Home > Cine > Novedosa y compleja. Innovadora, pero fiel a la esencia

Novedosa y compleja. Innovadora, pero fiel a la esencia

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]

"Noé" (2014) - Darren AronofskyTítulo: Noé

Director: Darren Aronofsky

Guión: Darren Aronofsky, Ari Handel.

Producción: Darren Aronofsky, Scott Franklin, Arnon Milchan, Mary Parent

Dirección de fotografía: Matthew Libatique

Música: Clint Mansell.

Montaje: Andrew Weisblum

Reparto: Russel Crowe (Noé); Jennifer Connelly (Naaméh); Ray Winstone (Tubal-Caín); Anthony Hopkins (Matusalén); Emma Watson (Ila); Douglas Booth (Shem); Logan Lerman (Caam);

Duración: 138 minutos

País: Estados Unidos

Año: 2014

Distribuye: Paramount

[/tab][/tabs]

 

Germán Esteban Espinosa

Darren Aronofsky hace las paces con el Séptimo Arte gracias a esta espectacular, contemporánea y profundamente espiritual adaptación del mito de Noé a la gran pantalla, de una manera que no tiene absolutamente nada que ver con el resto de diluvios universales llevados al cine.

Novedosa y compleja, innovadora pero fiel a la esencia, Noé se convierte en la víctima perfecta para los dogmáticos de todo el espectro ideológico y religioso. Los integristas del cristianismo y el judaísmo se sentirán ofendidos porque no cuenta la historia igual que la Biblia. Los musulmanes la prohibirán por tratar de la vida de un profeta. Los radicales del ateísmo sentirán alergia por la esencia intensamente religiosa de la cinta, y todos dejarán que sus ideologías y creencias los cieguen y les impida disfrutar de este pequeño tesoro.

El director recurre a numerosos textos apócrifos hebreos para reconstruir la historia de Noé, un mito que no es en absoluto propiedad intelectual del texto bíblico, ya que se encuentran otras leyendas muy semejantes entre los reinos sumerios, como refleja el Poema de Gilgamesh, además de numerosas historias procedentes de otras partes, como recoge muy bien Javier Sierra en su interesantísima novela El ángel perdido.

Noé (2014) - Darren Aronofsky - Russel Crowe - Batalla - Germán Esteban Espinosa

Según estos relatos, los humanos no estaban solos, sino que convivían con los ángeles guardianes, reconvertidos en monstruos de piedra. Este detalle, lejos de aportar comicidad o de transformar la película en una cinta de acción, aportan mayor dinamismo mágico al cuento.

Tras el horrendo guión de Cisne Negro, plagado de errores, incoherencias y fallos significativos, el director presenta esta vez un argumento e historia sólidos, que salvo alguna pequeña laguna semántica al principio del metraje, atarán rápidamente al espectador y lo sumergirán en un mundo ancestral donde la ciencia aún no ha terminado con la presencia de la magia y lo inexplicable; un universo en el que Matusalén, abuelo de Noé, es un Anthony Hopkins envejecido pero con gran sabiduría y una potente magia.

Aronofsky y su fiel equipo de técnicos, que lo acompañan en la mayoría de sus producciones, consigue esta vez que todos sus recursos audiovisuales trabajen para embellecer y potenciar la diégesis de la película. Son especialmente destacables sus fantásticas secuencias de montaje, como la empleada para contar la creación del mundo, o su metáfora sobre las infinitas guerras entre los hombres, narrada mediante la rápida sucesión de siluetas claramente reconocibles (romanos, griegos, trajes,…), de un Caín descalabrando con un pedrusco a su hermano Abel, sustituido también por infinidad de siluetas.

Noé (2014) - Darren Aronofsky - Russel Crowe - Jennifer Connelly - Siluetas - Fotograma

Sí, de nuevo estamos ante una película que recrea la creación del mundo, solo que esta vez logra sus objetivos de sorprender al público, con imágenes ilustrativas del cuento  sobre el Génesis relatado por la voz en off de Russel Crowe, y con un montaje completamente epiléptico que resulta sorprendente e impresionante. Consciente el director de que la persistencia retiniana del ojo humano percibe movimiento cuando observa 15 o más imágenes por segundo, opta por reducir la cantidad de cuadros, de manera que el espectador perciba un sinfín de imágenes, sin llegar a ver un movimiento continuo, de modo semejante al efecto cegador que provocan los créditos iniciales de The Big Bang Theory.

Es una película perfecta para demostrar que ese tipo de metáforas se pueden llevar a cabo sin problemas, sin construir auténticos somníferos como la insoportable y elaboradamente absurda El árbol de la vida, de Malik.

Noé también destaca, por supuesto, por sus efectos especiales. Es una superproducción espectacular, que destila un gusto por la estética muy elevado. Consigue algo que pocas producciones logran: perfeccionarse en la mente del espectador, que al reflexionar sobre lo que ha visto, se sentirá más satisfecho que cuando salió del cine. Los efectos están muy bien conseguidos, sobre todo en las sucesivas llegadas de las parejas de animales al arca. Aquí son bastante realistas, porque llegan cientos de animales, y no solo mamíferos y animales agradables, sino también bandadas infinitas de pájaros, nubes de insectos que taparán el sol; y una alfombra serpenteante de ofidios, no apta para aquellos que sientan cierta grima ante estos reptiles.

Noé (2014) - Darren Aronofsky - Russel Crowe - Jennifer Connelly - Germán Esteban Espinosa

Russel Crowe está soberbio, tanto que hacia la mitad de la cinta el espectador se olvida de que es Crowe. El personaje de Noé está perfectamente dibujado, con todas sus caras oscuras, que son muchas; sus dudas existenciales y su conflicto interno, provocado por la lucha entre su libre albedrío y lo que él interpreta que quiere Dios. Plantea además un dilema moral importante, que había pasado bastante desapercibido en anteriores adaptaciones: Noé y su familia se resguardan en el arca (que por fin es un arca, y no un barco gigantesco); pero, ¿Y todos los demás que, aun siendo inocentes, se ahogan por voluntad divina?

El papel de Jennifer Connelly cobra especial importancia en el segundo segmento de la cinta, donde por desgracia el ritmo decae un poco. En esta parte, la trama se convierte en una auténtica tragedia griega, donde se muestra con mayor intensidad la esencia del catolicismo en la lucha entre los designios divinos y la vida humana. Connelly, gracias a una exageradamente potente interpretación, consigue ser el contrapeso de la fuerza irracional de Noé.

Incluso Emma Watson demuestra ser capaz dejar atrás la fragilidad de los personajes en los que se había encasillado tras dar vida a Hermione en la saga Harry Potter, y encarna al personaje nuclear del segundo gran conflicto del argumento. El resto de los actores lo hace estupendamente bien.

Noé (2014) - Darren Aronofsky - Russel Crowe - Emma Watson - Germán Esteban Espinosa

El parkinson pandémico de los operadores de cámara americanos echa a perder la mayoría de las secuencias de acción, menos, por fortuna, las de los elementos mágicos de la historia. No obstante, la profundidad trágica que alcanza en el nudo y el desenlace consigue hacer que este pequeño detalle quede rápidamente olvidado.

Sin duda, es una película para ver en el cine, porque es espectacular y merece vivamente la pena. Juzgarla por su proximidad a la narración bíblica es tan interesante y útil como calificar un libro por la ilustración de su portada. Noé es la opción perfecta para hacer las paces con el cine del director y maravillarse ante el poder interpretativo y la sólida presencia de todo el reparto, así como de la magia y gran presencia invisible de Dios que destila esta producción.

[toggle title=”Dato cinéfilo“]La Paramount, preocupada por el dogmatismo absurdo de gran parte del público religioso, preparó versiones alternativas del montaje de Aronofsky, que por fortuna, se quedaron finalmente en un almacén, de manera que el público internacional puede disfrutar de la película auténtica del director.[/toggle]

Continúa el camino...
assassins creed
Assassin’s Creed: tan mala que parece una parodia del videojuego
Superman Tierra Uno Vol 2. Brillos y efectos espectaculares
Superman Tierra uno Vol 1: La actualización del mito
Ahora me ves 2
Ahora me ves 2: Magia y diversión aseguradas de nuevo

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar