Home > Cine > La mejor terapia es reírse de uno mismo

La mejor terapia es reírse de uno mismo

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]
3 días para matar (2014) - McG - Germán Esteban Espinosa

Título: 3 días para matar

Director: McG

Producción: Luc Besson, Adi Hasak, Ryan Kavanaugh, Marc Libert, Virginie Silla.

Guión: Luc Besson y Asi Hasak,

Dirección de fotografía: Thierry Arbogast (Fiel a Besson)

Reparto: Kevin Costner (Ethan); Amber Heard (Vivi); Hailee Steinfeld (Zooey); Connie Nielsen (Christine); Tómas Lemarquis (El Albino); Richard Sammel (El Lobo); Eriq Ebouaney (Jules)

Duración: 117 minutos.

País: Estados Unidos, Francia, Grecia, Rusia

Año: 2014

Distribuye: Tripictures

[/tab][/tabs]

Germán Esteban Espinosa

Kevin Costner es, junto a Nicholas Cage, uno de los actores que más rechazo provoca en buena parte de la sociedad. Sin embargo, para nosotros tal odio está infundado, porque Costner es un actor curtido y lo demuestra en 3 días para matar, película diseñada para su lucimiento personal, pero llena de humor e ironía, que consiguen hacer que una trama muy trabajada resulte atractiva y divertida para el público.

El placer que provoca una escena en la que la directora del colegio de la hija de Costner le llama para que la eduque en la no-violencia; y Costner le dice que la violencia es en ocasiones la única manera de tratar con ciertas personas, es enorme. La cinta es completamente contraria a los valores del adoctrinamiento que se extienden por nuestro sistema educativo que, obsesionado muchas veces con el laicismo, se empeña en traducir la educación en valores del cristianismo a la trasmisión dogmática de una ética metida con calzador en todas las asignaturas.

Volviendo a la película, Costner recuerda en ciertos detalles al Clint Eastwood de Gran Torino (2008) o al Daniel Craig de 007 Skyfall (2012): un soldado viejo, cargado de ironía y enfrentado a un mundo que muchas veces no comprende por la cantidad de tonterías que posee, como no querer comer atún por tener mucho mercurio.

3 días para matar (2014) - McG - Kevin Costner - Action Shot - Germán Esteban Espinosa

Siempre es un placer ver de nuevo a Hailee Steinfeld encarnando un personaje, tras observar su buen trabajo en Valor de Ley (2010), de los Hermanos Coen. Aquí encarna a la joven hija de Costner, que abandonada por su padre hace años, retoma el contacto con su progenitor y aporta el toque cómico y tierno a la trama; ya que Costner, un hombre capaz de matar a otro disparando desde el suelo al techo de un aparcamiento, es completamente inútil a la hora de intentar cuidar y comprender a su hija.

Entre el dúo de antagonistas destaca Tómas Lemarquis, “El Albino”, que seguro que está inspirado en el Camaleón de la saga Spiderman, porque es calcado al de la serie de dibujos. No aporta gran cosa a la trama, pero sus ojos son completamente expresivos. Lemarquis ya hizo su aparición hace un año en la catalana Insensibles, producto que pudo ser genial, pero que se ahogó en una ideología absurda y dogmática.

El momento surrealista y mágico de la película lo introduce Vivi (Amber Heard), una enigmática agente de a CIA que se comporta en todo momento de una manera extraña, pueril a la par que sensual, y que siempre aparece en lugares inverosímiles, tales como un club de cabaret con dos mujeres ensayando; una cama circular delante de un estaque de pirañas que cubre toda la pared, etc. Hay momentos en los que no sabemos si es real, una alucinación o, quién sabe, una alegoría.

3 días para matar (2014) - McG - Amber Heard - Germán Esteban Espinosa

Uno de los guionistas principales de este producto es el polifacético Luc Besson, director de aquella maravilla de nuestra infancia titulada El quinto elemento (1997), y su influencia se nota, tanto en la construcción de la película como en el director de fotografía, que es el mismo que trabaja en la mayoría de sus producciones. La cinta no flojea en casi ningún momento, permitiendo a partes iguales mezclar buenas dosis de humor y autoparodia con grandes momentos de acción y tiros. Las peleas cuerpo a cuerpo se resienten de un movimiento de cámara demasiado exagerado, que es compensado por las secuencias de tiros y a través de los efectos visuales que transmiten el malestar o las sensaciones experimentadas por el protagonista.

El director, McG, encargado de traducir a la gran pantalla Los Ángeles de Charlie (2000), se recrea en la alta definición. Se nota su búsqueda artística fundamentalmente en tres momentos. El primero, cuando llega a casa en el coche de Vivi y un travelling descendente muestra brevemente una calle en cuesta iluminada, de forma que el cielo nocturno aparece anaranjado, el horizonte de las farolas verde, y el suelo marrón. Dura pocos segundos, pero son suficientes para que el espectador avispado descubra que ese plano ha sido del todo intencionado.

3 días para matar (2014) - McG - Kevin Costner - Hailee Steinfeld - Germán Esteban Espinosa

El segundo lo encontramos en el amplio encuadre de uno de los puentes de la capital francesa: la diagonal de la pasarela que se fusiona con las luces de los automóviles circulando, aporta matices a la contraposición entre un cielo oscuro artificialmente iluminado por los refulgentes edificios, y un río agitado con iridiscencias doradas. El tercero, en la gran calidad visual que impregna toda la película, con personajes perfectamente enfocados. Los ojos de El Albino son tan claros y brillantes que el espectador podría verse perfectamente reflejado en ellos.

Sin duda, es mucho mejor de lo que aparenta en el tráiler, donde no aparece casi nada del gran humor autocrítico que inunda la trama. Si bien tiene alguna caída de ritmo y ciertas salidas de tono, el producto general supera con creces las expectativas de su público, ofreciendo entretenimiento y humor perfecto para pasar un buen rato.

[toggle title=”Dato cinéfilo“]Vamos a investigar sobre uno de los productores de la película: Ryan Kavanaugh. Además de ser uno de los principales productores (persona que aporta dinero) de la cinta, es el consejero delegado y fundador de Relativity, productora del largometraje, que en nueve años ha producido multitud de obras audiovisuales, consiguiendo ganancias multimillonarias. Entre las 71 en las que ha participado directamente Kavanaugh destacan Malavita y Un lugar donde refugiarse (2013), y Sin límites (2011). No debemos olvidar nunca que sin productores no tendríamos cine. Por eso Estados Unidos es el rey de la cinematografía occidental, porque desde sus inicios, contó con la inversión y riesgo de unos empresarios llamados productores, que no se pusieron a chupar del bote a base de financiación pública, como ha sucedido en el continente europeo.[/toggle]

http://www.youtube.com/watch?v=-HhzYexnTIs

Continúa el camino...
assassins creed
Assassin’s Creed: tan mala que parece una parodia del videojuego
Superman Tierra Uno Vol 2. Brillos y efectos espectaculares
Superman Tierra uno Vol 1: La actualización del mito
Ahora me ves 2
Ahora me ves 2: Magia y diversión aseguradas de nuevo

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar