Home > Historia > El político y avanzado siglo XV

El político y avanzado siglo XV

Angélica Anquela Gil
@AAnquela

Entre lo mucho que le debemos a nuestros ya mitificados Reyes Católicos está el nacimiento de la diplomacia moderna y el complicado sistema de embajadas exteriores. Órganos que a día de hoy son la base de nuestra representación internacional.

Reyes CatólicosY es que en el siglo XV no se andaban con bromas a la hora de elegir marido o esposa. La entreverada labor de enlace matrimonial era de las primeras en hacer nacer un sistema de embajadores que llevasen por doquier las noticias y nuevas en dichos acontecimientos. Así las inauguraban unos Reyes Católicos no muy conscientes de que los futuros historiadores situarían su época como el verdadero nacimiento de un Estado Moderno. Su matrimonio dio comienzo a la trasparencia exterior, aumentó en cierta manera la visión Europea sobre España, y por qué no, cambio la realidad peninsular.

Esta faceta dipomática que ya había nacido, según Garrett Mattingly, en el contexto del Renacimiento italiano llegaba a España de la mano de la alianza entre Isabel y Fernando. Solo para que su enlace se llevase a cabo fueron necesarias las labores de cuatro embajadores: Pierre de Peralta, enviado especial por el padre de Fernando, Juan II, a Castilla; Angelo Gherardini y Auxias Despuig que como enviados especiales pedían una dispensa papal (a pesar de ser obtenida no lograría llegar a tiempo para el enlace); y Ruy de Sousa, enviado a Portugal por la Corona de Castilla y encargado por Isabel de solucionar el conflicto hereditario de la reina.

Todo este despliegue de cara al exterior tenía sin dudarlo tres líneas orientativas:

[list1]· La seguridad que la península necesitaba sentir, conseguida con el control de las relaciones para con los demás estados.[/list1]

[list1]· El objetivo árabe de Granada.[/list1]

[list1]· Situar a España en un punto de iniciativa de cara a Europa.[/list1]

El concepto de nación no podía nacer en un reinado absolutamente parcial y regional, y si en algo fueron absolutamente modernos e innovadores los Reyes Católicos, fue en el despliegue propagandístico que se hizo en esta época de la marca hispana, en concreto de Castilla, que por entonces empezaba a ser algo más que un terreno fértil.

La herencia es innegable, y las mejoras las podemos observar a día de hoy.  La marca hispana nacía en Castilla para extenderse más adelante a toda una Península que desde entonces bien podría empezar a llamarse reino y nación.

El nacimiento de la diplomacia exterior y la necesidad de una serie de embajadas externas abrían nuestro pequeño Estado a un mundo necesitado de alianzas. Esta visión externa no es más que el comienzo de lo que hoy bien se denomina globalización o concepto de Estado. Es por esto y por muchas cosas más que a día de hoy no podemos dejar de decir, una vez más: gracias, queridos Reyes Católicos.

Continúa el camino...
Dumas, el Reverte del siglo XIX
La jerga de hoy
Gibraltar, ¿español?
La democracia ha muerto

3 Responses

  1. Bierce

    El artículo es correcto pero sobra la última frase, con la admiración se pierde la objetividad y el rigor histórico en un artículo

    1. Angélica Anquela

      Estimado Bierce,

      Lo primero, gracias por el comentario y por la sinceridad.

      Como historiadora, al igual que usted considero la objetividad una virtud esencial para el historiador. No obstante, cuando la historia que se escribe está más que afianzada creo que, más que subjetividad, es admiración total por lo ya irrefutable. En cualquier caso, su apreciación es acertada.

  2. ¡Gran artículo! Y cierto es que en un trabajo de investigación no hay que mezclar la admiración con el estudio objetivo, pero ¿y en un artículo de divulgación? Yo opino que sí.
    ¡Buen trabajo Angélica!

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar