Home > Cine > «Star Wars» vuelve a lo grande

«Star Wars» vuelve a lo grande

Ficha técnica

Título: Star Wars Episodio VIII: Los últimos Jedi

Director: Rian Johnson

Guion: Rian Johnson

Producción: Lucasfilms/Disney

Fotografía: Steve Yedlin

Música: John Williams

Reparto: Daisy Ridley, John Boyega, Mark Hamill, Carrie Fisher, Andy Serkins, Adam Driver, Domhnall Gleeson, Laura Dern, Benicio del Toro y Oscar Isaac.

Duración: 150′

País: Estados Unidos

Año: 2017

Jorge Velasco Fernández
@JorgeVF88


La franquicia Star Wars cada vez que lanza un producto es noticia. Y, también, cada vez que sale a la palestra con una nueva aventura cinematográfica genera controversias. La crítica se divide en alabanzas y detractores, al igual que los fans, que crecen y crecen mientras algunos, los más veteranos, empiezan a sentirse enfrentados al mundo creado por George Lucas. En esta ocasión, la nueva entrega que acaba de llegar a las salas es el Episodio VIII: Los últimos Jedi. Desde esta atalaya no vamos a hacer los malvados spoilers, pero sí vamos a desgranar un poco los temas más importantes del filme.

En cuanto a la temática solo les mencionamos que la Primera Orden sigue creciendo en poder y está acorralando y aniquilando a los miembros de la Resistencia que encabeza la General Leia Organa (Fisher). A su vez, el piloto Poe Dameron (Isaac) tratará, junto a Finn (Boyega), acabar con las naves principales; los acorazados, de la Primea Orden. Mientras, Rey (Ridley) emprende un viaje para buscar su origen y encontrarse a sí misma y su vocación de Jedi a un planeta recóndito donde reside el último de ellos, Luke Skywalker (Hamill), el cual le devolverá el sentido a su vida.

Star WarsCon todo este mejunje argumental se desarrolla el Episodio VIII. Cinta con la que se estrena en la saga el director Rian Johnson (Looper, 2012) y al que, dado el grado de buenas sensaciones dejadas a los productores, ya le han encargado los nuevos episodios que se harán después de la novena entrega. Y esta última noticia se debe a su buena labor tras la cámara y con el guion, logrando crear una nueva historia que relanzase el anterior producto realizado por J.J. Abrams y que sembró muchas dudas a crítica y público pese a ser un taquillazo en toda regla.

Cuando muchos, tanto fans como críticos, ya aventuraban un nuevo ‘Imperio Contraataca’, Johnson ha dado una vuelta de tuerca a la saga.

Cuando muchos, tanto fans como críticos, ya aventuraban un nuevo Imperio Contraataca, Johnson ha dado una vuelta de tuerca a la saga. Y lo que al principio parecía ser igual, a medida que avanza el filme va cambiando hasta dejar un regusto agradable y épico. Y como no vamos a desvelar nada, simplemente intentaremos plasmar las impresiones captadas con los personajes y algunas ideas que ha dejado la película. Lo primero y más significativo a lo que debe enfrentarse el nuevo espectador de Star Wars es que se halla ante un producto Disney. Ahora ya la franquicia ha cambiado y el tono del guion es más cómico en algunos aspectos y más deus ex machina en otros. Pero lo bueno que ha conseguido Johnson ha sido el de no perder el norte con esta nueva forma de trabajar la base que ideó George Lucas.

Otro aspecto es que ¡por fin! se consigue explicar qué es la Fuerza. Siempre se ha hablado de sentir la fuerza, de los midiclorianos y un largo etcétera de cosas para intentar justificar qué es eso de la Fuerza. Pues bien, Luke Skywalker lo explica muy bien, lo dice muy clarito. Un modo de vivir experimentando y viendo la realidad y de la que muchos son capaces de despertar en su interior.

Star Wars

En cuanto al mal, está también muy bien explicado, y los personajes que se encuentran en ese lado oscuro también, ¡por fin!, tienen sus dudas espirituales. Ren (Driver), toma las riendas del eje del mal con los problemas interiores que le genera su situación y sus capacidades con respecto a la Fuerza. El que está llamado a ser un nuevo Lord Sith ahora es un nuevo villano con dudas sobre si ser malo malísimo porque sí o, mejor, ser malo porque aquello que busca cree, por convicción, que se solucionará estando en el bando de la Primera Orden.

Por otro lado, en el bien, hay mucho desencanto. Luke aparece como un señor mayor desencantado con la vida. Como si todo por lo que luchó no tuviese sentido. Menos mal que se encuentra con Rey y vuelve a surgir en él la chispa de la esperanza, esa esperanza que mueve a todo Jedi a luchar por el bien y la justicia en la galaxia.

Se profundiza en qué es la Fuerza, el mal duda en su naturaleza y hay desencantos en el bien.

Los puntos negativos de la película son las escenas de Finn intentando sobrevivir a un «Jumanji» de animales fantásticos y la difuminación de un rol principal en esta segunda parte de un personaje que se llegó a enfrentar a Kylo Ren en el anterior episodio. Ni siquiera llega a suplir la figura de Han Solo, que apunta más a que la solventará Poe Dameron. Y, por último, la aparición de un personaje que queda un poco cojo como es el que hace Benicio del Toro, o el del Star Trooper metálico. Sus apariciones son meros simbolismos de los que se esperaba mucho más.

Más aspectos buenos son la música de John Williams, que ha dado un nuevo giro a la sinfonía original. El final épico y las buenas actuaciones de Driver, Hamill y Ridley. No nos sorprendería a muchos que Hamill pudiera recibir la candidatura a Mejor actor de reparto. Está realmente bien, aunque los gags cómicos que incluye Disney pueden distorsionar su papeleta. Además, la excesiva duración (2 horas y 30 minutos) se pasan volando con el acierto de que los tiempos van in-crescendo hasta un clímax final brillante que a todo fan y espectador dejará impresionado.

Johnson ha conseguido un producto muy Star Wars y muy Disney, además de generar una historia muy interesante argumentalmente gracias a los giros que les ha dado a los personajes. Por tanto, con lo dicho, solo queda recomendar este blockbuster navideño. Los jóvenes disfrutarán y los más mayores verán temas interesantes para tratar y, a la salida, hacer cinefórums con la hamburguesa en mano.

Continúa el camino...
La razón de la razón en Charles Péguy
«Mindhunter»: buena intención pero fallo de ejecución
Sobre el filamento de las bombillas: entrevista a Agustín Fernández Mallo
Pablo, el apóstol del que se podría sacar más provecho

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar