Home > En portada > Benigni y «Mi Dante»: acercar los clásicos con humor y profundidad

Benigni y «Mi Dante»: acercar los clásicos con humor y profundidad

Ficha técnica

Título: Mi Dante

Autor: Roberto Benigni

Año: 2012

Editorial: Confluencias

Páginas: 220

Precio: 18 €

 

 

 

 

 

 

 

 

Jorge Velasco Fernández
@JorgeVF88


Después de leer la obra que hoy les acercamos dan ganas de devorar e intentar saborear tanto como lo ha hecho el autor de este ensayo La divina comedia de Dante Alighieri. La obra se titula Mi Dante (Confluencias, 2012), y su autor es el reconocido actor y director de cine italiano Roberto Benigni (La vida es bella, A Roma con amor, El tigre y la nieveCoffee and Cigarettes…). Tal fue la sorpresa de este dato que el arriba firmante no pudo parar hasta sanar la curiosidad y ver en qué consistía dicho ejercicio del natural de Manciano Misericordia (cerca de Arezzo, en la Toscana). Si uno se plantase delante de su espectáculo sin saber nada de su autor pensaría que va a acudir a una comedia basada en la obra de Dante donde el actor soltará chascarrillos sin parar para hacer reír a su auditorio. Sin embargo, y pese a que hay bastante humor en este ensayo –o reproducción de un comentario a la obra de Dante–, podemos observar una faceta mucho más profunda de Benigni: podemos ver la cara de un hombre culto que tiene el afán de acercar al pueblo llano la obra de las obras en Italia (como también hace, con mucho reconocimiento, su compatriota Franco Nembrini). Aquella que habla de la historia de este pueblo y también de una gran parte de la humanidad.

Dante
Roberto Benigni.

El libro, que no es un ensayo sino un espectáculo o comentario, se viene representando desde 2006 bajo el título de Tutto Dante, y es un éxito representado en varios países y que le ha condecorado a su autor con diversos galardones de doctor honoris causae en varias universidades. Mi Dante no deja de ser un retrato mordaz sobre la sociedad del momento en una primera instancia que poco a poco su autor va ligando con los versos de Dante para hacer mucho más profundo esta sátira llena de referencias donde Benigni no da puntada sin hilo y demuestra un conocimiento de la poesía, la métrica, la obra de Alighieri, que impresiona. Asombra ver cómo un hombre aparentemente sencillo, al que pocos hubiésemos catalogado de erudito, es capaz de citar a los clásicos y a autoridades en materias varias de la actualidad y del ayer con una facilidad pasmosa, como el que cuenta una historia a un amigo. No le queda forzado, sino que además impregna todo de una gracia que le hace muy sencillo con lo que consigue una empatía con el público tremenda. Su éxito reside en que llenó la plaza de la Santa Croce de Florencia durante trece días y su espectáculo fue visto por más de cinco mil personas. Así se hizo viral Tutto Dante y se exportó a otros países, y su autor fue reconocido en los círculos más intelectuales.

Mucho tenemos que aprender de Dante, pero si cabe tanto tenemos que aprender también de Benigni para poder afrontar con ojos nuevos la vida misma.

¿Qué aporta Benigni? La sencillez y cercanía a una obra que no muchos están capacitados para leer y mucho menos disfrutar. Aporta entusiasmo por las humanidades, por la literatura, la poesía, el arte, la política, la historia… y su personalidad contagia hasta el punto de generar una invitación a querer aprender con este nuevo maestro de la literatura. Además, el todoterreno toscano juega entre el humor y la seriedad más profunda como si de un funambulista se tratase. Y lo más sorprendente es que lo hace genial. No es fácil hacer deseable la lectura de un clásico. No es fácil la obra de Dante. No es fácil entusiasmar al público de ahora con sus carencias lingüísticas y sus problemas de comprensión. No es fácil entusiasmar. No es fácil asombrar. No es fácil fascinar… y todo ello Benigni lo consigue con la misma sencillez con la que nos presentó allá por 1997 su gran obra: La vida es bella. Enseñando que la vida es luz y sombras donde no puede faltar el humor ligado al saber para que seamos hombres de provecho y así sentirnos realizados. Mucho tenemos que aprender de Dante, pero si cabe tanto tenemos que aprender también de Roberto Benigni para poder afrontar con ojos nuevos la vida misma.

Continúa el camino...
De lo que no se puede hablar
La razón de la razón en Charles Péguy
«Mindhunter»: buena intención pero fallo de ejecución
La irresponsabilidad de no leer a Jordi Amat

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar