Home > Cine > Victoria para el cine español

Victoria para el cine español

Jorge Velasco Fernández
@JorgeVF88


El pasado sábado se celebró la gala del cine español, los premios Goya. Alcanzaban su 29ª Edición con unas candidaturas muy repartidas y disputadas en cuanto a calidad. Posiblemente hacía bastante tiempo que no había tanto nivel. En España podemos darnos por satisfechos con el cine que estamos haciendo, no debemos envidiar a ningún otro país. Este año hemos superado con creces al resto de países gracias a La isla mínima, El niño, Magical Girl y 8 apellidos vascos.

La semana pasada, en la víspera a la gala, desde Hombre en camino hicimos nuestra previsión. Nos equivocamos con gusto en las dos últimas categorías, las más disputadas sin duda alguna.

Pasemos a la gala. Dani Rovira, el maestro de ceremonias la llevó a cabo con tino pero con algo de nerviosismo, y se encumbró llevándola hasta altas cuotas de share, rozando los cuatro millones de espectadores en sábado. También hay que dar las gracias a los guionistas, que hicieron una labor fantástica, pese a las rectitudes que se pidieron con el plan establecido. Como siempre, no se puede contentar a todo el mundo; a unos les resultó cansina, a otros muy dinámica. Yo soy de los segundos. La restricción en el tiempo de agradecimientos, los números musicales y los gags estuvieron muy bien llevados, haciendo de la gala un momento muy divertido y nada tedioso.

En cuanto a los premios, la noche fue para La isla mínima. La película de Alberto Rodríguez se alzó con diez cabezones (término cariñoso con el que se denomina al Goya), incluyendo Mejor Película, Director, Actor, Actriz Revelación y los premios más técnicos. La siguiente producción con más premios fue El niño, de Daniel Monzón, que logró cuatro estatuillas de premios técnicos (canción, sonido, efectos especiales y dirección de producción); sin embargo, la otra gran triunfadora fue el fenómeno taquillero 8 apellidos vascos, que logró tres premios Goya, a los mejores actores de reparto y al mejor actor revelación, premios muy potentes para una comedia. Con ello no sólo se reconoce el trabajo de los guionistas que se dedican a querer sacar una sonrisa en sus películas, sino que también se premia por fin la buena labor de los actores en este campo tan poco valorado a la hora de entregar premios.

Si somos sinceros, todo el mundo presumía ya la victoria aplastante de La isla mínima. Se reconocía así ya a Alberto Rodríguez como uno de los mejores directores españoles de los últimos tiempos. Sus películas (Grupo 7, After, 7 Vírgenes, El traje y El factor Pilgrim) siempre han mantenido un alto nivel en todos los aspectos y ahora, por fin, le llegó el reconocimiento por todo lo alto. También fue la noche en la que por fin, y este sí que es un ‘por fin’ profundo, Javier Gutiérrez obtuvo su merecidísimo reconocimiento como el actorazo que es. Así mismo, destacó la nueva revelación femenina, Nerea Barros, que se hace hueco en la gran pantalla a base de lágrimas y peso delante de la cámara.

No podemos olvidarnos de Bárbara Lennie, la actriz 2014. Sus papeles en Magical Girl y El Niño la han encumbrado hasta lo más alto. Sin duda su premio es merecido y aunque tenía grandes rivales, ella estaba muy por encima del resto. Magical Girl es magic gracias a ella. ¡Qué papelón! Pero tampoco podemos olvidarnos del Director Revelación: Carlos Marqués, el director de 10.000 Km, posiblemente uno de los mejores romances independientes de los últimos tiempos, que se ha quedado cojo, sin premios para sus actores. Los Goya deberían hacer una categoría a mejor película novel o algo así, “Mejor Ópera Prima”; porque este filme es una referencia ineludible del cine romántico actual, y de las relaciones humanas que hoy en día, tristemente, se están llevando a cabo.

Pero sin duda, este año, han sido muy llamativos premios a los actores de reparto. Karra Elejalde logró su segundo Goya en esta categoría (el anterior lo logró por También la lluvia), y Carmen Machi se asentaba en el cine español tras sus excelentes interpretaciones en diversas comedias y algún que otro drama. 8 apellidos vascos, la cinta española más taquillera de la historia se reivindicaba así con el premio de Dani Rovira a mejor actor revelación.

Por último, no quiero dejar sin mencionar al receptor del Goya Honorífico, Antonio Banderas. ¿Por qué le han dado un Goya a este actor que aún no ha hecho ningún papel potente merecedor de un premio? Sinceramente no lo sé, aquí hay amiguismo de la Academia, que no sabían a quien dar un Goya en homenaje a toda su carrera –anda que no habrá actores ya en su ocaso- y han dicho que por qué no dárselo al embajador en los USA, Antonio Banderas. Y dicho esto, ahora solo puedo defender a Banderas por su discurso de agradecimiento. Qué defensa de la cultura española y del cine nacional. Si cada premio se agradeciese así, con ese amor a la profesión y al país, todo sería muy distinto, porque es cierto que a la cultura en nuestro país se le ponen trabas de todo tipo, pero lo que no puede prevalecer es el enfado y la queja por encima de la exaltación del buen producto nacional que hay al margen de todo tema político.

En definitiva, pese a la queja político-cultural, la noche del sábado 7 de febrero fue la noche del cine, del cine con mayúsculas, del cine español. Un cine que este año está por encima de las otras grandes academias. ¡Viva el cine español!

Continúa el camino...
«Abracadabra», mentalismo ‘choni’ divertido
«El cuento de la criada» ya lo he visto antes
«Asesinato en el Orient Express» descarrilado
«El libro de los Baltimore» engancha pero no llena

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar