Home > Cine > Ignacio de Loyola: guerrero al servicio del Señor

Ignacio de Loyola: guerrero al servicio del Señor

Ficha técnica

Título: Ignacio de Loyola

Director: Paolo Dy y Cathy Azanza

Guión: Paolo Dy, Cathy Azanza

Producción: Jesuit Commnuications Foundation

Fotografía: Lee Meily

Música: Ryan Cayabyab

Reparto: Andreas Muñoz, Javier Godino, Julio Perillán, Gonzalo Trujillo, Isabel García Lorca

Duración: 118´

Año: 2016

País: Filipinas /España

Jorge Velasco
@JorgeVF88


Últimamente parece que hay un boom de las películas hagiográficas en España. Y bendito sea Dios que se hagan este tipo de historias si es para dar a conocer la vida de un santo. Recientemente ha sido el cineasta Pablo Moreno, que desde 2010 con su Pablo de Tarso, ha dado rienda suelta a numerosas historias de santos y mártires españoles en historias como las de Un dios prohibido (2013), Luz de Soledad (2016) y Poveda (2016), y ahora llega una nueva historia, pero en este caso de un cineasta nuevo, Paolo Dy, filipino, junto a Cathy Azanza, que gracias a la productora de los Jesuítas de la misma nación han conseguido financiar la historia de este apasionante personaje que lo dejó todo para seguir a Dios: Ignacio de Loyola.

La trama gira entorno a la vida del soldado navarro Íñigo de Loyola. El cual, tras ser herido en batalla renuncia al ejército. Mientras se recupera en casa de las fatales heridas, su familia le entretiene con libros de vidas de santos con los que profundizó su fe católica. Una vez recuperado, decide emprender un nuevo camino a modo de peregrinación hasta Montserrat, allí, comienza a vivir de una forma nueva y a labrar nuevas batallas de una forma diferente. Se despoja de todo bien que le amarre a la tierra y empieza a vivir para Dios. Y en ese camino, en ese peregrinaje, entabla numerosas batallas frente a los problemas del hombre, frente a su pasado, frente a sí mismo, frente al diablo… Todo para acabar venciendo a las sombras y formar parte del ejército de la luz y fundar la Compañía de Jesús, para llevar la palabra de Dios a todos los lugares aún por cristianizar.

Ignacio de Loyola
Ignacio de Loyola en un fotograma de la película

Según la trama podemos estar ante una vida más de un santo. Y el espectador reáceo a las tramas hagiográficas por su ñoñismo patente en muchas de ellas puede incluso mirar a otro lado de la cartelera cuando vea dicho filme. Pero no estamos ante este tipo de historias. La vida de San Ignacio es mucho más apasionante que las de otros santos si cabe. Es cierto que el cine de telefilme italiano que ha hecho numerosas producciones de este corte en varias ocasiones ha caído en el sentimentalismo fácil. También las producciones de bajo presupuesto han hecho posible que el resultado final de los productos sea el finalmente mostrado. Y en este caso estamos a caballo entre una producción de telefilme italiano católico y una película de aventuras algo mejor rodada que sus antecedentes. Y esto es difícil dado la dificultad para rodar este tipo de historias y hacerlas creíbles y no demasiado sentimentalistas.

Lo más complicado de este tipo de historias es recrear las partes místicas, y estamos en este caso, ante una película que lo salva bastante bien. De hecho, es probablemente, la parte más interesante de la película, su lucha con el demonio y la nueva vida religiosa de este guerrero y su combate contra la Inquisición para poder predicar sus Ejercicios Espirituales.

La película, para lo que hay ahora en cartelera es de lo mejorcito, sin llegar a ser una obra maestra. Está bien rodada y bien interpretada por rostros de la pequeña pantalla que seguro a más de uno sonarán de haberlos visto en diferentes series de televisión. También podemos decir que es una película familiar, donde hay aventuras, amor, acción, y misericordia. Sin duda, un compendio de valores que en muy pocos filmes encontrarán en estos días.

Sería bueno darle una oportunidad a esta historia. Su trayecto en taquilla dependerá del público en este primer fin de semana, y esperemos que funcione bien el boca-oído. Cuesta mucho que se evangelice en el cine, y el espectador católico debe apoyar este tipo de iniciativas.

Continúa el camino...
La belleza desarmada: solución a los problemas del hombre
Falcó: en tiempos de guerra…
‘Z. La ciudad perdida’: un viaje intelectual hacia el asombro
El héroe de las mil caras: psicoanálisis del mito

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar