Home > Cine > La incorrección política de “Borat” traducida a la comedia romántica

La incorrección política de “Borat” traducida a la comedia romántica

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]
Les doy un año (2013) - Don Mazer - Germán Esteban Espinosa

Título: Les doy un año

Director: Don Mazer

Guión: Don Mazer

Producción: Tim Bevan, Eric Fellner, Kris Thykier

Dirección de fotografía: Ben Davis

Reparto: Rose Byrne (Nat); Rafe Spall (Josh); Stephen Merchant (Danny); Anna Faris (Chloe); Simon Baker (Guy); Josh Fleming (Hugh)

Duración: 97 minutos

País: Reino Unido

Año: 2013

Distribuye: Tripictures

[/tab][/tabs]

 Germán Esteban Espinosa


Vamos a suponer, hipotéticamente, que existen dos tipos fundamentales de lo que conocemos como “humor inglés”. El primer estilo se caracterizaría por un refinado humor plagado de ironía, dobles sentidos y mucha mala leche concentrada en forma de dardos venenosos materializados a través de puñaladas verbales. En oposición a esta primera acepción, encontraríamos el humor chabacano, escatológico y burdo, que tan bien han explotado humoristas como Mr. Bean o la exagerada serie Little Britain.

Les doy un año es, partiendo de dicha hipótesis, una comedia romántica muy británica a la vez que bastante fuera de lo convencional. Es inglesa en esencia porque combina ambos tipos de humor, aunque da un predominio fundamental a la parte chabacana. Es una comedia fuera de lo convencional porque destierra toda corrección política a través de unas situaciones que, pese a inducir al público a la carcajada, también provocarán que los espectadores se tapen la cara, avergonzados por las bochornosas situaciones presentadas, y sintiendo algo de culpa por no poder evitar reírse.

Les doy un año (2013) - Don Mazer - Simon Baker - Anna Faris - Rose Byrne - Rafe Spall - Germán Esteban Espinosa

El artífice de esta película es Don Mazer, que prueba con la dirección después de guionizar junto a Sacha Baron Cohen producciones tan ignominiosas como Borat (2006) o Bruno (2009), trasladando parte del humor irreverente de dichas cintas a un argumento sobre las dificultades propias de la convivencia matrimonial, y de los peligros que puede acarrear dejarse llevar por el romance inicial en la decisión de casarse.

El director sabe combinar personajes secundarios planos con unos protagonistas de trasfondo bien definido. Entre los secundarios, encontramos al símbolo del matrimonio regañón, a los padres locamente enamorados y vivarachos frente a unos suegros antipáticos y grises; y al bufón, encarnado magistralmente por Stephan Merchant, que carga sobre sus hombros la responsabilidad de ser el catalizador de la mayoría de las situaciones cómicas de la cinta.

Entre los protagonistas destaca especialmente Simon Baker, mundialmente conocido por ser el personaje principal de la serie televisiva El mentalista. El actor demuestra tener una gestualidad facial realmente brillante, expresando a la perfección la psicología y los deseos de su personaje. La irreconocible Anna Faris (protagonista de la serie Mom) también se muestra cómoda en su papel, al igual que el resto de protagonistas, diseñados de tal manera que permiten al público empatizar fácilmente con ellos.

Les doy un año (2013) - Don Mazer - Stephen Merchant - Rafe Spall - Germán Esteban Espinosa

Les doy un año sabe mezclarperfectamente discursos totalmente contrarios a la corrección política en contextos tan estereotipados como las bodas, charlas incómodas sobre intimidades expresadas en lugares públicos y líos provocados por el descubrimiento de fotos sexuales en ámbitos familiares, para conseguir un producto polémico, muy recomendable para los amantes del humor irreverente, pero que constituye una opción arriesgada para el resto. Si bien es cierto que si el espectador acude bien predispuesto y sin prejuicios, disfrutará y se sorprenderá riendo las gracias del director; también es posible que el público pueda encontrar insufribles los gags de la cinta y salir espantado de la sala de proyección.

La película es, en definitiva, una comedia divertida y atípica, no apta para todos los públicos. Pese a sus ridículas y bochornosas situaciones, sabe perfectamente cómo provocar la carcajada hasta al más detractor de este tipo de películas.

[toggle title=”Dato cinéfilo“]Tim Bevan y Eric Fellner destacan por ser dos de los productores más importantes del Reino Unido. En su haber tienen grandes éxitos británicos en el amplio género de la comedia romántica, como Love Actually (2003) y Una cuestión de tiempo (2013). También participaron en esas grandes obras maestras de los Hermanos Coen tituladas Fargo (1996) y El Gran Lebowski (1998).[/toggle]

Continúa el camino...
assassins creed
Assassin’s Creed: tan mala que parece una parodia del videojuego
Superman Tierra Uno Vol 2. Brillos y efectos espectaculares
Superman Tierra uno Vol 1: La actualización del mito
Ahora me ves 2
Ahora me ves 2: Magia y diversión aseguradas de nuevo

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar