Home > Cine > Una auténtica locura cinematográfica o una ilusión muy bien orquestada

Una auténtica locura cinematográfica o una ilusión muy bien orquestada

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]
Birdman (2014) - Iñárritu - Germán Esteban Espinosa

Título: Birdman o la inesperada virtud de la ignorancia

Director: Alejandro González Iñárritu

Guión: Alejandro González Iñárritu, Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris, Armando Bo

Producción: Alejandro González Iñárritu, John Lesher, Arnon Milchan, James W. Skotchdopole

Dirección de fotografía: Emmanuel Lubezki

Banda Sonora: Antonio Sánchez

Reparto: Michael Keaton (Riggan); Emma Stone (Sam); Zach Galifianakis (Jake); Naomi Watts (Lesley); Andrea Riseborough (Laura); Edward Norton (Mike)

Duración: 119 minutos

País: Estados Unidos

Año: 2014

Distribuye: Twentieth Century Fox

[/tab][/tabs]

 Germán Esteban Espinosa


Birdman, la nueva película de Iñárritu, llega dando numerosas sorpresas. Para empezar, supone un estilo completamente nuevo para el director. Para seguir, cuenta con un reparto envidiable, lleno de actores veteranos y nuevas estrellas, que brilla en todos sus componentes. Para terminar, ofrece una mezcla asombrosa de recursos narrativos y referencias extracinematográficas que desborda la capacidad de análisis del crítico. Tras verla, no sabemos si se trata de una revolución cinematográfica o de un conjunto disparatado de estímulos que provocan la ilusión de genialidad.

Empecemos por la idea inicial del argumento y el juego que realiza con la realidad. Michael Keaton encarna a un intérprete caído en desgracia, Riggan, que decide adaptar una obra en Broadway para alcanzar prestigio como actor. Su personaje es mundialmente conocido por haber encarnado al súper héroe “Birdman” en dos películas, cuya última entrega se estrenó en 1992, año en que el propio Keaton encarnó por última vez a Batman en Batman Vuelve.

Aquí no terminan los guiños, sino que todos los participantes de la película, que encarnan a actores y actrices ensayando para una función, con lo que tienen que mostrar por un lado su personaje, y por el otro, el personaje que interpreta su personaje, aparecen con nombres diferentes a los suyos reales. Sin embargo, los actores que nombran cuando buscan a un nuevo intérprete son reales, y las referencias que dicen sobre ellos también lo son.

Birdman (2014) - Iñárritu - Michael Keaton - Germán Esteban Espinosa

La banda sonora es un elemento constante en la cinta, con una potente música de Jazz. Sin embargo, no deja de sorprendernos, ya que cuando parece que el sonido se engarza a la emoción del protagonista, de repente desaparece. Cuando destila ironía, deja de expresarla para empatizar con la emoción escénica. Cuando parece que se apaga para los momentos intimistas, retumba con fuerza. Es tan cambiante que escapa a los moldes típicos.

El reparto es excelente. Tenemos ante nosotros una auténtica clase de arte dramático, que aprovecha, además, para hacer una sátira brutal y acertadísima del mundo del cine y sus derivados. Michael Keaton se desdobla entre su personaje y el personaje de éste, y su álter ego, Birdman, jugando con la percepción del espectador y mostrando un ego tan grande como para ponerse a levitar.

Galifianakis es sorprendente. Hasta mitad de la película no supimos quién era, ya que en versión original no tiene la voz de tonto que le ponen en las versiones dobladas de Resacón en Las Vegas, ni resulta en absoluto tan insoportable. Es increíble la capacidad que tiene para transitar instantáneamente entre las emociones y para construir físicamente a sus personajes.

Birdman (2014) - Iñárritu - Michael Keaton - Zack Gallifianakis - Germán Esteban Espinosa

Edward Norton, o al menos su personaje, está como una puñetera cabra. Protagoniza el mejor ataque a las escuelas derivadas del método Stanislavski que hemos visto nunca. Es una persona obsesionada con la verosimilitud hasta extremos delictivos, amén de poseer un ego que dramatiza la realidad, convirtiéndola en teatro, mientras que materializa el teatro sugiriendo la realidad. Todos los que hayamos ido alguna vez a alguna escuela de arte dramático sentiremos perfectamente identificadas las gilipolleces de dichas academias en el personaje de Norton, contrapunto y enemigo del súper ego de Keaton.

Entre las mujeres encontramos a Emma Stone, una gran estrella que se está consolidando como la gran actriz que es. Además de ser la nueva diva de Woody Allen y de encantarnos con su carismático personaje en el relanzamiento cinematográfico de Spiderman, sabe expresar una emotividad brutal y salvaje en un largo primer plano, sin temblarle el rostro salvo cuando ella lo desea.

Naomi Watts, al igual que el resto de los actores que encarnan a actores en la película, representa la figura de la actriz con problema de autoestima que se deja mancillar sin problemas y se contenta con una caricia del director, más que suficiente para calmar su falta de cariño propio y las inseguridades crónicas que acompañan a este segundo prototipo de actor. Si el lector nos lo permite, le explicaremos que, a grandes rasgos y estereotipando un pelín, hay dos grandes tipos de actores: los descomunales egos con patas que buscan la admiración porque saben que son lo mejor que ha parido el mundo; y aquellos cuya falta de cariño y amor propio les impulsa a actuar para encontrar, en el amor del público, la solución a sus graves problemas afectivos, relacionados con una infancia difícil o una familia desestructurada.

Birdman (2014) - Iñárritu - Emma Stone - Germán Esteban Espinosa

Tampoco se libran de la crítica del director los críticos de cine. Lindsay Duncan es la encargada de representar al prototipo de periodista insoportablemente apocalíptica que está más pendiente de sus pedorreces pseudoculturales que de la obra que supuestamente está criticando, ya que sus prejuicios son más poderosos que cualquier obra de teatro, y sabe lo que va a escribir incluso antes de que suceda. Ver esta película rodeado de críticos de cine fue una auténtica maravilla, una catarsis grupal.

La fotografía es estupenda, así como la dirección. Si el teatro destaca, entre otras cosas, por permitir al intérprete actuar sin cortes ni montaje audiovisual, Iñárritu decide dar primacía a los planos secuencia, a dejar a los actores hacer su trabajo durante largos minutos, mientras que la cámara los va siguiendo o efectuando sus giros y transiciones, permitiendo ver en vivo el talento de los actores. La dificultad en este tipo de planos es elevada, pues a la técnica necesaria para encarnar los personajes se le une la necesidad de unos movimientos precisos y una coreografía exacta, ya que los actores recorren toda una sucesión de escenarios sin cortar la filmación.

De hecho, el director afirmó enfrentarse al duro desafío de producir una película rodada en una sola toma, sin cortes. Por supuesto, fue imposible (existen casos que comentaremos en el dato cinéfilo). Sin embargo, está montada de tal manera que produce la sensación de no tener cambios de plano.

Birdman (2014) - Iñárritu - Michael Keaton - Bird - Germán Esteban Espinosa

Todos estos ingredientes, esta multireferencialidad, este uso atípico y constante de la banda sonora, esta prevalencia de los planos secuencia y la steady-cam, esta sátira brutal a los actores, directores, críticos y demás miembros del mundo de la cultura, unidos al derroche de situaciones alocadas, dobles y triples sentidos, la dificultad para discernir entre los delirios de grandeza y la realidad, y el enorme talento de los intérpretes, transforman a Birdman en una película que merece la pena ver y analizar, y que volveremos a ver según se estrene, para comprobar si es realmente una genialidad, o simplemente un caos muy bien orquestado para transmitir la ilusión de genialidad.

[toggle title=”Dato cinéfilo”]Sí, queridos lectores, existen películas rodadas con un solo plano, en las que la cámara no deja de grabar ni un instante. La más reciente es la peculiar película El arca rusa, estrenada en 2002 y que se encuentra completa en YouTube.[/toggle]

Continúa el camino...
assassins creed
Assassin’s Creed: tan mala que parece una parodia del videojuego
Superman Tierra Uno Vol 2. Brillos y efectos espectaculares
Superman Tierra uno Vol 1: La actualización del mito
Ahora me ves 2
Ahora me ves 2: Magia y diversión aseguradas de nuevo

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar