Home > Historia > Alejandro Magno > Alejandro en la batalla

Alejandro en la batalla

Pablo Casado Muriel
@pablo_casado

Alejandro sobre BucéfaloUno de los grandes puntos fuertes del ejército de Macedonia fue su líder, Alejandro Magno.

Alejandro trataba a sus tropas de manera muy personal, conociendo incluso el nombre de muchos de sus soldados a los que animaba antes de las batallas y los acompañaba después. En mayor grado se puede considerar la relación con los diadocos, los generales más allegados al rey, y a los que consideraba iguales.

Lógicamente el rey diseñaba las estrategias, y él era el primero en ponerse al frente de la caballería en las cargas. Incluso, al final de su viaje, y cuando su ejército ya había dicho basta, se lanzó el solo a la toma de una ciudad, teniendo que ser retirado por su guardia tras ser herido.

Alejandro se enfrentó a diferentes motines a lo largo de su conquista, sin embargo su presencia, su carisma y su red de “espionaje” consiguieron evitar la muerte del rey a manos de los soldados y generales mas reticentes al avance imperial.

Alejandro Magno

Palmeral de SiwaAlejandro Magno, pese a ser hijo de Filipo II se consideraba hijo de los dioses, en este caso del propio Zeus. Algo que apoya en su visita al Santuario de Siwa. Amaba la fama y consideraba que había hecho un trato con los dioses, como Aquiles. Pese a su “divinización” frente a sus hombres y frente a los griegos no se mostraba de una manera tan arrogante como con los bárbaros.

El origen de su condición divina podría deberse a una confusión del lenguaje favorecida por el propio rey. Después de atravesar el desierto egipcio en busca del oasis de Siwa, el sacerdote de Amón lo saludo amablemente con el término “muchacho”, que en griego se pronuncia “paidión”. Sin embargo, dado que no conocía a la perfección el griego pronunció “paidiós”.

Durante el avance asiático Alejandro fue necesitando más tropas, para ello comenzó a utilizar hombres de la tierra, en especial persas, medos y bactrianos que se usaron tanto en la infantería como en la caballería ligera. La unión con el pueblo conquistado fue tal que Alejandro quiso crear un ejército paralelo persa que no llegó a formarse por la muerte prematura del ya Emperador. Este incremento del número de soldados persas en las filas macedonias no gustó a las tropas helénicas y fue motivo de diferentes alzamientos dentro del ejército.

Alejandro supo ser general, amigo y rey. Su figura es clave para el mantenimiento de un imperio y un ejército en continuo movimiento que con su muerte quedo destrozado, dividido y sucumbió en las peleas internas.

Descubre-a-Alejandro-Magno

Continúa el camino...
‘La Guerra de los Doscientos Años’ de Abulafia: una obra necesaria
Marx 2020: el marxismo visto desde el hoy
Cartas desde la Revolución Bolchevique. Epístolas y recuerdos de Jacques Sadoul
Atrapados en la revolución rusa

1 Response

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar