Home > Cine > Los tres anuncios que se quedaron a las afueras en los Oscar

Los tres anuncios que se quedaron a las afueras en los Oscar

Ficha técnica

Título: Tres anuncios en las afueras

Director: Martin McDonagh

Guion: Martin McDonagh

Producción: Fox /Blueprint

Fotografía: Ben Davis

Música: Carter Burwell

Reparto: Frances McDormand, Woody Harrelson, Sam Rockwell, John Hawkes, Lucas Hedges, Peter Dinklage, Abbie Cornish

Duración: 112′

País: Reino Unido

Año: 2017

Jorge Velasco Fernández
@JorgeVF88


Quizás no ha ganado por su juventud tras la cámara. Quizás no lo haya hecho por ser británico. O, quizás, por los amiguismos de la Academia norteamericana, la cual cada vez se parece más en esto a la española. Pero lo que no se puede negar es que Tres anuncios en las afueras, de Martin McDonagh, es una gran película.

La historia está centrada en Ebbing, Missouri, un pueblo típico norteamericano donde Mildred Hayes (Frances McDormand, ganadora, esto sí, del Oscar a la Mejor actriz protagonista) ha puesto tres anuncios a las afueras del pueblo en unos enormes paneles donde denuncia a la policía del lugar, en especial al jefe Willoughby (Woody Harrelson), su falta de profesionalidad a la hora de trabajar dado que ha pasado un año y aún no han resuelto el caso, el cual han dado por cerrado, de la muerte de la hija de la protagonista, que fue violada y asesinada. Comienza así una “guerra” de egos en el pueblo donde cada uno tratará de hacer lo posible por limpiar su imagen y hacer que prevalezca la justicia.

Esto es la teoría, porque en la práctica vemos a Mildred como una madre coraje, bastante ruda en las formas y tierna en el fondo, que busca lo que toda familia querría para su hijo fallecido: que la policía no desfallezca en la búsqueda. Por el contrario, la policía tratará de hacer lo posible para que Mildred quite sus anuncios tendenciosos de las vallas publicitarias. Willoughby lo hará por la vía del consenso y apelando al sentimentalismo con su enfermedad y Dixon (Sam Rockwell, ganador del Oscar a Mejor actor secundario) lo hará por la vía de la extorsión con su patetismo y alcoholismo en vena perenne.

OscarLa película, que a simple vista parece una más del montón, tiene muchos matices que poco a poco la van haciendo grande hasta cotas de ser digna de los premios cosechados (2 Oscar, 4 Globos de Oro, 5 Bafta…). Lo primero de todo es que nos encontramos frente a una película de muchos géneros que baila de uno a otro con tino gracias a la mano de su director en el guion. Podríamos decir que bien es un thriller algo atípico, una comedia negra, una película rural o un drama. Y no fallaríamos en el diagnóstico. En segundo lugar, las actuaciones. Todo el elenco está genial, aunque por encima de todos brillen con luz propia Frances McDormand (Oscar, Bafta, Globo de Oro…) y Sam Rockwell (Oscar, Bafta, Globo de Oro…). Woody Harrelson tiene mucho peso y, aunque su presencia en escena sea relativamente breve y su candidatura al Oscar un tanto discutible, no se puede negar que es un excelente secundario que dota de rudeza y sensibilidad a su personaje. Los papeles de Mildred, una madre muy rural, con una vida difícil, una personalidad muy fuerte y un lenguaje un tanto violento gana muchos enteros cuando muestra su lado tierno y de madre desesperada en contraposición de lo anterior. Por su parte Rockwell, que está genial en todo lo que hace, dota a Dixon de un carácter violento, cateto y justiciero, en el segundo tramo de la película después de sufrir un duro revés, como hecho de redención de sus actos y su problema con el alcohol.

Una película de muchos géneros que baila de uno a otro con tino gracias a la mano de su director en el guion y a las brillantes actuaciones.

El tercer punto es el guion y la dirección. La obra presenta la consagración de un director muy peculiar al que ya hay que empezar a tener en cuenta mucho más en serio que con sus anteriores y muy interesantes trabajos. Escondidos en Brujas (2008) y Siete psicópatas (2012) son filmes muy entretenidos y con una profundidad mayor de la que presumen. Todo ello está hecho adrede. El director, Martin McDonagh, sabe perfectamente lo que quiere hacer en todo momento. Sabe crear al detalle momentos tensos y momentos cómicos, hasta llegar al delirante pero comedido, generando así un regusto como el del buen vino tras saborearlo. La pena de todo esto es que este año ha sido el de Guillermo del Toro, y a Martin no le han dejado ni las migajas. De hecho, los Oscar se han olvidado de él en detrimento de otros cineastas que lo merecían incluso menos por haber hecho trabajos de menor calidad como Jordan Peele o Greta Gerwig. Pero bueno, así le han allanado mucho más el terreno si cabe al mexicano Guillermo del Toro, un niño mimado de Hollywood, para alzarse con la dorada estatuílla en la 90ª edición de los premios de la Academia. Este dato es muy interpretable y, si me permiten incluir una opinión personal, creo que se debe tal ninguneo en el guion y en la dirección a que el filme no es puramente americano sino británico. Se abriría así el eterno debate de qué películas deben ser candidatas al Oscar, si las propias americanas o las de otros países en función de la producción que indica la nacionalidad de los filmes.

Por último, solo queda mencionar la interesante banda sonora de Carter Burwell, añadiendo comicidad y tensión a las situaciones y adentrándonos más a los espectadores en un entorno muy americano y muy de pueblo; donde se calla uno siempre mucho más de lo que dice y los amiguismos afloran en los momentos difíciles no siempre para bien. Desde Hombre en camino les recomendamos esta película que seguro no les defraudará, y además les dará mucho juego para hablar después de su visionado e, incluso, interpretar algunas situaciones como el propio final de la obra.

Continúa el camino...
De lo que no se puede hablar
La razón de la razón en Charles Péguy
«Mindhunter»: buena intención pero fallo de ejecución
Sobre el filamento de las bombillas: entrevista a Agustín Fernández Mallo

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar