Home > Cine > La gran resurrección de la trama jurásica

La gran resurrección de la trama jurásica

Ficha técnica

Jurassic World (2015) - Colin Trevorrow - Germán Esteban EspinosaTítulo: Jurassic World

Director: Colin Trevorrow

Guión: Rick Jaffa, Amanda Silver, Colin Trevrrow, Derek Connolly. (Novela de Michael Crichton).

Producción: Patrick Crowley, Frank Marshall

Dirección de fotografía: John Schwartzman

Banda Sonora: Michael Glacchino (con música de John Williams)

Reparto: Chris Pratt (Owen); Bryce Dallas Howar (Claire); Irrfan Khan (Masrani); Vicent D’Onofrio (Hoskins); Ty Simpkins (Gray); Omar Sy (Barry);

Duración: 124 minutos

País: Estados Unidos y China

Año: 2015

Distribuye: Universal

Germán Esteban Espinosa


Para comprender las expectativas y temores que existen en torno a esta película hay que tener en cuenta la importancia que tuvo en 1993 Jurassic Park en el imaginario colectivo de toda una generación. Los Velocirraptores y Tiranosaurius Rex nos sedujeron rápidamente y pasaron a protagonizar muchos de nuestros juegos, tanto físicos como virtuales, además de adornar con su presencia muchas de nuestras estanterías y colecciones de juguetes. Por ello, que se relance una saga como esta después del estrepitoso fracaso de la tercera entrega, nos llena de temor y hace que acudamos al cine con ciertas barreras o dudas ontológicas sobre la calidad de la película: ¿Será un remake sin alma? ¿Será puro efecto especial sin contenido alguno?

Por fortuna, podemos decir que no tendremos nada que temer, pues si bien la película responde a una estética y una temática relacionada con nuestra sociedad coetánea, no es en absoluto un remake ni tampoco pura fachada, porque promete grandes dosis de acción que harán que el espectador se apriete contra el asiento e incluso contenga la respiración, no vaya a ser que le oiga algún dinosaurio y lo devore a través del tragaluz del infinito.

El cine no es, como muchos predican, el arte de la luz o del movimiento. Su capacidad para fijar la secuencialidad temporal en un soporte espacial solo es una parte de su esencia. No podemos olvidar que el cine, el arte audiovisual, siempre ha encontrado en lo auditivo y, más en particular, en la música, un componente esencial de creación de atmósfera y perfeccionamiento de la relación semiótica, del vínculo entre la ficción y el espectador.

Jurassic World (2015) - Colin Trevorrow - Bryce Dallas Howard - Chris Pratt - Germán Esteban Espinosa

El director, pese a ser novato en su arte, demuestra que conoce perfectamente la dualidad esencial del cine y la aprovecha para derribar todas las barreras de escepticismo con las que podamos acudimos a ver Jurassic World. Colin Trevorrow sabe que la esencia de Parque Jurásico no se reduce a los símbolos del velocirráptor o el T-Rex, sino que se concentra con gran poder en la melodía que compuso el gran maestro de los compositores actuales, John Williams. Si hay un leitmotiv que nos haga pensar en dinosaurios y su resurrección, es precisamente la banda sonora de Jurassic Park.

Al poco de empezar la película, cuando los niños protagonistas llegan al parque jurásico (esta vez sin el horrendo doblaje de los nietos del fundador del primer parque), una suave melodía, la de la música original de John Williams, comienza a sonar. Se va escuchando con más fuerza conforme más se acercan los jóvenes al parque, mientras la cámara se encarga de centrar nuestra atención en el hermano pequeño, muy ilusionado ante el fin de semana que va a pasar rodeado de dinosaurios.

Pese a que todos esperamos la eclosión de la partitura, esta parece no llegar nunca, hasta que el pequeño protagonista atraviesa las puertas del parque. En ese momento, mientras que la cámara nos enseña la grandiosidad del nuevo parque de atracciones, la música que todos conocemos explota, consiguiendo que nuestra piel se ponga de gallina y un cosquilleo de emotiva nostalgia nos invada, de modo que sentiremos una sensación semejante a la del propio niño protagonista, logrando en el acto que los prejuicios que tuviéramos contra la película se disipen por un momento y queden mortalmente heridos para el resto de la cinta.

Jurassic World (2015) - Colin Trevorrow - protagonistas infantiles - Germán Esteban Espinosa

Este instante es uno de los mejores, por no decir el mejor y el más emotivo del largometraje, además de suponer la materialización del nexo generacional que una trama tan atractiva supone para los espectadores. No obstante, esto no significa que la cinta solo tenga este detalle, ni mucho menos. A partir de este momento comienzan a tejerse las subtramas y los acontecimientos que darán lugar al fallo que desencadenará toda la tensión y la trama de supervivencia.

El carisma de los protagonistas, que demuestran con su trabajo el acierto de los que los seleccionaron para el reparto de la película, ayuda a que el espectador trabe una fuerte relación empática con ellos, permitiendo que la película absorba su mente y no le deje respirar durante extensos momentos del metraje.

Llama la atención también cómo la película refleja los grandes cambios tecnológicos y sociales que hemos experimentado en 22 años. Si en la primera producción se ponía especial hincapié en el código genético y la manera de resucitar a los dinosaurios, ahora esa información se da por sentada y la narración pasa a centrarse en la ingeniería genética y las mutaciones dirigidas por el hombre. La película ha pasado de resucitar la vida a jugar a ser un dios y evolucionarla.

Jurassic World (2015) - Colin Trevorrow - Velocirraptor - Chris Pratt - Germán Esteban Espinosa

También se nota una mayor presencia de ideales ecologistas y de simpatía hacia los animales que apenas existía en la original y que, gracias a Dios, consigue no transformarse en un panfleto postmaterialista al estilo de Avatar (2009), sino que se mantiene en un nivel comedido que logra transmitir con eficacia su mensaje sin causar ningún rechazo en el público. Lo mismo sucede con su crítica a la ambición militar, que es compensada con la procedencia miliciana de uno de los protagonistas.

Además, la película consigue satisfacer a los grandes fanáticos de los dinosaurios de Spielberg, a la vez que calma las frustraciones existenciales de esos extremistas de la verosimilitud que ponen a parir a Jurassic Park por la falta de supuesto realismo de sus dinosaurios. En primer lugar, por fin desarrolla la acción en un parque temático en pleno funcionamiento y con años de desarrollo. En segundo lugar, recupera todo lo aprendido sobre los velocirraptores para exprimir su feroz astucia de una manera sobresalientemente cinematográfica, amén de lograr que el espectador sienta auténtica empatía hacia los dinosaurios clásicos frente a las nuevas invenciones. En tercer lugar, justifica las diferencias entre los dinosaurios del parque y los extintos por la adición de material genético de otras especies.

Tras una primera entrega, considerada por muchos como una de las grandes obras maestras del cine de acción y monstruos, vino una secuela que tenía poco que envidiarle a la primera. Después, la saga cayó en el olvido por la desafortunada dirección de la tercera entrega, que no consiguió contentar prácticamente a nadie. Ahora, tantos años después, se ha conseguido llevar a cabo con éxito la revitalización del concepto creado por Michael Crichton en 1990, mediante una perfecta conjugación de innovación y constantes guiños a las películas fundadoras, amén de un perfecto e intenso desarrollo de la acción, un reparto carismático y un aspecto audiovisual notablemente cuidado.

Dato cinéfilo

La metáfora que hemos empleado para referirnos a la pantalla cinematográfica, “tragaluz del infinito” procede del título de una obra de consulta obligada para el experto en cine de Noel Bürch, que mediante un modo de expresión endiabla e innecesariamente complicado, propone una clasificación de la historia del cine en función de unos modos de representación determinados. Para el cine anterior a 1910 utiliza el Modo de Representación Primitivo, que opone al Modelo de Representación Institucionalizado del Hollywood clásico.

Continúa el camino...
assassins creed
Assassin’s Creed: tan mala que parece una parodia del videojuego
Superman Tierra Uno Vol 2. Brillos y efectos espectaculares
Superman Tierra uno Vol 1: La actualización del mito
Ahora me ves 2
Ahora me ves 2: Magia y diversión aseguradas de nuevo

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar