Home > Cine > Radiografía de la China moderna

Radiografía de la China moderna

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]
Un toque de violencia (2013) - Jia Zhang-Ke - Pablo Jiménez Nicolás

Título: Un toque de violencia (Tian zhu ding)

Director: Jia Zhang-Ke

Guión: Jia Zhang-Ke

Producción: Shozo Ichiyama

Dirección de Fotografía: Yu Lik-Wai

Reparto: Zhao Tao (Xiao Yu), Jiang Wu (Dahai), Wang Baoqiang (Agente Rami), Luo Lansham (Xiao Hui)

Duración: 133 minutos

País: China

Año: 2013

Distribuye: Golem

[/tab][/tabs]

Pablo Jiménez Nicolás


La ambición de retratar una sociedad tan anquilosada y diversa como la china es una tarea, en principio, difícil de abordar. Una visión centrada en la violencia como recurso, como una manera de supervivencia, es el tema central de la última película de Jia Zhang-Ke, reputado cineasta con una larga trayectoria que comenzó en la década pasada y que continúa en la presente, siendo un habitual de los festivales de cine más importantes de Europa. Un toque de violencia (A Touch of Sin) es su nueva propuesta. Una obra interesante, aunque lejos de entrar en el olimpo de los grandes filmes del cine asiático.

La estructura del filme está dividida en cuatro partes. Cuatro historias independientes sin relación entre ellas. Una división que ahonda en ese interés de querer ser una película generacional. Son muchos los personajes inmersos en el crimen y la vileza dentro de la sociedad china. Así, se acentúa esa realista visión que, unida a altas dosis de violencia gráfica, forma un fresco intenso y, a ratos, consistente. Su principal inconveniente es la uniformidad del relato, mezclando momentos sublimes con otros tediosos o sin excesivo interés.

Un toque de violencia (2013) - Jia Zhang-Ke - Actriz - Pablo Jiménez Nicolás

Esta disparidad en la calidad del relato viene dada por esas cuatro historias. Son independientes y funcionarían bien como cortometrajes; pero, al estar unidas formando un largo, languidecen. En todas, la sangre llega al río, lo que lleva a que el espectador espere impaciente los diversos asesinatos. No es una película con muchas sorpresas, algo que no es criticable, ya que contar o no bien una historia no depende de su originalidad o sus giros. De las cuatro, la más interesante es la última, con el joven que va de trabajo en trabajo luchando por su miserable vida. Es el segmento más directo, más áspero y el menos efectista. Consigue cerrar Un toque de violencia de manera notable.

El primer fragmento es el más brutal. Una historia sin concesiones pero algo previsible y monótona. La segunda es la más tediosa, la más autocomplaciente y la menos razonada. La supuesta reflexión acerca de un asesino en serie merece un desarrollo del personaje más complejo. Es la parte más floja y aburrida de la película. Si el interés decae en la segunda se alza en la tercera. Es el único segmento protagonizado por una chica y es el más impactante de todos. Una mujer que trabaja como recepcionista en una sauna y que lleva una sufrida vida como amante de un hombre que no la quiere. Su vida no va a ningún lado; desencadenado una escena sangrienta y muy dura. La más recordada del filme, la más característica del cine oriental actual. La más salvaje.

Un toque de violencia (2013) - Jia Zhang-Ke - Zhao Tao - Pablo Jiménez Nicolás

Toda la película muestra un mundo desesperanzado, solitario y desamparado. Zhang-Ke no da concesiones y nos muestra una sociedad atrapada en la barbarie. No hay esperanza para los personajes, todos están abocados al sufrimiento (el chico del cuarto segmento es el que mejor lo representa) y así será. Un toque de violencia es una obra dura y, sobre todo, muy pesimista.

Destaca, también, en su honestidad. La crítica a la situación política está muy presente y sorprende que pasara la censura del gigante asiático. Una idea que se extrae del largometraje es el hecho de que los males vienen de esa escasez de libertades que sufre la sociedad china; un postulado arriesgado en un país donde muchos cineastas han sido perseguidos por el gobierno. En resumen, Un toque de violencia no es la maravilla que podría haber sido, pero es una propuesta muy estimable y de lo más recomendable en este verano de escasa calidad cinematográfica.

[toggle title=”Dato cinéfilo“]Una de las productoras del filme es la japonesa Office Kitano. Fundada por el legendario cineasta Takeshi Kitano, la compañía ha trabajado (principalmente) en Japón. En esta ocasión, salieron hasta la cercana China para costear la nueva película del reputado Jia Zhang-Ke.[/toggle]

Continúa el camino...
La extinción del cine de entretenimiento de calidad
Cine hueco
La caza del hombre
Las malas costumbres del cine Indie

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar