Home > Cine > La confirmación del talento de Benedict Cumberbatch

La confirmación del talento de Benedict Cumberbatch

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]
The imitation game (2014) - Morten Tyldum - Germán Esteban EspinosaTítulo: The Imitation Game

Director: Morten Tyldum

Guión: Graham Moore. Novela de Andrew Hodges

Producción: Nora Grossman, Ido Ostrowsky, Teddy Schwarzman

Dirección de Fotografía: Óscar Faura

Banda sonora: Alexandre Desplat

Reparto: Benedict Cumberbatch (Alan Turing); Keira Knightley (Joan Clarke); Matthew Goode (Hugh Alexander); Allen Leech, (John Cairncross); Rory kinnear (Detective Robert Nock); Charles Dance (Comandante Denniston); Mark Strong (Stewart Menzies)

Duración: 114 minutos

País: Reino Unido y estados Unidos

Año: 2014

Distribuye: Tripictures

[/tab][/tabs]

 Germán Esteban Espinosa


The imitation Game nos demuestra la majestuosa calidad interpretativa de Benedict cumberbatch, mediante la cual encarna a Alan Turing, considerado el abuelo de la computación, en su carrera contra el tiempo para conseguir desencriptar el código Enigma de los nazis, y así poder contrarrestar la inteligencia militar alemana.

Lo primero que llama la atención de la película es el equipo técnico que la compone, que demuestra que el cine se va globalizando, no solo en su distribución, que ya está más que consolidada, sino en sus medios de producción y en los trabajadores que hacen posible la realización de las películas.

Empecemos por el director, de procedencia noruega, igual que los responsables de la nueva entrega de Piratas del Caribe. Sigamos por su director de fotografía, Óscar Faura, español que da el salto definitivo de su carrera tras participar en producciones de calidad como El orfanato (2007) y Los ojos de Julia (2010), o ser miembro del equipo de iluminación en El Maquinista (2004).

The imitation game (2014) - Morten Tyldum - Keira Knightley - Matthew Goode - Allen Leech - Matthew Beard - Benedict Cumberbatch - Germán Esteban Espinosa

El guionista no deja de sorprendernos, ya que toda adaptación cinematográfica de un discurso literario plantea numerosos dilemas y tomas de decisiones, y muchas veces se produce un desastroso trasvase discursivo que trae consigo la realización de una mala película. Sin embargo, pese a ser este su primera experiencia en la escritura de largometrajes, su trabajo merece nuestra admiración, al lograr diálogos ágiles, y una construcción admirable de los personajes mediante sus acciones, puntualmente perfeccionadas por la ingeniosa labor visual del director.

Todo esto correría el riesgo de quedarse inconexo si no fuera por el gran trabajo actoral del reparto, encabezado por Benedict Cumberbatch, famoso entre otras cosas, por encarnar a Sherlock en la serie británica de Steven Moffat. Cumberbatch demuestra su versatilidad para encarnar cualquier tipo de papel, como demostró en la segunda entrega del relanzamiento cinematográfico de Star Trek. No obstante, parece poseer una especial habilidad para encarnar personajes con algún problema mental, ya sea el Síndrome de Asperger de la presente película; o el asperger mezclado con egolatría obsesiva del creador de Wikileaks en El quinto poder (2013).

The imitation game (2014) - Morten Tyldum - Benedict Cumberbatch - Germán Esteban Espinosa

Sus gestos, su falta de expresividad cuando no es necesaria, lo bien que reacciona a los estímulos, los silencios perfectamente medidos frente a dobles sentidos e ironías de su ambiente, unidos a la potencia de su expresión facial, le hacen merecedor de una candidatura favorita para los Globos de Oro, y probablemente para los Óscar. Se come al resto de actores de la película, pese a que el trabajo de los secundarios sea también bueno. Con sus expresiones y su actitud corporal consigue transmitir toda la complejidad psicológica de su personaje, así como rezumar su inocencia e ingenuidad.

Krira Knightley siempre es de agradecer, por su buen hacer interpretativo, así como el resto del reparto, en el que destaca Matthew Goode, que muchos recordarán de su papel de Ozymandias en Watchmen (2009). También mencionaremos a Mark Strong, en su papel de representante del MI-6, y la aparición de Charles Dance, que ya es inseparable de su álter ego televisivo Tywin Lannister, y que vimos hace poco en la mal desarrollada Drácula: La leyenda jamás contada.

Con todos estos ingredientes, The imitation game articula una película ágil, llena de emoción y un afilado humor que se fundamenta más en los silencios y lo visual que en el chiste fácil. Tiene el acierto de escapar de los convencionalismos, por ejemplo en su manera de combinar tres épocas diferentes de la vida del protagonista sin seguir un orden lógico de la narración, consiguiendo el mismo efecto positivo de articulación coherente de la trama, pero sin resultar en absoluto previsible.

The imitation game (2014) - Morten Tyldum - Keira Knightley - Mark Strong - Benedict Cumberbatch - Germán Esteban Espinosa

La música, encargada al mismo compositor de la nueva película de Angelina Jolie, y de la genial Grand Hotel Budapest, consigue articular las tres épocas y transitar con facilidad por la acción, sobre todo a través de las largas secuencias de montaje, empleadas para resumir la trama y acortar el tiempo. La secuencia de montaje más típica es la de un calendario cuyas hojas se van arrancando; o la de una sucesión encadenada de portadas de periódico. Sin embargo, aquí se muestra su evolución, comparando el trabajo intelectual con las carreras del protagonista, mientras que la banda sonora hace que la consciencia del espectador no se dé cuenta del artificio del director y tome la secuencia como algo natural y lógico.

Es sin duda una apuesta fuerte para los Óscar. Parece indicar un acuerdo tácito para hacer de estas navidades la Navidad de los “biopics”, de las biografías cinematográficas. No obstante, de las tres vidas trasvasadas al cine, la del abuelo de la computación, Alan Turing, es con diferencia la mejor, seguida a continuación de Big Eyes e Invencible.

[toggle title=”Dato cinéfilo”]Cumberbatch se metió tanto en su personaje que llegó a sufrir alguna recaída emocional en su vida privada. Además, El New York Times colaboró con la difusión de la película publicando, el 27 de noviembre de 2014, fecha de su estreno en Estados Unidos, el mismo crucigrama que pone como prueba Alan Turing en la película, ofreciendo a los ganadores un viaje a Londres.[/toggle]

Continúa el camino...
assassins creed
Assassin’s Creed: tan mala que parece una parodia del videojuego
Superman Tierra Uno Vol 2. Brillos y efectos espectaculares
Superman Tierra uno Vol 1: La actualización del mito
Ahora me ves 2
Ahora me ves 2: Magia y diversión aseguradas de nuevo

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar