Home > En portada > ¿Cómo era el París de la Revolución francesa?

¿Cómo era el París de la Revolución francesa?

Ficha técnica

Título: El París de la Revolución

Autor: G. Lenotre

Editorial: Ediciones More

Año: 2017

Páginas: 480

Precio: 18 €

 

 

 

 

Pablo Ortiz Soto
@portizs


El gran historiador francés Louis Léon Théodore Gosselin (1855-1935), más conocido como George Lenotre, afirmaba que la historia es tuerta si los acontecimientos que se narran se basan únicamente en la cronología y la geografía. Por ello, subrayaba que para comprender una época o un hecho histórico es fundamental atender también a su topografía. Es decir, a los escenarios, a los lugares en los que se produjeron los sucesos (edificios, plazas, monumentos, habitaciones, calles, etc.). Por ejemplo, si recordamos la Revolución francesa es probable que conozcan sus fechas, el nombre de sus principales protagonistas y qué hicieron. Sin embargo, es probable que no sepan responder a las siguientes cuestiones, igual de importantes que las anteriores ya que nos ayudan a desvelar la verdad de los acontecimientos históricos: ¿Cómo fueron las matanzas de septiembre de 1792 en las que se asesinaron salvajemente a decenas de sacerdotes y a los presos de la cárcel de la Abadía de San Germán de los Prados? ¿Cómo era la prisión y la celda de María Antonieta? ¿Qué hacían con las mujeres embarazadas que iban a ser guillotinadas?

Revolución francesa
G. Lenotre.

¿Por qué razón la Asamblea Nacional se trasladó del palacio episcopal al Picadero del Palacio de las Tullerías? ¿Cómo era el anterior edificio, hoy desaparecido, cómo fue su asalto y destrucción y qué refleja de la sociedad del momento? ¿Por qué la casa del burgués Duplay fue tan trascendental para Robespierre? ¿Cómo fue la muerte de Marat? ¿Qué ocurrió con su famosa bañera? ¿Por qué fueron tan importantes las reuniones que organizaba Madame Roland en su salón, quiénes acudían, por qué la ejecutaron y por qué antes de ser guillotinada exclamó: «¡Oh, Libertad!, ¡cuántos crímenes se cometen en tu nombre!»? Pues bien, si quieren responder a estas y otras preguntas y comprender todavía más el importante acontecimiento histórico precedente, es muy recomendable la obra El París de la Revolución (Ediciones More, 2017): un clásico de la Historia contemporánea francesa con más de cien ediciones desde su publicación (1895).

El París de la Revolución es un clásico de la Historia contemporánea francesa con más de cien ediciones desde su publicación (1895).

Escrito con rigor y agilidad por G. Lenotre, «el geógrafo de la revolución», en este libro el autor nos redescubre cómo se vivió en la ciudad de la luz la Revolución francesa, la mentalidad de la sociedad y los tan olvidados actos violentos que desencadenó: «Ganada la batalla, el palacio [de las Tullerías] se convirtió completamente en presa de todos los ladrones. […] En las bodegas se andaba sobre un lecho de botellas y de frascos rotos, sobre el cual yacían mezclados los vencedores borrachos, como muertos, y los cadáveres de los vencidos. Hombres y mujeres, en un furor de alegría sofocante, se reunían por centenares bajo el vestíbulo de la escalera del mediodía, bailando en medio de charcos de sangre y de vino. Un verdugo tocaba el violín al lado de los cadáveres, y los ladrones, con los bolsillos llenos de oro, colgaban a otros ladrones de los barandales», relata un testigo ocular, P. Morice, en una de las crónicas que recoge Lenotre en el volumen.

Revolución francesa
Grabado de la ejecución de Madame Roland. Por John S. C.

 

De esta forma, además de visitar en persona los lugares en los que se produjeron los episodios de los sucesos comentados, conocer la historia de sus edificios y habitaciones más emblemáticas, los inquilinos, los vecinos, los testigos y todo lo que rodeaba al sitio (decorado, objetos, etc.), el historiador se apoya en numerosos manuscritos, artículos, noticias, mapas de las edificaciones –desplegables en el libro–, grabados, diarios, cartas y periódicos de la época para reconstruir y revivir la Revolución. Todos estos documentos se conservan y se pueden consultar en la Biblioteca Nacional de París o en la Biblioteca Nacional Francesa, entre otros archivos nacionales del país: «He abandonado mi retiro en el momento en que he sabido que iban a degollar a mi mujer. No quiero ya permanecer sobre una tierra cubierta de crímenes. […] Pueda mi país, por fin, aborrecer tantos crímenes y recobrar los sentimientos humanos y sociales», dejó escrito Jean Marie Roland antes de suicidarse –ministro del Interior, diputado de la Convención y marido de Madame Roland, una de las mujeres más cultas de la época–.

«Pueda mi país, por fin, aborrecer tantos crímenes y recobrar los sentimientos humanos y sociales», J. M. Roland.

Dividido en nueve partes, a lo largo de las páginas iremos descubrimiento la casa de Robespierre, la de Duplay, la de Danton o la de Marat y entenderemos cómo las relaciones familiares y privadas que mantuvieron estos personajes en los lugares que estuvieron configuraron su personalidad y su vida. También conoceremos las dependencias de las Tullerías en las que vivieron Luis XVI y su familia, los objetos preciosos y los secretos que guardaba este palacio; los distintos sitios en los que se celebró la Asamblea Nacional por los acontecimientos que se estaban produciendo; los clubes masónicos en los que se organizaban las estratagemas políticas, la curiosa historia de la calle Saint-Honoré (la de los Jacobinos); la Abadía de San German de los Prados en donde se perpetraron las matanzas del clero; o, entre otros escenarios que encontrarán sumergiéndose en esta interesante lectura, las masacres que se cometieron en distintas calles de la capital francesa.

En definitiva, aunque el lema «Libertad, Igualdad y Fraternidad» surgiera en la Revolución francesa, Lenotre demuestra que su puesta en práctica durante este acontecimiento y las décadas venideras es una falacia, un mito que han intentado hacernos creer. Hubo más violencia que concordia. Además, conviene recordar que esas tres supuestas «nuevas» ideas en realidad fueron una superposición secularizada de los valores cristianos, como expone el historiador británico C. Dawson en su famoso libro Los dioses de la revolución. Una estrategia igualmente utilizada más tarde por el marxismo, recuerdan los eximios filósofos A. MacIntyre o R. Scruton. Por ello, si quieren comprender la historia de verdad, la que nadie cuenta, la que te muestra documentos históricos; si desean viajar al París de la Revolución y conocer la mentalidad de la sociedad o si buscan ir más allá del marco de este importante hecho histórico y profundizar en el cuadro, esta joya que recomiendo encarecidamente es una magnífica oportunidad para responder a sus inquietudes.

Continúa el camino...
El habla de Odilon Redon
«Banderas negras»: en tierra de piratas
En Europa fue posible la concordia
Kafka en la frontera: «Los niños perdidos» de Valeria Luiselli

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar