Home > Cine > Obra maestra con toques de realismo mágico

Obra maestra con toques de realismo mágico

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]

Una cuestión de tiempo (2013) - Richard CurtisTítulo: Una Cuestión de tiempo (About Time)

Director: Richard Curtis

Guión: Richard Curtis

Producción: Tim Bevan, Eric Fellner

Dirección de fotografía: John Guleserian

Reparto: Domhnall Gleeson (Tim); Rachel McAdams (Mary); Bill Nighy (Papá); Lydia Wilson (Kit Kat); Lindsay Duncan (Mamá); Richard Cordery (Tío D.); Joshua McGuire (Rory); Tom Hollander (Harry); Margot Robbie (Charlotte)

Duración: 123 minutos

País: Reino Unido

Año: 2013

Distribuye: Universal

[/tab][/tabs]

Germán Esteban Espinosa

Una cuestión de tiempo es una deliciosa y absorbente película que toca todas casi todas las emociones humanas con una sensibilidad fantástica, sin perder nunca de vista el humor, fundamentado en unos diálogos ágiles y ácidos, creados por la maestra mano de su director y guionista Richard Curtis, escritor de Notting Hill, Love Actually y Mr. Bean.

Ambientada en una Gran Bretaña luminosa y fantástica, la película se abre con la voz en Off de Tim, su protagonista, que describe a su familia al estilo del realismo mágico hispanoamericano. No tarda en desvelarnos el gran poder de los hombres de su familia, una poderosa habilidad con la que obtener numerosos privilegios, aunque con el peligro de provocar un efecto mariposa. Es indudable que al verla no podemos evitar pensar que el autor se ha inspirado en la película homónima, aunque esta vez en clave de humor, amor y sentimientos familiares.

Posiblemente sea la producción más optimista de la temporada, con momentos que tienden a la lágrima, pero más por emoción que por pena, mediante el uso de una insistente música empática de piano, que sabe perfectamente transitar a la explosión de percusión y viento cuando la emoción alcanza el clímax.

Rachel McAdams y Domhnall Gleesona

Es brillante la secuencia de montaje* con escenario fijo que diseña para mostrar el paso del tiempo, enfocando una banda de música que toca en la parada del metro. Otro punto fuerte de la cinta es la buena definición de sus personajes. No hay nadie que sea normal o mediocre; todos tienen su magia interior. Aunque algunos posean cualidades algo patéticas o feas, todos destacan por encima de la normalidad.

Habrá lágrimas, pero también muchas carcajadas que irán increscendo, con grandes momentos como el sexo oral, o las fantásticas elipsis de las escenas de cama. Es pura magia. Es imposible que el espectador, hasta el más experimentado, pueda alejarse lo suficiente de la cinta como para fijarse en la fotografía o el vestuario, de tan absorbente que es el largometraje.

Bill Nighy y Domhnall Gleeson

Bill Nighy en el papel de padre se come la pantalla, es buenísimo y completamente natural. Rachel McAdams brilla de nuevo, y sin necesidad de mostrar su trasero (si se nos permite la licencia, el mejor culo del cine actual), gracias a sus brillantes ojos y amplia sonrisa. El dramaturgo excéntrico y la hermana excepcional completan la receta de esta inolvidable película.

Una cuestión de tiempo reflexiona sobre el Tempus Fugit y el Carpe diem, y la necesidad de fijarse en el lado bueno de las cosas, algo que resulta mucho más sencillo si se tiene la peculiar habilidad de los hombres de la familia del protagonista.

Junto a Grand Piano, es la mejor película desde que arrancó la nueva temporada en septiembre. Es una maravilla que no pueden ustedes dejar escapar. Para los que duden entre verla en versión original o en versión doblada, el inglés original se entiende maravillosamente bien, pese a ser rodada en Reino Unido. Hágannos caso y corran esta misma tarde a verla.

[toggle title=”Dato cinéfilo“]

Normalmente un director contrata a guionistas para que le escriban sus películas (directores clásicos); o se la escribe él mismo (directores modernos como Tarantino). Sin embargo, pocas veces sucede lo contrario, que un veterano guionista interrumpa en el terreno de la dirección. Eso es lo que sucede con Richard Curtis en Una cuestión de tiempo, tras dirigir Radio encubierta (2009) y Love Actually (2003). Curtis es un experimentado guionista con más de 46 guiones, cifra que se multiplica por dos si contamos todos los capítulos de series que ha realizado. Entre ellos se encuentran los ya citados en la crítica, más War Horse (2011) o las dos entregas de Bridget Jones (2001 y 2004).

*Secuencia de montaje es un ensamblaje de fragmentos fílmicos que sirve para mostrar el paso del tiempo. La más común es la que muestra una sucesión de titulares de periódico, o las hojas de un calendario que van pasando frente a la cámara.

[/toggle]

Continúa el camino...
assassins creed
Assassin’s Creed: tan mala que parece una parodia del videojuego
Superman Tierra Uno Vol 2. Brillos y efectos espectaculares
Superman Tierra uno Vol 1: La actualización del mito
Ahora me ves 2
Ahora me ves 2: Magia y diversión aseguradas de nuevo

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar