Home > Cine > Warcraft el origen: Cuando lo que sobra es la realidad

Warcraft el origen: Cuando lo que sobra es la realidad

Warcraft el origen

Crítica de cine: Warcraft El origen

Ficha técnica

Warcraft el origenTítulo: Warcraft el origen

Director: Duncan Jones

Guión: Duncan Jones, Charles Leavitt, Chris Metzen

Producción: Nicholas S. Carpenter, Stuart Fenegan, Alex Gartner.

Dirección de fotografía: Simon Duggan

Reparto: Travis Fimmel (Anduin Lothar); Paula Patton (Garona); Ben Foster (Medivh); Dominic Cooper (Llane Wrynn); Toby Kebbel (Durotan/Antonidas); Daniel Wu (Gul’dan)

Duración: 123 minutos

País: Estados Unidos

Año: 2016

Distribuye: Universal

Francisco Javier Moreno Mintegui


El cine y los videojuegos no se llevan bien. Es algo recíproco. Cuesta horrores encontrar una buena adaptación a la consola de una buena película, y viceversa. Por no hablar de la competencia que le está haciendo la actual industria del videojuego al séptimo arte. Encontramos joyas como pueden ser la saga Uncharted o el magnífico The Last of Us que ponen en evidencia el gran momento que vive el videojuego a nivel argumental en la actualidad. El cine, en muchos aspectos, está perdiendo a la juventud en aras del videojuego, que se convierte en una “película interactiva” donde, pese a tener un guion predeterminado, es el jugador quien desencadena los acontecimientos con sus decisiones. Ante este panorama, ¿Cómo puede el cine devolver el golpe al videojuego?

Parece ser que Blizzard ha sabido leer este panorama a la perfección. Para quien no lo sepa o sea profano en el tema, Blizzard es la empresa detrás del universo de Warcraft, una de las franquicias de juegos de PC más exitosas de la historia. Si bien sus juegos de estrategia eran sublimes (Warcraft 3 es una obra maestra tanto en historia como en jugabilidad), el pelotazo definitivo vino con el juego online multijugador World of Warcraft, el videojuego más jugado en todo el mundo en su género. Por tanto, a la hora de hacer esta película, Blizzard debió plantearse: ¿hacemos algo novedoso buscando desmarcarnos ligeramente del ambiente de videojuego o directamente tiramos de esa máquina de hacer dinero que son los millones de jugadores de World of Warcraft? La decisión, sin duda, fue la segunda opción.

Warcraft el Origen
Warcraft el Origen(2016) – Duncan Jones – Travis Kimmel – Paula Patton

Warcraft el Origen es una película hecha absolutamente para fans, para crear un feedback de modo que, al terminar la película,, el espectador esté deseando jugar a uno de sus juegos (servidor no pudo resistirse el pasarse la campaña de los orcos en Warcraft 3 tras su visionado). A aquellos que no estén habituados a este universo ni a sus juegos, les parecerá una película floja, muy floja. Porque lo es. Hasta el más fan lo reconocerá. Pero al fan le dan algo que al profano no le pueden aportar: el ver los escenarios que ha recorrido durante horas hermosamente construidos o reconocer a héroes y villanos icónicos del mundo de los videojuegos tomar vida más allá de la pantalla del ordenador. El profano se encontrará con algo anodino, una película de hombres enfundados en brillantes armaduras batallando contra bárbaros orcos que les duplican el tamaño. Y es que la película no tiene nada más que aportar. Hasta los combates dejan que desear, sobre todo en los que participan los héroes, siendo mucho mejores los enfrentamientos entre tropas rasas de ambas especies.

Warcraft el Origen
Warcraft el Origen (2016) – Duncan Jones – Ben Foster

Y el gran problema que tiene, aparte de tener un público exclusivo al que va dirigida (sí, es un público de millones de personas, pero exclusivo), son sus actores. La unión del CGI y los actores de carne y hueso no es creíble. Ver la caracterización de Garona al lado del espectacular Gul’dan desmerece muchísimo el trabajo de maquillaje. Esto resta veracidad a la imagen, habiendo sido preferible hacer toda la película con tecnología de captura de movimiento, como se hizo en Beowulf, lo que la habría dado un acabado técnico exquisito. A eso se suman unos movimientos de cámara muy rápidos que en ocasiones no dejan apreciar con claridad los maravillosos paisajes generados por ordenador.

En definitiva, es una película hecha para los fans del videojuego, que a nivel cinematográfico no aporta nada y que es el primer paso de lo que se prevé una saga rompetaquillas que llega para quedarse con casi absoluta certeza.

Dato cinéfilo

En esta ocasión, vamos a aportar dos datos cinéfilos: uno cinéfilo en sí mismo y otro más “gamer”. Duncan Jones, el director de la cinta, es hijo del difunto David Bowie, y pese a lo que pueda desprenderse de esta película, acumula varios premios, entre ellos un BAFTA. A los más jugones, les encantará ver en la película a gran cantidad de personajes icónicos del universo Warcraft, aunque sea de pasada, como pueden ser el líder de los magos de Kirin Tor Antónidas, el jefe orco Grommash Hellscream o el príncipe elfo Kael’thas.

Continúa el camino...
Independence Day Contraataque
Independence Day Contraataque: Testosterona a prueba de aliens
Esos locos bajitos
Lección de convivencia entre culturas
Los nazis también tienen corazón

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar