Home > Cine > Los experimentos audiovisuales compensan las lagunas del guión

Los experimentos audiovisuales compensan las lagunas del guión

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]
Caminando entre las tumbas (2014) - Scott Frank - Germán Esteban Espinosa

Título: Caminando entre las tumbahs

Director: Scott Frank

Guión: Scott Frank. (Novela de Lawrence Block)

Producción: Tobin Armbrust, Dannny DeVito, Brian Oliver, Michael Shamberg, Stacey Sher

Dirección de fotografía: Mihai Malaimare Jr.

Banda sonora: Carlos Rafael Rivera

Reparto: Liam Neeson (Matt Scudder); Maurice Compte (Danny Ortiz); Dan Stevens (Kenny Kristo); David Harbour (Ray); Brian ‘Astro’ Bradley (T.J.)

Duración: 114 minutos

País: Estados Unidos

Año: 2014

Distribuye: eOne

[/tab][/tabs]

 Germán Esteban Espinosa


Caminando entre las tumbas tiene un comienzo repentino y rápido que deja sorprendido al espectador, debido a la imprevisibilidad de los disparos y al aspecto de su protagonista, Liam Neeson. La cinta puede presumir de desplegar unos efectos sonoros realmente espléndidos, que reconstruyen a la perfección el retumbante sonido de los disparos de pistola y escopeta. Un comienzo como este podría dar a entender al público que la trama que se dispone a ver girará en torno a un tipo duro y renegado, que se dedica a repartir pólvora a diestro y siniestro.

Sin embargo, nada podría estar más lejos de la realidad. Estos primeros disparos son casi los únicos de la película, que lejos de fundamentarse en acción y tiros sin sentido, opta por desarrollar una trama de investigación criminal y redención personal del protagonista, que pese a dejar algún que otro cabo suelto y parecer un poco forzada, consigue satisfacer al espectador.

El guionista de Minority Report (2002) escribe y dirige la cinta. Demuestra tener en su haber la inspiración necesaria para provocar una serie de efectos curiosísimos, al jugar con la música y los dobles sentidos de la imagen. Aunque no consiga expandir este efecto al conjunto de la película, sí que logra hacer que el público se quede pasmado admirando su originalidad.

Caminando entre las tumbas (2014) - Scott Frank - Liam Neeson - Brian Astro Bradley - Germán Esteban Espinosa

Esta genialidad se aprecia en la secuencia que viene después de los créditos iniciales. Una cámara va captando, con suaves movimientos, el cuerpo de una mujer inmóvil, mientras unas manos siguen su recorrido y una música suave y placentera suena. El plano desborda amor y ternura; transmite tranquilidad y sosiego al espectador, que no obstante, empieza a sentir que algo falla. Hay algo en esa imagen que pone los pelos de punta. Existe un aroma a podrido en el cuadro. El director se adelanta a nuestras suposiciones, abriendo más el encuadre y sustituyendo la melodía por otra más disonante y oscura, que nos muestra que la mujer en cuestión no es tan feliz como parecía, y que su quietud esconde algo más.

La banda sonora es realmente excelente, más aún teniendo en cuenta que es la primera que compone Carlos Rafael Rivera. Esta música es la responsable de repetir el efecto anterior en la escena en la que el dúo de psicópatas acecha a su próxima e inocente víctima. Los sádicos homicidas se encuentran en su camioneta cuando, de repente, desfila a cámara lenta por delante del parabrisas una niña menor de edad con un vestido rojo y una sonrisa angelical, a la vez que va sonando una música celestial y vemos iluminarse, con pletórica satisfacción, el rostro de los asesinos; mientras, para añadir un tono irónico a la escena, la incauta niña les dirige un educado saludo con la mano. Sin embargo, una vez que la cámara sale de la cabina del automóvil, la música retoma los tonos oscuros de máxima peligrosidad, recuperando la empatía con el público y mostrando la tensión y el posible desenlace trágico que acecha a la niña.

Caminando entre las tumbas (2014) - Scott Frank - Liam Neeson - Germán Esteban Espinosa

También destaca la delicadeza del equipo técnico para, sin mostrar nada de sangre ni de las torturas a las que son sometidas las víctimas, transmitir toda la tensión y desasosiego de estas mutilaciones y sufrimientos, gracias a una sugerente puesta en escena y a una potente combinación de voces y sonidos empáticos y diegéticos.

Gracias a estos momentos, Caminando entre las tumbas consigue superar la etiqueta de mero ejemplo de cine negro y aportar valores estéticos muy destacables, a los que habría que unir su particular forma de pasar a un flashback por corte directo, o la sutil manera de presentar los arcos de transformación del protagonista, realizados a través de los vínculos que establece con el resto de personajes, ya sea el hermano yonqui de su primer cliente, o el huérfano sin techo con ganas de convertirse en su ayudante.

[toggle title=”Dato cinéfilo“]El argumento de la película se basa en la décima novela de las diecisiete que protagoniza el detective Matt Scudder. Por eso destaca el humor con el que discuten Liam Neeson y Brian Bradley sobre la necesidad de un nombre sonoro para un detective y otro retumbante para su ayudante. Brian Bradley se dio a conocer en la edición americana del programa Factor X.[/toggle]

Continúa el camino...
assassins creed
Assassin’s Creed: tan mala que parece una parodia del videojuego
Superman Tierra Uno Vol 2. Brillos y efectos espectaculares
Superman Tierra uno Vol 1: La actualización del mito
Ahora me ves 2
Ahora me ves 2: Magia y diversión aseguradas de nuevo

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar