Home > Cine > Tom Hiddleston brilla en una sombría historia

Tom Hiddleston brilla en una sombría historia

Ficha técnica

La cumbre escarlata (2015) - Guillermo del Toro - Gonzalo Rodríguez BlancoTítulo: La cumbre escarlata

Director: Guillermo del Toro

Guión: Guillermo del Toro, Matthew Robbins

Producción: Guillermo del Toro, Callum Greene, Jon Jashni, Thomas Tull

Dirección de fotografía: Dan Laustsen

Reparto: Mia Wasikowska (Edith Cushing), Jessica Chastain (Lucille Sharpe), Tom Hiddleston (Thomas Sharpe), Charlie Hunnam (Dr. Alan McMichael), Jim Beaver (Carter Cushing)

Duración: 119 minutos

 País: Estados Unidos

Año: 2015

Distribuye: Universal

Gonzalo Rodríguez Blanco


Vuelve el mejor Guillermo del Toro tras Pacific Rim (2013) con una perturbadora historia en la que una joven escritora pretenderá huir de los fantasmas de su pasado en los brazos de un misterioso europeo que entra en su vida. Este es el argumento de La cumbre escarlata, una película catalogada como terror y romántica que, no obstante, tiene poco de esos elementos.

La cumbre escarlata no puede ser definida bajo estas premisas, pues no cuenta con una trama única con la pueda ser clasificada. En ella se podrán ver varias historias que ya todos conocemos y que incluso alguna nos evocará a otras películas. De esta manera, el largometraje no dispone de grandes momentos de terror como para denominarla de esta manera. Además, las pocas escenas que puedan asustar están repletas de clichés. Por ello, no podía faltar la casa grande en la que no se antoja nada pasar una noche de tormenta con sus rayos y truenos, o las ya recurrentes puertas que se abren solas y a veces, pero solo a veces, no quieren cerrarse. Por otra parte, el apartado romántico de la película, que sí existe, no es lo esencial de la historia. La cumbre escarlata tiene algo más que aportar que una historia de amor, pues también hay sangre, y no poca precisamente, junto a secretos oscuros del pasado.

La cumbre escarlata (2015) - Guillermo del Toro - Mia Wasikowska - Gonzalo Rodríguez Blanco

Uno de los aspectos más destacados es el detalle audiovisual y la estética que el director mexicano plasma en cada una de sus películas. Guillermo del Toro sabe juntar magistralmente dichos elementos con memorables ambientaciones y gran caracterización de cada uno de sus personajes, como ya demostró en películas como Hellboy (2004), El laberinto del fauno (2006) o Pacific Rim (2013), con el demonio rojo de cuernos cortados, el fauno o los kaijus. En esta ocasión, no iba a ser menos; logra una gran ambientación victoriana con cada una de las localizaciones gracias a la riqueza visual de los planos, tanto de los escenarios como de los propios personajes

Otro de los alicientes de la historia es la actuación del trío protagonista, en el que resalta, sin duda alguna, Tom Hiddleston. El actor interpreta a un apuesto galán venido a menos que enamora con su aire misterioso y enigmático. Este actor británico ya nos tiene a todos acostumbrados a grandes actuaciones, como la que realizó en Los vengadores (2012), donde interpretaba brillantemente al villano Loki, que se echó de menos en Los Vengadores: la era de Ultrón (2015). En la dupla de actrices en primer lugar está Mia wasikowska, que ya sorprendió a los espectadores siendo la nueva Alicia de Tim Burton en Alicia el país de las maravillas (2010). Su actuación es correcta, aunque está eclipsada por Jessica Chastain (Interstellar, 2014), una tenebrosa hermana que controla cada punto recóndito de la lúgubre casa.

La cumbre escarlata (2015) - Guillermo del Toro - Tom Hiddleston - Gonzalo Rodríguez Blanco

En cuanto al ritmo de la narración sucede algo parecido a lo que se puede apreciar en El nuevo Nuevo testamento (2015). Se podría dividir en tres partes, siguiendo el Paradigma de Syd Field del guión clásico americano. El primer acto y el tercero son los que llevan un ritmo imparable en el que los acontecimientos se suceden unos tras otros con mayor ritmo, aumentando la tensión por la necesidad de saber qué pasará con la joven Edith. La parte del nudo es más lenta que las anteriores, por lo que puede suponer un tiempo de descanso tanto para Edith como para el espectador. Bien es cierto que en este tipo de historias no es necesario llevar un ritmo tan elevado como el que se pudo ver en Golpe de estado (2015). Sin embargo, sí se echa en falta una continuidad en la velocidad narrativa.

Con esta película se pone de manifiesto algo que venía con fuerza en los últimos años: los directores mexicanos están de moda. Alejandro González Iñárritu (Birdman, 2014) y Alfonso Cuarón (Gravity, 2013) rodaron grandes películas que ganaron algún que otro Oscar. Ahora, Guillermo del Toro nos trae una nueva historia de siempre contada con su particular e inconfundible sello.

Dato cinéfilo

La primera opción para interpretar a Thomas Sharpe era Benedict Cumberbatch, pero abandonó el proyecto por razones que no han sido reveladas y su papel fue para Tom Hiddleston. En la vida real ambos actores son buenos amigos y por ello Hiddleston pidió la bendición a Cumberbatch antes de aceptar el papel.

Continúa el camino...
Dos buenos tipos
Dos buenos tipos: Sencillamente genial
Espías desde el cielo
Espías desde el cielo: Una brillante muestra de la guerra actual
El otro lado de la puerta: Localización desaprovechada
Objetivo Londres
Objetivo Londres Americanada en Londres

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar