Home > Cine > Una excelente labor de iluminación, interpretación y música que no consigue emocionar

Una excelente labor de iluminación, interpretación y música que no consigue emocionar

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]
La teoría del todo (2014) - James Marsh - Germán Esteban Espinosa

Título: La teoría del todo

Director: James Marsh

Guión: Anthony McCarten. Novela de Jane Hawking

Producción: Tim Bevan, Eric Fellner, Lisa Bruce, Anthony McCarten

Dirección de fotografía: Benoît Delhomme

Banda Sonora: Jóhann Jóhansson

Reparto: Eddie Redmayne (Stephen Hawking); Felicity Jones (Jane Hawking); Harry Lord (Brian); David Thelwiss (Dennis Sciama); Charlie Cox (Jonathan Hellyer Jones)

Duración: 123 minutos

País: Reino Unido

Año: 2014

Distribuye: Universal

[/tab][/tabs]

 Germán Esteban Espinosa


Aquí llega la cuarta biografía cinematográfica del mes, en esta ocasión sobre el astrofísico Stephen Hawking. Pese a todo el revuelo que ha causado por sus múltiples candidaturas a los Globos de Oro (entre las que destacan sus victorias en Mejor Actor de Drama y Mejor Banda Sonora) y más que posiblemente a los Óscar, es una película que no llega a conectar con el espectador ni a hacerle vibrar, por más que posea una iluminación y una banda sonora excelentes.

La trama presenta la vida de Stephen Hawking, pero lo hace sobre todo desde el punto de su primera mujer, Jane Hawking, autora de la novela autobiográfica en la que se basa la película. El argumento ofrece numerosos momentos emotivos y grandes discursos; sin embargo, son tan patéticos y grandiosos que quedan fuera de lugar, como metidos a presión, de manera que no consiguen penetrar en todos los espectadores, dando la sensación de ser una emoción superpuesta sin ningún fundamento.

Todo ello produce que la cinta no llegue a ser lo emotiva que promete el tráiler, ni la gran película que tendrán en mente los espectadores que acudan a verla. La cinta evoluciona a un ritmo tremendamente pausado que al principio funciona, pero que después va dilatando y lastrando la calidad final del producto.

La teoría del todo (2014) - James Marsh - Eddie Redmayne - Germán Esteban Espinosa

Por otro lado, merece la pena destacar el papel del protagonista, Eddie Redmayne, que algunos recordarán por su intervención en la última adaptación musical cinematográfica de Los Miserables (2012). Su interpretación es completamente camaleónica. Es el auténtico Stephen Hawking. Evoluciona perfectamente desde el principio hasta estar postrado en la silla de ruedas sin poder hablar más que a través de una máquina. Sus movimientos y su pronunciación, así como la perfecta sincronía de los gestos faciales del actor con los del astrofísico, demuestran un trabajo intenso y sobresaliente. Copia exactamente la misma manera de poner los labios, sonreír, mirar y girar la cabeza. Es una interpretación corporal perfecta. ¿Es por ello mejor que otros como Benedict Cumberbatch en The Imitation Game? Es difícil saberlo, ya que un personaje tan marcadamente físico como Hawking, aunque sea difícil de emular, presenta un modelo fácil de estudiar, mientras que el asperger Alan Turing de Cumberbatch, siendo más sutil, ofrece también un realismo y una verosimilitud dignos de ovación.

Su contrapartida es excelente. La joven Felicity Jones, pese a perder su Globo de Oro frente a Julianne Moore (por una película que criticará Basilisa Cánovas Rubio esta misma semana), demuestra una elegancia sobresaliente para representar a la primera y sufrida esposa de Hawking. Su inocente rostro es capaz de contener la emoción hasta límites insospechados, con lo que logra concentrar toda la fuerza emotiva en su mirada y el tembleque de su barbilla, sin permitir en ningún momento que la emoción corte su voz  ni ahogue a su personaje en un mar lacrimógeno.

La teoría del todo (2014) - James Marsh - Eddie Redmayne - Felicity Jones - Germán Esteban Espinosa

Es una pena que con la buena actuación de su reparto y la excelente fotografía y banda sonora no consiga emocionar al público y llegue en algunos momentos a aburrir. Tanto por el protagonista como por los aspectos técnicos mencionados, la cinta nos recuerda a la bellísima Yves Saint Laurent, película que conseguía una mezcla más homogénea y potente de la imagen con la banda sonora, logrando aunar su discurso con la vida y obra de uno de los grandes diseñadores de la moda. Es una pena que Yves Saint Laurent quede relegada en el olvido y esta sea difundida por todos los cines de España.

[toggle title=”Dato cinéfilo”]El propio Stephen Hawking, en una carta dirigida al director de la película, reconoció que en algunas escenas tenía la impresión de ser él el que salía en la película. Además, el personaje real prestó su voz mecánica para las últimas escenas de la película, amén de suministrar una copia de su tesis doctoral, para que en la cinta se viera la firma real del astrofísico. Son geniales los dos guiños del guión a la serie británica Doctor Who.[/toggle]

Continúa el camino...
assassins creed
Assassin’s Creed: tan mala que parece una parodia del videojuego
Superman Tierra Uno Vol 2. Brillos y efectos espectaculares
Superman Tierra uno Vol 1: La actualización del mito
Ahora me ves 2
Ahora me ves 2: Magia y diversión aseguradas de nuevo

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar