Home > Cine > Jeff Bridges

Jeff Bridges

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]

"R.I.P.D. Departamento de policía mortal" (2013) - Robert ScwentkeTítulo: R.I.P.D. Departamento de policía mortal

Director: Robert Scwentke

Guión: Phil Hay, Matt Manfredi, David Dobkin

Producción: Michael Fottrell, Neal H. Moritz, Mike Richardson

Director de fotografía: Alwin H. Küchler

Reparto: Jeff Bridges (Roy); Ryan Reynolds (Nick); Kevin Bacon (Hayes), Mary-Louise Parker (Proctor), Stephanie Szostak (Julia); Robert Knepper (Stanley Nawlicki); Devin Ratray (Pulanski)

Duración: 96 minutos

País: Estados Unidos

Año: 2013

Distribuye: Universal

[/tab][/tabs]

Germán Esteban Espinosa

El director de la fantástica RED (2010) se une al guionista de las no tan brillantes Furia de Titanes (2010), Aeon Flux (2005) y El Esmoquin (2002), para traernos una producción con un argumento extraño, que al principio parece hasta ridículo, pero en el que conseguimos entrar y disfrutar gracias al inconmensurable carisma del actor Jeff Bridges.

En el siglo XXI el planeta está tan superpoblado que los agentes de Dios carecen de la capacidad de respuesta suficiente como para juzgar a los millones de personas que mueren cada día, por lo que algunas almas se escapan y habitan sus cuerpos muertos. Por ello se creó un departamento de policía especial, formado por agentes muertos, cuyas almas se introducen en avatares que se dedican a perseguir y encarcelar a estos “zombies”, bautizados como “diñados”.

Bridges y Reynolds, agentes en RIPD

El principio in media res no es nada prometedor, con un monstruo barrigudo completamente artificial, y un narrador protagonista encarnado por Ryan Reynolds que no consigue sintonizar bien con el público maduro. Sin embargo, todo cambia cuando Reynolds llega al departamento de policía mortal. Allí se presenta el Marshall Roy, interpretado por Jeff Bridges, que con su talento y su personaje flemático, que mezcla el pasotismo y la filosofía de “El Nota” de El Gran Lebowski (1998), con la fiereza y nostalgia del protagonista de Valor de Ley (2010), consigue aportar la base de seriedad y gran humor negro que la cinta necesita.

Jeff Bridges es un actor todoterreno, que consigue perfectamente sus objetivos. Si hubiera sido otro, probablemente hubiera interpretado a un Roy histriónico, exageradamente sobreactuado. Pero Bridges consigue llegar al punto necesario de excentricidad, contrarrestándolo con unos ojos que comunican en todo momento seriedad, abatimiento y madurez. Kevin Bacon parece no salir del personaje de malo en el que películas como El hombre sin sombra (2000) lo han encasillado. No obstante, es un gran profesional, y está correcto en su interpretación. Los gag visuales, siempre presentes, terminan resultando graciosos, gracias a que el público ya ha empatizado con el vaquero y disfruta de lo lindo con la película.

Jeff Bridges

Su 3D está caramente insertado a posteriori. Si el espectador se quitara las gafas durante parte de la proyección, descubriría que algunos planos pueden verse perfectamente sin los filtros polarizadores. No obstante, el 3D siempre ayuda a eliminar el penoso efecto que causa el tembleque de la cámara en las cintas de acción, temblor que únicamente ha sido bien utilizado en el primer episodio de Cruce de caminos (2013). El diseño claramente artificial de los ‘diñados’ se vuelve realista gracias a la soberanamente buena interpretación de Devin Ratray, actor entrado en carnes muy poco conocido, con papeles como el de hermano mayor gordo del protagonista de Solo en casa (1990).

En definitiva, no es una película que valga mucho, pero lo cierto es que uno sale del cine con una sonrisa en la boca, tras haber disfrutado de buenas dosis de humor, gracias al fuerte vínculo empático que nos une con Roy, que consigue incluso hacer digerible el complejo de Peter Pan adolescente que sufre el personaje de Ryan Reynolds.

[toggle title=”Dato cinéfilo“]La industria del cine está muy amenazada por culpa de la piratería, que es un delito que hace mucho daño, y que como siga así producirá la extinción del negocio. Esto lo demuestra la mala marcha que ha tenido esta producción en Estados Unidos. Con un coste aproximado de 130 millones de dólares, en los que suponemos que se incluyen los costes de publicidad; tan solo ha recaudado 33.085 millones de dólares desde el 21 de julio, cuando se estrenó, hasta el 1 de septiembre.[/toggle]

Continúa el camino...
assassins creed
Assassin’s Creed: tan mala que parece una parodia del videojuego
Superman Tierra Uno Vol 2. Brillos y efectos espectaculares
Superman Tierra uno Vol 1: La actualización del mito
Ahora me ves 2
Ahora me ves 2: Magia y diversión aseguradas de nuevo

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar