evidenciar que tenemos muy mal perder en cuanto a asuntos ingleses. No es que me parezca bien la manera en la que España tuvo que casi regalar Gibraltar. Solo considero que a día de hoy sería más necesario mirar para dentro (que buena falta nos hace) y, por ejemplo, darnos cuenta de que los conflictos con Cataluña cada vez son menos anunciados tanto en televisión como en prensa (rozando ya los apartados internacionales… ¿curioso?), es por eso que mi generación quizás herede el día de mañana una frase que diga: España para los españoles, y entonces solo ese día  habremos comprendido que aquellas lagunas estaban demasiado estereotipadas y que la solución nos viene un poco tarde.

Continúa el camino...
Dumas, el Reverte del siglo XIX
La jerga de hoy
La democracia ha muerto
El político y avanzado siglo XV

6 Responses

    1. Angélica Anquela Gil

      Querido Pablo, me refiero a Isabel la Católica sin ninguna duda, estas palabras están sacadas del extenso testamento de la reina. Aunque recomienda también que la plaza de Gibraltar quede adjunta a la corona de Castilla, no obstante para entonces Gibraltar ya era una ruina económica para la corona, de ahí el término de vecina sostenible.

  1. Roy Ender Shade

    Por los mismos argumentos que defiendes, Gibraltar tampoco puede ser jamas libre, como consta en el tratado. O de España o de Inglaterra. Pero mas alla de patriotismo o jurisdiccion (teniendo en cuenta que ellos ya se han saltado la ley numerosas veces) esta el tema de que a dia de hoy exista una colonia en Europa.

    Estoy de acuerdo en que el problema de Cataluña es infinitamente mas grave y por desgracia no queda mucho para que estalle, pero no por una cosa hay que olvidar la otra. Gibraltar es simplemente otro problema distinto y de solucion mucho mas facil: Con toda legalidad, siguiendo el tratado al pie de la letra, deberia cercarse completamente por tierra y recuperar (de facto) las tierras y aguas secuestradas. De esta forma el problema se solucionaria solo en poco tiempo y no haria falta desviar mas la atencion (claro que se esta aprovechando para eso) ni crear ninguna polemica. Lo de Cataluña, por desgracia, es mucho mas complicado y mas grave.

    1. Angélica Anquela Gil

      Querido Roy Ender ( aunque ya nos conocemos), el articulo parte de una opinión propia, como bien dices el conflicto con Gibraltar es de menor importancia si lo comparamos con el seny catalán. No obstante déjame decirte que España ya tiene cierto control sobre la frontera externa gracias al conocido Tratado Schengen, de esta manera se estipula y se controla la frontera exterior, los problemas de avance territorial vienen ya de hace años, y lo que es mas curioso, según el informe de los técnicos de hacienda España en tres años ha vendido a Gibraltar un millón de toneladas de arena y minerales ( vendido sin IVA). Por lo tanto, antes de defender lo nuestro tendremos que preguntarnos e investigar si los que nos acompañan en esa tarea nos han estado engañando de antes. Ante tantos datos contradictorios e hipócritas ¿Porqué ha de preocuparnos ya Gibraltar?.

  2. Roy Ender Shade

    Pues en mi opinión, como mínimo, por una cuestion de dignidad. Es decir, aun si nos han engañado quienes “nos representan”, aun cuando nos fuera perjudicial no podemos renunciar a esa dignidad. ¿Por qué ha de preocuparnos ya? No me gusta dar las cosas por perdidas, gibraltar vale toda la sangre de todas las personas que alguna vez dieron su vida por lo que es España, que no es mas que una serie de valores. Entiendo que muchos no lo compartan, pero ese valor no va a disminuir por ello, pues el valor es infinito. No hablamos de un simple ideal, hablamos como digo de valores y convicciones por los que tantos han muerto. Y si bien esos valores no dependen de nada material, estan ubicados de alguna forma en esta tierra, incluido Gibraltar. Y esa union entre lo material y lo espiritual es lo que llamamos España y creo que por eso es importante saber lo que es nuestro. Renunciar a un trozo de tierra, es renunciar al final a esos valores, pues aunque no lo aprezca, a menudo, descuidar lo pequeño es el comienzo para destruir lo grande.

    De todas formas me encantan tus articulos ¿eh? Solo comparto mi opinion.

    1. Angelica

      Lo primero de todo agradezco mucho que tengas la paciencia de leer y comentar lo que escribo. Aunque no se aprecie te contesto encantada! Indudablemente es una cuestión de dignidad, pero si en 1713 ya el monarca decidió prescindir de ello porqué debería preocuparnos tanto hoy… Gibraltar no nos va a hacer más españoles a ojos del mundo, pero ojo no perder Cataluña sí! Creo simplemente que es mejor apostar por lo que si tenemos todavía.

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar