Home > Cine > Los nazis también tienen corazón

Los nazis también tienen corazón

Ficha técnica

Suite Francesa (2014) - Saul Dibb - Francisco Javier Moreno MInteguiTítulo: Suite francesa

Director: Saul Dibb

Guion: Matt Charman, Saul Dibb

Producción: Roman Bremond, Andrea Cornwell, Michael Kuhn

Dirección de fotografía: Eduard Grau

Reparto: Michelle Williams (Lucille Angellier); Matthias Schoenaerts (Bruno von Falk); Kristin Scott Thomas (Madame Angellier); Ruth Wilson (Madeleine Labarie); Sam Riley (Benoit Labarie); Tom Schilling (Kurt Bonnet)

Duración: 107 minutos

País: Reino Unido

Año: 2014

Distribuye: eOne

Francisco Javier Moreno Mintegui


La relación del mundo de la cultura con el Tercer Reich alemán es, cuanto menos, curiosa. Los nazis no hicieron ninguna aportación notable al mundo de las bellas artes, pero sin embargo su figura ha resultado cautivadora para la literatura, el cine e incluso las jóvenes industrias de la televisión y los videojuegos. Esa fascinación por el nazi, vestido con su elegante uniforme, con su frialdad deshumanizada y cruel desprecio por la humanidad, tan alejada de la perfección aria que él representa, es una constante en la cultura de los siglos XX y XXI. Sin embargo, el nazi arquetípico poco tenía de humano. Poco a poco, ha sido una figura que, pese a poseer forma humana, era poco menos que una bestia, un demonio encarnado, incapaz de manifestar ningún sentimiento ni producir empatía con el lector o el espectador. Era un enemigo más que debía ser abatido. Se nos había dado la visión del soldado aliado que iba a la guerra. Eran los malos, no podían ser como el resto de las personas.

Pero esa tendencia empezó a cambiar hace unos pocos años. Sin justificar la barbarie nazi, por supuesto, se les empezó a dotar de características más humanizadoras. Pasando del gusto por el arte del oficial alemán que perdona la vida a Adrien Brody en El Pianista hasta llegar a un agotado y angustiado Hitler que produce más pena que odio, un Fuhrer humano y débil, interpretado magistralmente por Bruno Gantz en El Hundimiento. Los nazis seguían siendo malvados, pero ya no eran demonios surgidos del averno, ahora eran personas, con las mismas características que el resto de mortales.

Suite Francesa (2014) - Saul Dibb - Matthias Schoenaerts - Francisco Javier Moreno MIntegui

Suite Francesa sigue en esa dinámica. Es una historia de amor imposible, dentro de un mundo en guerra, entre una dama adinerada de la campiña francesa y un oficial de la Wehrmacht alemana. Unos Romeo y Julieta de 1940, donde no son sus familias los que impiden su amor, sino el bando en el que se encuadran, sometidos a él por el mismo nacimiento.

La trama es simple, muy predecible en algunos momentos, pero efectiva; el espectador no espera más de la película, por lo que ni defrauda ni sorprende. En general, es una cinta efectiva, correctamente realizada, y la composición que da nombre al metraje, esa suite francesa, es hermosa, simple y pegadiza.

Es en el tratamiento de los personajes donde destaca. No nos encontramos a un único alemán que presenta sentimientos. Los principales soldados de la trama tienen intereses, dilemas e incluso un código de moral más humano de lo que podríamos esperar. La actitud de los franceses, el cambio que se produce desde el principio de la contienda a la rendición incondicional del país, el saberse derrotados cuando pensaban que podrían haber hecho mucho más, esa desesperación, se refleja de forma convincente en el filme.

Suite Francesa (2014) - Saul Dibb - Matthias Schoenaerts - grupo - Francisco Javier Moreno MIntegui

Sin embargo, pese a sus aciertos, la película no consigue conmover todo lo que debería. Además, cae en algunos clichés muy manidos y repetidos, principalmente en la actitud de los soldados licenciados. Su incapacidad para hacer emocionarse al espectador es lo que impide que pueda destacar más allá de su ambientación. Como deja algo frío al espectador, será recordada como un drama romántico más, solo que con nazis.

Dato cinéfilo

La película está basada en la obra de la escritora judía Irene Nemirovsky, que la escribió en los años 40, dejándola inconclusa por su internamiento en Auschwitz y su muerte en 1942.La obra Suite Francesa fue recopilada por sus hijas, que la publicaron en 2004. Fue un best-seller inmediato.

Continúa el camino...
Independence Day Contraataque
Independence Day Contraataque: Testosterona a prueba de aliens
Warcraft el origen
Warcraft el origen: Cuando lo que sobra es la realidad
Esos locos bajitos
Lección de convivencia entre culturas

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar