Home > Cine > Mil maneras de pasar un buen rato en el cine

Mil maneras de pasar un buen rato en el cine

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]
Mil maneras de morder el polvo (2014) - Seth MacFarlane - Jorge Velasco Fernández

Título: Mil maneras de morder el polvo (A Million Ways to Die in the West)

Director: Seth MacFarlane

Guión: Seth MacFarlane, Alec Sulkin, Wellesley Wild

Producción: Jason Clark, Seth MacFarlane, Scott Stuber

Dirección de fotografía: Michael Barrett

Banda Sonora: Joel McNeely.

Reparto: Seth MacFarlane (Albert), Liam Neeson (Clinch), Charlize Theron (Anna), Amanda Seyfried (Louise), Giovanni Ribisi (Edward), Neil Patrick Harris (Foy), y Sarah Silverman (Ruth)

Duración: 116 minutos

País: Estados Unidos

Año: 2014

Distribución: Universal

[/tab][/tabs]

 

 Jorge Velasco Fernández
@JorgeVF88


Llega ¡por fin! Mil maneras de morder el polvo, el segundo y esperado largometraje del creador de las series Padre de Familia (2005), El show de Cleveland (2009) y Padre made in USA (2005), Seth MacFarlane. Si ya en su ópera prima nos relató la vida de un oso un tanto irreverente en Ted (2012), al que dio voz Santi Millán en su versión española, en esta ocasión cambia de ubicación y época para narrarnos un western con mucho humor absurdo, salidas de tono, cameos y cierto punto de romanticismo que sirve para asentar a MacFarlane en la gran pantalla hollywoodiense.

MacFalane nos cuenta en esta ocasión las aventuras que vive Albert, personaje al que él mismo da vida, en el oeste americano de 1882. Todo comienza con un abandono de su novia, Louise (Seyfried), por considerarle un pobre pastor de ovejas demasiado cobarde como para enfrentarse en duelo a los más variopintos personajes que se les encaran. Pero a la llegada al pueblo de una banda de bandidos capitaneados por  Clinch (Neeson), Albert se enamorará de la mujer de éste, Anna (Theron).

Para no desvelar más de la película, sólo apuntaré que todo el argumento navega con un tono humorístico absurdo, con situaciones inverosímiles, algún número musical que otro, y bastantes cameos y guiños al cine de antaño, al de indios y vaqueros, a los Western. Desde el comienzo de los créditos hasta el final de la cinta. Recomiendo esperar hasta el final, pues hay escena post-créditos que culmina con el último gag.

Mil maneras de morder el polvo (2014) - Seth MacFarlane - Neil Patrick Harris - Amanda Seyfried - Charlize Theron - Jorge Velasco Fernández

MacFarlane, al realizar un filme básico, plano, que no deja de ser una mera comedia romántica ambientada en el oeste americano, se permite hacer humor con todo. El director, guionista y protagonista de la cinta no deja títere con cabeza con sus chascarrillos, personajes arquetípicos y algunas irreverencias que le hacen un tanto soez, y que llegan a desprestigiar en gran medida una obra bastante divertida. Por momentos podría ser juvenil/familiar, pero en verdad está destinada a un público más adulto, al que le encanta el humor chabacano que no lleva a ninguna parte en el propio desarrollo de la película. Pese a ello, este segundo trabajo del director norteño es mucho mejor que Ted en todos los aspectos: ritmo, guión, fotografía, música, y efectos visuales.

Si quieren pasar un buen rato en el cine, alejados del calor infernal del verano, Mil maneras de morder el polvo puede ser una opción interesante. No busquen que les haga pensar, sino evadirse. No busquen lo que una comedia sencilla no les puede dar, sólo persigan la diversión, pues la obtendrán. Si el chiste salido de tono no les hace gracia, los cameos o gags homenajeando a clásicos del Séptimo Arte les equilibrarán la balanza.

[toggle title=”Dato cinéfilo”]Mil maneras de romper el polvo es la primera actuación física de Seth MacFarlane en el cine. Anteriormente se le podía haber escuchado su voz como doblador de los protagonistas de sus series insignia y de otras producciones como Ted, o la segunda entrega de Hellboy.[/toggle]

Continúa el camino...
La belleza desarmada: solución a los problemas del hombre
Falcó: en tiempos de guerra…
Ignacio de Loyola: guerrero al servicio del Señor
‘Z. La ciudad perdida’: un viaje intelectual hacia el asombro

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar