Home > Cine > Un mayordomo poco interesante

Un mayordomo poco interesante

 

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]

"El mayordomo" (2013) - Lee DanielsTítulo: El mayordomo

Director: Lee Daniels

Guión: Lee Daniels y Danny Strong

Producción: The Weinstein Company/ Laura Ziskin / Windy Hill Pictures

Director de fotografía: Andrew Dunn

Reparto: Forest Whitaker (Cecil Gaines), David Banner (Earl Gaines), Alex Pettyfer (Thomas Westfall), Vanessa Redgrave (Annabeth Westfall), Oprah Winfrey (Gloria Gaines)

Duración: 132 min

País: USA

Año: 2013

Distribuye: eOne

[/tab][/tabs]

 

Jorge Velasco Fernández
@JorgeVF88

Si esta película es una de las mejores del año… ¡cómo está el panorama! Veremos en febrero si este último trabajo del director americano Lee Daniels (Precious, 2009), consigue las candidaturas a los premios más importantes de los Oscar. Hablamos de la película El mayordomo.

La historia es muy sencilla. Daniels nos cuenta y relata, pues suyo es también el guión, la vida del mayordomo jefe de la Casa Blanca, Cecil Gaines, al que da vida un casi irreconocible Forest Whitaker, durante algo más de 34 años  y ocho presidentes a cuestas. Este hecho o lujo, pues muy pocos duran tanto tiempo en un trabajo, le permitió a Cecil ser testigo directo de todos los tejemanejes políticos y raciales que se desarrollaban en los Estados Unidos a lo largo de su historia.

Forest Whitaker en el filme

La película viene de los Estados Unidos como una obra destacada que presuntamente debe aspirar a todo en los premios de la Academia yankee. Sin embargo, perdónenme los críticos norteamericanos, pero esta historia, pese a no ser mala, es inconexa. Daniels ha querido abarcar tanto tiempo en la carrera laboral de Cecil Gaines, que apenas nos permite a los espectadores disfrutar de algún momento de la vida de este hombre desconocido por todos hasta el día del estreno de la cinta.

Sé que es complicado llevar al cine la vida de un hombre, y para más inri condensarla en apenas dos horas de metraje. En este caso, Daniels ha sido superado por la película. El filme tiene momentos muy interesantes, como la relación con alguno de los presidentes o las actividades del hijo de Cecil como manifestante por los derechos americanos para los hombres de raza negra. Pero estos instantes son tan efímeros que terminan por dejar un sinsabor en el público. Y como hay tantos momentos en los que Daniels nos pone un caramelo en los labios y nos lo quita al instante, uno termina por cansarse y comenzar a mirar al reloj de pulsera para ver cuánto queda de metraje. La historia pierde el interés que había suscitado en un principio, si es que alguna vez lo había despertado, pues el comienzo es tan inconexo como su continuación.

El director nos presenta los inicios de la vida de Gaines y, de repente, aparecemos en otro momento, 20 años después. Esto sólo nos suscita a preguntarnos: ¿Qué ocurre entre medias? Pues lo mismo sucede durante el resto de la película. Se retratan momentos muy claves con cada mandatario, pero insuficientes para que podamos tener un grato recuerdo de esa conversación y de las actuaciones y caracterizaciones que cada actor transmite al dar vida a un presidente.

Por este motivo sólo puedo hablar de tres actores, Whitaker, Oprah y Cuba Gooding Jr. Los tres están sensacionales y son los que levantan o sacan a flote esta película, que se podría haber tratado de distinta manera, como por ejemplo, centrándola en un tema principal, como es el racismo y la forma en la que lo han abordado los distintos presidentes, junto a la visión que les podría sugerir el propio Gaines.

El mayordomo en la Casa Blanca

Pese a lo dicho, El mayordomo no es un mal filme, sólo tiene fallos. Es una película que si no saben qué ver, no será una mala opción, pero ya saben a lo que van. Se van a encontrar con un producto 100% americano y que a los europeos puede no interesar tanto. Ya nos pasó con el Lincoln de Spielberg, en el que reconocemos la excelente interpretación de Daniel Day-Lewis, y ya.

Por último, tampoco quería dejar sin mencionar el patriotismo que evoca la película. Lo muestra con tal evidencia que nos hace ver que los hombres de raza negra también son verdaderos americanos, tanto que pueden llegar incluso a gobernar el país. Sólo falta por poner en el tráiler: “patrocinada por Barack Obama”.

[toggle title=”Dato cinéfilo“]No es la primera vez que Oprah Winfrey aparece en un filme con trasfondo racial. Su debut como actriz en el cine fue en la película El color Púrpura (1986), papel por el que fue candidata al Oscar. Tampoco es la primera vez que la archiconocida presentadora sigue las órdenes del director Lee Daniels, ya que actuó bajo su dirección en Precious. [/toggle]
https://www.youtube.com/watch?v=54PP4ivllAs

Continúa el camino...
«El libro de los Baltimore» engancha pero no llena
La mesura y desmedida de «The Young Pope»
«Blade Runner 2049», ni a la suela del original
Poldark, un caballo ganador

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar