Home > Cine > La genialidad de Christoph Waltz y la renovación de tim Burton

La genialidad de Christoph Waltz y la renovación de tim Burton

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]
Big Eyes (2014) - Tim Burton - Germán Esteban Espinosa

Título: Big Eyes

Director: Tim Burton

Guión: Scott Alexander, Larry Karaszewski

Producción: Scott Alexander, Tim Burton, Lynette Howell, Larry Karaszewski

Dirección de fotografía: Bruno Delbonnel

Banda sonora: Danny Elfman

Reparto: Amy Adams (Margaret Keane); Christoph Waltz (Walter Keane); Danny Huston (Dick Nolan); Terence Stamp (John Canaday); Krysten Ritter (DeeAnn); Madeleine Arthur (Jane)

Duración: 105 minutos

País: Estados Unidos

Año: 2014

Distribuye: eOne

[/tab][/tabs]

 

Germán Esteban Espinosa


Lo único bueno de la sobrevaloradísima Malditos Bastardos (2009) fue que sirvió de trampolín a la carrera del actor alemán Christoph Waltz, que además ganó el Oscar por su excelente trabajo. Es impresionante lo bueno que es para encarnar cualquier tipo de personaje, desde los entrañables, como el que representó en Django desencadenado, hasta los cínicos, como el marido de Kate Winslet en Un dios salvaje (2011).

Su talento estriba tanto en su expresión corporal y el perfecto control de sus rasgos faciales, como en la rica tonalidad de su voz. En esta ocasión, representa al perfecto actante social. Es una sonrisa con patas, un perfecto comercial, un as de las relaciones públicas. Es el icono que representa a los individuos que aderezan todos sus discursos con unos dientes perfectos. Lo hace tan bien que no cae en el histrionismo que podría producir un personaje así, sino que lo transmite con un realismo completamente verosímil.

Gracias a Christoph Waltz, la película mejora notablemente. Tim Burton se reencuentra con Scott Alexander y Larry Karazewski, con los que escribió una de sus mejores películas, Ed Wood (1994), para rodar una obra atípica en su temática de autor. Pese a que hay ciertos rasgos que recuerdan a anteriores obras del director como las casas y el vestuarios de los años 50 y 60 norteamericanos, el resto de su estilo se diluye en la exploración de nuevos argumentos.

Big Eyes (2014) - Tim Burton - Christoph Waltz - Germán Esteban Espinosa

Para esta ocasión decide que la duración de la película se quede en 105 minutos, y la verdad es que lo hace bien, porque el espectador se quedará con ganas de más metraje, de más minutos con Keane en pantalla. La caracterización, el maquillaje y el vestuario de la cinta son magníficos. Transportan al espectador a una época pasada, llena de una fuerte misoginia y un reluciente vestuario masculino que contrasta con un horrendo gusto por la decoración.

Amy Adams está perfecta en su caracterización, pero sorprende lo fea que sale en la mayoría de sus películas, cuando en La gran estafa americana (2013), de David O. Russell, deslumbraba con su belleza. Su interpretación da realidad a la inocente y genial artista Keane, que escapa con su hija de la casa de su agobiante marido y prueba suerte con su pasión: la pintura de niños con ojos enormes.

Big Eyes (2014) - Tim Burton - Christoph Waltz - Amy Adams - Germán Esteban Espinosa

La música de Danny Elfman, uno de los pesos pesados de la industria, cuyo trabajo nos ha dejado piezas tan inmortales como la música de apertura de Los Simpsons, hila canciones existentes con otras composiciones de su propio diseño para conseguir, por momentos, una atmósfera de cuento que añade matices de irrealidad a la cinta, que contrastan con otros instantes de hiperrealidad, lo que enaltece el valor artístico de Big Eyes.

Esta película aporta nuevos matices al estilo de Tim Burton y supone una alegría para sus seguidores, sobre todo teniendo en cuenta el aborto cinematográfico que supuso su Sombras Tenebrosas (2012), que podía pasar perfectamente por una película mala de sobremesa de Antena 3. No obstante, pese a la originalidad de la película y al soplo de aire fresco que aporta a su filmografía, Big Fish (2003) continúa siendo, de lejos, su gran obra maestra.

[toggle title=”Dato cinéfilo”] Como hemos dicho anteriormente, esta es una película insólita en la producción de Tim Burton. Es la primera desde 1996 en la que no aparecen ni Johnny Depp ni su recientemente exmujer Helena Boham-Carter. Además, es su segundo Biopic, que vuelve a ser escrito por los mismos que hicieron la película sobre el considerado “peor director de cine” Ed Wood.[/toggle]

Continúa el camino...
assassins creed
Assassin’s Creed: tan mala que parece una parodia del videojuego
Superman Tierra Uno Vol 2. Brillos y efectos espectaculares
Superman Tierra uno Vol 1: La actualización del mito
Ahora me ves 2
Ahora me ves 2: Magia y diversión aseguradas de nuevo

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar