Home > Cine > Moscati

Moscati

Marta García Outón


"Moscati" (2012) - Giacomo CampiottiMoscati fue un hombre que, al igual que su padre, destacó en su carrera llegando a convertirse en una de las referencias más importantes de Italia. Su labor, tal y como vemos en la película, se centra en el Hospital de los Incurables, un centro que recogía a los más miserables de la sociedad y que se convertiría en un núcleo de peregrinaje de todos los enfermos del sur de Italia. Vivió en Nápoles durante el siglo XX y procedía de una familia aristocrática. A pesar de su exitosa carrera, Moscati aprovechará sus talentos para dedicar su vida al cuidado y atención de los enfermos, en especial de los más pobres; para todos cuanto le rodeaban, se convirtió en un importante pilar de apoyo y de redención, interviniendo en múltiples acciones benéficas; por ejemplo, en la ayuda social tras la erupción del Vesuvio, o como médico de guerra tras el estallido de la I Guerra Mundial. 

Giacomo Campiotti es el director de esta bellísima cinta italiana. Ya había dirigido algunas producciones televisivas (Bakhita o Zivago) y otras películas. En su último trabajo, Prefiero el paraíso, ha logrado que se le valore internacionalmente con excelente crítica. El director demuestra en sus obras una especial atención hacia los argumentos que transmitan un sentido transcendental y que resalten el valor del amor como pilar del alma humana. Por tanto, en esta producción, Moscati, Campiotti se centra más en el lado más humano del santo, donde vemos cómo logra acceder a quien más lo necesita con gestos de caridad y bondad.

[youtube width=”600″ height=”365″ video_id=”OtnVn6Qdf_0″]

Aunque la película pueda resultar larga (200 minutos), la biografía del santo es asombrosa y atrae la atención de cualquier público por el valor de su mensaje. La obra ha sido filmada de un modo muy clásico, aunque dinámico, con un movimiento casi imperceptible de la cámara, que acompaña a los personajes en todo momento, como si fuera la mirada de otro sujeto más partícipe de la narración. La fotografía se muestra sin contrastes, luminosa y cálida; no distorsiona la vista, sino que acompaña sin torpezas a la narración de manera muy delicada. Una música igualmente suave, en su mayoría compuesta por instrumentos de cuerda y viento, favorecen en transmitir una atmósfera dulce y emotiva. El pensamiento del personaje acompaña la interpretación de la narración y nos revela su personalidad más venerable.

Beppe Fiorelo interpreta al santo y su rostro amable y su expresión cálida retratan a la perfección la presencia llena de espiritualidad de Moscati. Son las palabras y las obras lo que hacen más importante a este personaje, ya que a través de ellas, Moscati transmitía el mensaje de amor a los semejantes, reflejo del Amor de Dios, que también predicaba; luego, los diálogos se convierten en el fiel testamento de su obra. Giorgio Piromallo fue el mejor amigo de Moscati y el actor Ettore Bassi lo interpreta poniendo especial énfasis en el carácter envidioso y soberbio de éste. Kasia Smutniak, en su papel de Elena, presenta la diferencia entre el amor puro y verdadero –el suyo y el de Moscati- frente al egoísta de Giorgio Piromallo y Cloe.

Piromallo y Moscati en la ficción

En la película descubrimos la aún presente discusión entre fe y razón, el valor de la amistad como centro de lealtad, respeto y entrega, la generosidad y sacrificio por los demás como fuente de amor, así como la benevolencia y el agradecimiento a Dios por lo que se es y por lo que se tiene. Moscati se ha convertido en un ejemplo a seguir por muchos médicos, pues él no veía pacientes, sino personas, y también para muchas personas, ya que con su forma de ser, demostró que no sólo salvó vidas, sino también almas, tan sólo siguiendo el ejemplo de Jesús.

Giuseppe Moscati sería canonizado por el Papa Juan Pablo II el 25 de Octubre de 1987.

Giuseppe Moscati

Continúa el camino...
«Asesinato en el Orient Express» descarrilado
El «Vatel» neoclásico de Roland Joffé
«Blade Runner 2049», ni a la suela del original
Los coptos. El porqué de una masacre

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar